Agua

Estaba en el Ministerio de Sanidad y
Consumo en un encuentro para conocer
las medidas gubernamentales de
control de gasto farmacéutico que pretenden
contribuir al sostenimiento del
sistema público de sanidad. Nos dieron
a todos los que estábamos una
botella de agua envasada en plástico
PET (con mejores calidades de reciclaje)
y sus correspondientes vasos del
mismo material.

Santiago González (Zaragoza)
20/10/06 · 20:11
Edición impresa

Estaba en el Ministerio de Sanidad y
Consumo en un encuentro para conocer
las medidas gubernamentales de
control de gasto farmacéutico que pretenden
contribuir al sostenimiento del
sistema público de sanidad. Nos dieron
a todos los que estábamos una
botella de agua envasada en plástico
PET (con mejores calidades de reciclaje)
y sus correspondientes vasos del
mismo material.

Ante la paulatina desaparición de los
departamentos de agua de las instituciones
públicas, su conversión en
algún caso a empresas (públicas) del
agua (con estudio para su privatización
posterior como el Canal de Isabel II), la
reiteración de concursos para la gestión
privada de mantenimiento de la
red de agua, alcantarillado, potabilización
y su tratamiento y el auge de
empresas como Aguas de Barcelona,
Suez, etc., y el contemporáneo y creciente
consumo de agua embotellada
(y de propaganda sobre el deterioro de
la calidad del agua del grifo), vemos
que estamos socavando nuestro futuro
al permitir que las relaciones de poder
inunden nuevas parcelas de nuestras
necesidades vitales.

¿Por qué no, con naturalidad, forzamos
la mejor calidad de suministro de
agua de grifo y rechazamos socialmente
el uso y consumo de agua embotellada?

Tags relacionados: Barcelona Isabel II
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto