¿A dónde vamos?

Estoy totalmente de acuerdo con el escritor
Eduardo Galeano cuando dice:
“vamos directos al desastre, pero, joder,
¡en qué coches!”. No queremos abrir los
ojos a la realidad del cambio climático
provocado por la mano del hombre. Mis
padres hablaban de manantiales que yo
ya no conocí y los manantiales que yo
conocía se secaron hace años. Los arroyos
también. Los árboles están enfermos.
He visto cómo han desaparecido
algunas especies de aves y mamíferos.
Gandhi decía: “La tierra ofrece recursos

Carmen Raso Périz (Huesca)
03/04/08 · 0:00
Edición impresa

Estoy totalmente de acuerdo con el escritor
Eduardo Galeano cuando dice:
“vamos directos al desastre, pero, joder,
¡en qué coches!”. No queremos abrir los
ojos a la realidad del cambio climático
provocado por la mano del hombre. Mis
padres hablaban de manantiales que yo
ya no conocí y los manantiales que yo
conocía se secaron hace años. Los arroyos
también. Los árboles están enfermos.
He visto cómo han desaparecido
algunas especies de aves y mamíferos.
Gandhi decía: “La tierra ofrece recursos
para satisfacer las necesidades de
todos, pero no la avidez de cada uno”.
La madre Tierra ofrece sus recursos a
todos y cada uno de sus hijos por igual.
Sucede que muchos depredan sin el
menor escrúpulo, más bien haciendo
ostentación de ello, y acumulan innecesariamente
o derrochan y dispendian
mientras que el 80% de sus semejantes
carecen de lo necesario para subsistir.
El proyecto de ‘Gran Scala’, en los Monegros,
es el último y el peor ejemplo de
este camino suicida que hemos tomado.
Peor, por todo el vicio, corrupción, adicciones
destructivas, drogas y turbios
manejos que se mueven alrededor de
estos negocios del juego a semejante
escala. Es preciso que empecemos a
respetar a esta maltratada madre Tierra y
que economicemos sus mermados recursos
para que en el futuro nos permitan
cubrir lo que verdaderamente son necesidades.
No tenemos derecho a seguir
derrochándolos. Tenemos el deber para
las generaciones futuras de dejarles el
planeta, al menos, en las mismas condiciones
que estaba hace sólo 50 años,
pues como aseguran los científicos, ésta ha sido la etapa más depredadora de
toda la historia de la humanidad.

Tags relacionados: Eduardo Galeano cambio climático
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto