Juicio por el pantano imposible

Nadie va a llenar el pantano de Itoiz. Y
hoy mismo ni se haría la presa. El peligro
de llenarlo hasta arriba y la fantasía
embaucadora de “salvación de la agricultura”
es del dominio de todos. Lo
reconozcan o no. La nueva cultura del
agua -esa rara cordura- se va imponiendo.
Pero el negocio del hormigón
está hecho. Seguramente fallará el
negocio del trasvase hacia el (turismo)
inmobiliario depredador del Levante.

Campaña 24 de Julio (Zaragoza)
21/06/07 · 0:00
Edición impresa

Nadie va a llenar el pantano de Itoiz. Y
hoy mismo ni se haría la presa. El peligro
de llenarlo hasta arriba y la fantasía
embaucadora de “salvación de la agricultura”
es del dominio de todos. Lo
reconozcan o no. La nueva cultura del
agua -esa rara cordura- se va imponiendo.
Pero el negocio del hormigón
está hecho. Seguramente fallará el
negocio del trasvase hacia el (turismo)
inmobiliario depredador del Levante.

Eso sí, los que osaron interponerse a
semejante fraude lo pagarán. Iñaki e
Ibai, de Solidarios con Itoiz, ya pasaron
por la cárcel. Ahora a 19 personas las
van a juzgar el 24 de julio por la resistencia
no violenta al desalojo del pueblo
de Itoiz en junio de 2003. Piden
contra ellas nueve meses de cárcel y
una indemnización conjunta de 48.000
euros. Los 48.000 salen de la suma
que ha hecho el fiscal con las horas
extras de los policías forales, la comida
y la priva que se metieron en los bares.

Para resistir el desalojo, estas 19 personas
se esposaron y encadenaron a
casas del pueblo. La acción de forales y
operarios de las excavadoras puso en
peligro seriamente sus vidas e integridad.
La ebriedad de algunos policías
hizo temer lo peor. Luego te echan por
la tele unos reportajes sobre ecologistas
de países lejanos que se encadenan
a los árboles para impedir su tala.
Exigimos su absolución.

Tags relacionados: Itoiz
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto