“No esperamos silencio por respuesta”

Soy una prima del último recluso muerto [el 2 de septiembre] en la prisión de Nanclares de la Oca (Araba) (...). Es muy duro tener a tu hijo durante seis días en casa lleno de vida y que se vaya de vuelta a prisión, hable con su madre para decirle “mamá he llegado bien, no te preocupes” y siete horas después te enteras por una llamada, fría y escueta, de que tu hijo ha muerto, sin saber a qué se debe su muerte, ni cómo ha pasado. No es humano que nos tengamos que enterar por la prensa y la TV de cómo ha muerto nuestro familiar... ¿Alguien puede explicar qué pasó durante esas siete horas?

Carta Abierta de la familia de José Andrés L.S.M.
15/05/06 · 18:53
Edición impresa

Soy una prima del último recluso muerto [el 2 de septiembre] en la prisión de Nanclares de la Oca (Araba) (...). Es muy duro tener a tu hijo durante seis días en casa lleno de vida y que se vaya de vuelta a prisión, hable con su madre para decirle “mamá he llegado bien, no te preocupes” y siete horas después te enteras por una llamada, fría y escueta, de que tu hijo ha muerto, sin saber a qué se debe su muerte, ni cómo ha pasado. No es humano que nos tengamos que enterar por la prensa y la TV de cómo ha muerto nuestro familiar... ¿Alguien puede explicar qué pasó durante esas siete horas? Su madre tiene el derecho a saber qué pasó (...) ¿Quién me lo puede explicar? Una persona con 31 años, llena de vida y con planes de futuro, no puede acabar así su vida. Esperamos que se investigue cómo ocurrió esta muerte y que se depuren las correspondientes responsabilidades, lo que es inaceptable es que a las personas que están presas allí nos las devuelvan en ataúdes. Ni que decir tiene, si es verdad que mi primo murió por una sobredosis, que nos preguntamos cómo pudo conseguir la droga, cuando se supone que la cárcel es el "no va más" de la seguridad (...) A esa madre no le van ha devolver a su hijo vivo, pero por lo menos que esto acabe ya, y que pongan una solución, se dejen de tanta palabrería y hagan algo. Que esta sociedad despierte y vea lo que está pasando en las cárceles. Cerramos los ojos y decimos: “como a mí no me toca, allá lo que pase con ellos”. Pues no, esto no puede seguir así, ayuden a que mejore. Y a los organismos capacitados para poner una solución, les digo “háganlo ya”, no esperen a que haya más muertes... y que el nuestro sea el último que muere en prisión (...) No esperamos silencio por respuesta.

Más información: [Ir a salhaketa->salhaketa@salhaketa.euskalnet.net]

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto