Manifestación del movimiento feminista
Gasteiz, 9 de abril: Contra la violencia machista

La autora aborda las distintas propuestas de la convocatoria realizada por el Movimiento Feminista de Euskal Herria el próximo sábado contra las violencias machistas bajo el lema Feministok prest!

08/04/16 · 0:43

Natalie, in memoriam

De la rabia y la impotencia, saldrá nuestra fuerza
Nosotras no olvidamos.

Cuando ya estamos ultimando los preparativos de la manifestación del sábado en Gasteiz, bajo el lema "11 eraso, 12 erantzun. Feministok prest! Vuestras violencias tendrán respuesta", nos llega la noticia del asesinato de una mujer de 34 años, Natalie Van Dut, en Bidarte, por el que fuera su pareja y padre de su hijo de nueve años. Ya había sido condenado el año pasado por agresiones, pero no ingresó en la cárcel. Después de propinarle una paliza a su mujer, que ha muerto hoy, se suicidó, el pasado día 4.

Así que el tono lúdico que manteníamos hasta ahora, preparando todo tipo de actos para el sábado, -entre los que cobra importancia la música, la fiesta y el baile-, a la fuerza se nos ha tornado bajo y triste. La realidad, tan tozuda como siempre, y tan fiel a sí misma, pone en presente lo que queremos denunciar el sábado, y venimos denunciando todos y cada uno de los días. La violencia machista campea por sus fueros. Con denuncias, con condenas, con amenazas reiteradas, estos hombres asesinan impunemente a mujeres, que muchas veces son o han sido sus esposas. Antes de ello, las diversas manifestaciones de la violencia, hacen no vivibles las vidas de las mujeres. “Nos matan y no nos dejan vivir”, se leía en una pared olvidada de un pueblucho. Aún así, queremos extender el sentido de nuestra protesta y lanzar a los cuatro vientos la campaña, que ya llamamos “Feministok Prest!”.

Nos agredirán once veces y nosotras responderemos once veces y una más.

Lo primero que destaco de esta movilización es la convocatoria realizada por el Movimiento Feminista de Euskal Herria. Cientos de grupos feministas, de cualquier pueblo, de las capitales, de las ciudades, grandes y pequeños, estamos aunando esfuerzos para que aparezca con su protagonismo obligado el Movimiento Feminista Organizado. No solamente cobra protagonismo el movimiento para la convocatoria del sábado y de todas las actividades, sino que las respuestas que se anuncian y prometen van a ir de la mano de las feministas. Si hay que responder ya estamos dispuestas y preparadas. Ya sabemos lo que queremos hacer y estamos en ello. Esto quiere decir nuestra consigna. Nos agredirán once veces (en euskera once=hamaika, tiene el significado de infinidad de veces) y nosotras responderemos once veces y una más. Este es el sentido de la consigna. No nos vamos a cansar, siempre vamos a contestar y vamos a responder.

 

Además, merece destacarse, que la convocatoria ha recibido apoyos de más de doscientos cincuenta grupos y colectivos, de todo tipo, especialmente peleones y reivindicativos. Además, por su puesto, cientos de firmas individuales de apoyo. Queremos visibilizar que la sociedad vasca se siente realmente concernida por las violencias machistas y en estas respuestas llamamos también a que nos apoyen. Queremos dejar claro que si hablamos de violencias machistas en plural, tiene una clara intencionalidad. La violencia a la que nos referimos es mucho más amplia y abarca más casos, de los que la raquítica ley aprobada por el gobierno de Madrid en el año 2004 señala como violencia de género. Nos referimos a la violencia estructural que articula la dominación patriarcal, la violencia que ejercen los hombres contra las mujeres para mantener la dominación y para perpetuar el dominio y la sumisión de las mujeres. Esta violencia, además de ser ejercida individualmente por machos concretos y/o en cuadrilla, se escuda y se asienta en el sistema más amplio de dominación de esta sociedad. Que por supuesto está asentado en el sistema policial y judicial que no pone solución eficaz ni siquiera a los casos más graves y los más predecibles, como son los asesinatos llevados a cabo por las propias parejas.

Esta construcción binaria de hombres y mujeres construye los modelos de relación entre los hombres y las mujeres, que abocan en las violencias machistas. Si nuestra denuncia tiene una fuerza especial y específica, es porque no queremos quedarnos únicamente en las agresiones físicas más brutales, o en la violencia psíquica que deriva en enfermedad mental, sino que traspasamos los umbrales de las definiciones al uso y nombramos otras violencias machistas graves, que nos agreden diariamente y que a menudo son la base necesaria para llegar a la violencia más bestial, sin posibilidad de respuesta por parte de mujeres a las que se les ha segado la autoestima. Estamos hablando de la amenaza, el acoso, el insulto, la humillación, la vejación pública, el menosprecio permanente, la tertulia acosadora de mujeres, la persecución vía redes y medios de comunicación, la descalificación personal en los debates políticos... ¿A qué os suena esto de que llamen zorras a nuestra políticas preferidas y de izquierdas, independentistas y feministas? ¿Y el insulto “feminazi” a las mujeres que denuncian públicamente a los acosadores? También parece que  hay algún “listillo”, con títulos y todo, al que no le gusta que las alcaldesas sean pescateras. 

Denunciamos esta violencia permanente, que no para de "secundarizar" a las mujeres, para "pre-potenciar" a los hombres, está fundamentalmente inscrita en el ADN de la derecha más conservadora y de la Iglesia Católica. Es eso que llamamos violencia simbólica, que construye y perpetua los roles de sumisión y dominio. Esta construcción binaria de hombres y mujeres, masculinos y femeninas, impuesta por los procesos de socialización hegemónicos es la que construye de forma persistente los modelos de relación entre los hombres y las mujeres, que abocan en las violencias machistas.

Nosotras llevamos años denunciando las violencias machistas allá donde se producen, en todas sus expresiones. Estamos respondiendo con contundencia a las agresiones. Y no vamos a consentir que criminalicen nuestras respuestas colectivas de autodefensa feminista. Feministok Prest!

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto