Por qué fracasó Ahora en Común

En un cuenco, a la entrada de mi casa, hay una chapa en la que se puede leer la inscripción “Ahora en Co­mún”. Segu­ramente por el mundo haya muchas otras chapas con esa misma inscripción. Lo reseñable de ésta es que remite a un Ahora en Co­mún algo anterior al Ahora en Común que todas conocemos, que no apuntaba a las elecciones generales, sino a otro objetivo, uno previo.

, profesor de Filosofía de la Universidad de Zaragoza y firmante del manifiesto ‘Ahora en Común’
10/11/15 · 7:00
Edición impresa
Pablo Iglesias, durante la asamblea ciudadana de Podemos celebrada en octubre de 2014, / Dani Gago / DISO Press

En un cuenco, a la entrada de mi casa, hay una chapa en la que se puede leer la inscripción “Ahora en Co­mún”. Segu­ramente por el mundo haya muchas otras chapas con esa misma inscripción. Lo reseñable de ésta es que remite a un Ahora en Co­mún algo anterior al Ahora en Común que todas conocemos, que no apuntaba a las elecciones generales, sino a otro objetivo, uno previo. Un objetivo que, para sorpresa de muchos, se consiguió.

Inicialmente, la expresión Ahora en Común fue lanzada en el contexto de la campaña para las elecciones municipales, con motivo del encuentro en Madrid de algunos de los que luego llegarían a convertirse en alcaldes y alcaldesas del cambio. El éxito de las candidaturas de confluencia ciudadana en las elecciones del 24M generó una onda expansiva de ilusión. Un cierto deseo colectivo, difuso pero no por ello menos intenso, tomó como objeto este proyecto de confluencia para las generales y lo adscribió a la marca, al nombre de Ahora en Común como proceso ciudadano de asalto a las instituciones del Estado, al Congreso y al Senado. Surgió como un espectro que, pronto, quizá demasiado pronto, comenzó a materializarse. Ya en junio, el fantasma de Ahora en Común recorría España. Primero bajo la forma de manifiesto, luego bajo la forma de asambleas y de grupos virtuales.

La celeridad del paso a la materialidad no es consecuencia de un proceso de crecimiento y de autoorganización interna, sino un efecto de dinámicas externas que imponían unos ­ritmos rápidos de respuesta. En concreto, de la precipitación de las primarias internas en Podemos. La cúpula de Podemos, especialmente su sección errejonista y, muy probablemente, contra los intereses de Pablo Iglesias, adelantó lo más posible la configuración de las listas para las generales, con el objetivo de producir un cierre del partido que asegurase las posiciones de poder internas. Desde hacía meses y desde muy diversos sectores, tanto internos como externos, se había venido exigiendo la apertura de Pode­mos y un mayor grado de democracia interna, así como un cambio de estrategia que lo alejara de las posiciones centristas en las que Ciuda­danos había empezado a hacerse fuerte. La hipótesis de Vistalegre de una máquina electoral capaz por sí sola de ganar las elecciones se había demostrado falsa.

La celeridad del paso a la materialidad de Ahora en Común es consecuencia de las primarias internas en Podemos

Iglesias y Errejón, en un gesto que fue expresión al mismo tiempo de suma torpeza y de tacticismo político, en lugar de iniciar un proceso de hibridación y apertura controlada que les hubiera permitido no sólo ampliar sus expectativas de voto sino, también, dar un salto cualitativo hacia una forma de organización más compleja y plural, y, por ello mismo, más potente, lo que hicieron fue lanzar unas primarias como mecanismo de depuración de los sectores críticos. Es frente a ese gesto de cierre que Ahora en Común se materializa, en continuidad con las propuestas que venían exigiendo abrir Podemos. Cuando se lanza el Mani­fiesto Ahora en Común, en apenas 24 horas se recogen 18.000 firmas. Des­de ese instante el deseo colectivo no hace sino alejarse de su forma espectral para encarnarse en cuerpos concretos y en procesos colectivos.

La primera asamblea de Ahora en Común tiene lugar en Aragón. La afluencia es masiva. Reúne a gente de muy diversa procedencia. El proceso de materialización continúa rápido. En un acto en Madrid se lanzará la propuesta de confluencia ciudadana para las generales. En él estarán presentes los promotores de Ahora en Común, pero junto a quien en esta ocasión ejerce de portavoz del proyecto se sentarán Alber­to Garzón, la Talegón y otros. En cualquier caso, tras el acto en Madrid comienzan a brotar como setas asambleas de Ahora en Común por todo el territorio del Estado español. En general se trata de asambleas altamente plurales en las que, entre otros, se integran los sectores críticos de Podemos. Por otro lado, la materialización de un Ahora en Común estatal se consolida a través de una caótica organización virtual en la que participa una población heterogénea, con un marcado perfil quincemayista.

Aún estamos en julio, y las asambleas territoriales se preparan para atravesar el desierto político de agosto. Se organizan grupos de trabajo, se lanzan líneas de debate. El plan­teamiento vertebrador es claro, quizá demasiado: lanzar un proceso desde abajo que resulte en la convocatoria de unas primarias abiertas a todos y todas, y en las que las distintas organizaciones, incluido Pode­mos, presenten a sus candidatos. Ante semejante reto, la cúpula podemita y sus fieles responden con dureza abandonado el proyecto, en ocasiones boicoteando y, en los medios de comunicación, desprestigiándolo.

El sector crítico más fuerte dentro de Podemos, los restos de la antigua Izquierda Anticapitalista, muy desgastado, decide no entrar a jugar sus bazas

La estrategia de la cúpula de Pode­mos responde claramente a que Ahora en Común llega a aparecer en cierta fase como una alternativa factible frente a la hipótesis verticalista de Vistalegre. Esta estrategia le ­sirve, además, para evitar que se produzcan procesos de autoorganización de los sectores críticos de Pode­mos, así como la posible alianza de dichos sectores con los sectores más movimentistas previamente implicados en el municipalismo. Sin embargo, y esto va a ser clave, el sector crítico más fuerte dentro de Podemos, los restos de la antigua Izquierda Anti­capitalista, muy desgastado, decide no entrar a jugar sus bazas. Eche­nique, por su parte, quizá demasiado prudente, también da un paso atrás. Así las cosas, quien no dudará en entrar en Ahora en Co­mún será IU y cada una de las mal avenidas familias que la conforman. Bajo un fuerte ataque dirigido desde el sector oficialista de Podemos y con los más importantes sectores críticos de Podemos fuera de juego, los sectores municipalistas y quincemayistas se quedan solos ante el empuje de la máquina de captura de IU. El resultado de estas dinámicas se concretará en la asamblea estatal que tiene lugar a principios de septiembre cuando se produce el desembargo definitivo de IU.

En esta coyuntura de fuerte deterioro de la democracia interna, el grupo promotor de Ahora en Común asociado al municipalismo deja el proyecto. Se decide reservar el partido, que había sido registrado al mismo tiempo y por la misma gente que había impulsado el manifiesto, para aquellos ya improbables procesos locales que se adecúen a la propuesta inicial, esto es, que cuenten con unas primarias abiertas en las que participen todos, incluido Podemos. El resto de candidaturas tendrá que buscar otra marca electoral. La elegida por todas las asambleas bajo control de IU será Unidad Popular.

Por el momento y si nada cambia, frente al fracaso del fantasma de Ahora en Común, la ultraderecha posmo, el lado oscuro del 15M, algo muy semejante al demonio excremental del Gólgota del que nos hablase Kevin Smith en su película Dogma, está llamando a tu puerta. Tu amigo y vecino, Albert Rivera.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

20

  • |
    Mig
    |
    14/11/2015 - 2:41pm
    Creo que sólo desde el sectarismo o la ingenuidad se puede hablar de los promotores de AeC como «sector pro-Podemos» La iniciativa era hacer un proceso abierto ciudadano precisamente más abierto que el de Podemos y a su vez abierto a gente de Podemos y de todas partes; y mi impresión es que desde este núcleo la iniciativa era sincera pero ingenua; pero definitivamente no era Pro-Podemos ni anti-Podemos; cree el ladrón que todos son de su condición. Independientemente de los errores propios de Podemos me parece que la iniciativa estaba abocada desde el principio a no contar con Podemos y acabar siendo una OPA fallida controlada por IU. Y no por mala fé sino por el contexto y las carencias de todos. Yo lo digo claro, soy afiliado de Podemos (aunque no un palmero) pero a nivel local soy mucho más afín (personalmente y en determinadas cosas políticamente) con la gente de izquierdas vinculada a Ganemos que hizo suyo AeC que con la pandilla de cuatro imbéciles trepas del Podemos local que se robaron el círculo desde el principio y que están por detrás de los primeros en todo menos en atrevimiento e ignorancia . Pero para las generales AeC me pareció , independientemente de buenas voluntades, que no podía dejar de ser poco más que una OPA hostil a Podemos. Lo más sensato habría sido que IU se presentara por su cuenta y si se querían hacer convergencias de base de verdad, que se hicieran sin las prisas de las generales (ya que las prisas por las generales de hecho determinan muchos de los errores de Podemos) no acabar con IU 2.0 travestida de 15M. Porque yo he seguido de cerca las primarias de AeC y a la hora de votar ¿qué se ha visto sino la locomotora de IU y cuatro sectores marginales? ¿Dónde estaban las propuestas programáticas de cada uno de ellos? Porque unas primarias donde se votan caretos muy majos sin ningún tipo de propuestas... Por favor, hasta en las deficientes votaciones de Podemos tan criticadas por las listas plancha había programas claros de las diferentes opciones . Por lo demás muy de acuerdo con los mensajes de Jonás que leo aquí. Hasta la última palabra. Así que me ahorro extenderme más.
  • |
    Joaquín
    |
    12/11/2015 - 2:45pm
    salvo para el buenismo, era obvio que lo de ciudadanos ocurriese, tú siempbras, otros recogen: http://joaquinrobledo.blogspot.com.es/2014/02/palabras-transgenicas.html
  • |
    J, César
    |
    12/11/2015 - 12:06am
    Desde el principio Alberto Garzón desembarcó sin ambajes: Salón de Bellas Artes, 10 de julio de 2015 https://www.youtube.com/watch?v=p9BQ4GRfaEw
  • |
    jonas
    |
    11/11/2015 - 9:32pm
    mira, más sencillo, aec quería ser la siguiente fórmula aec=iu+podemos, si quitas podemos te queda aec=iu. y para eso YA ESTÁ IU!!! ¿para qué crear algo que ya estaba? yo me sentí molesto cuando Iglesias se chinó en la entrevista aquella de los "pitufos gruñones", pero cuando los he tenido cerca y he visto como se comportan en las asambleas y cómo obedecen las consignas de partido, entendí a Iglesias y hasta diría que se quedó corto, muy corto... yo es que siempre entendí que un partido obedecía a intereses de partido (no al bien general o común o lo que digan que hacen), pero aec (leeros el manifiesto de una vez) nunca quiso ser partido, solo la forma de que la gente (GENTE, personas, los que votan) se decidiera a plantar cara al sistema, aec como agregador de voluntades de cambio y de acción, no como partido, pero al final ha resultado ser la ecuación aec=iu, con el absurdo de que para ese viaje no necesitabamos estas alforjas (pero oyes, ahora sé que lo de pitufos gruñones es rigurosamente cierto)
  • |
    Jamislim
    |
    11/11/2015 - 9:02pm
    Ultraderechista posmo, no? Qué será lo siguiente? Tanto miedo genera Rivera al tacticismo de la izquierda?
  • | |
    11/11/2015 - 7:03pm
    El relato refleja lo ocurrido en un espacio realmente reducido para las cantidad de sucesos que vivimos en tan poco tiempo. Lo encuentro muy débil en el papel que jugaron el sector pro-Podemos, Emmanuel, David Leal... en general el grupo de portavoces y su séquito que desde el mismo mes de julio se dedicaron a dificultar la autoorganización mediante el control de las herramientas de comunicación y se opusieron a la celebración de la asamblea estatal hasta la semana anterior al 12-S. La pujanza de las asambleas de base que surgieron como setas por todas partes exigía una mayor coordinación y acceso a la información que el que podían dar herramientas tan poco accesibles como Trello o Slack. La llamada "coordinación de agosto" que surgió por la necesidad de estructurar la fuerza desde abajo, fué sistemáticamente boicoteada por este grupo hasta el punto que dos dias antes de la asamblea no teníamos contacto alguno con los grupos de trabajo de Madrid que hicieron su plan paralelo de asamblea. La asamblea del 12-S fue boicoteada en una alianza de coyuntura entre este sector "podemita" y un numeroso grupo de personas procedentes de la Ex-IUCM. Los numerosos trabajos preparados por las asambleas ni siquiera se pudieron exponer. Tras la asamblea es cierto que empieza la toma de IU de AeC, pero también en esto la responsabilidades no son solo de IU ya que el sector Pro-Podemos se fué escalonadamente dejando de su mano un Consejo Estatal de Nodos cuya concepción lo hizo un coladero para personas de IU/PCE que fueron las que hicieron el trabajo sucio. En mi blog, para quien le interese, hay una descripción mas larga de todo esto: La Confluencia Secuestrada: http://www.jivablog.com/04-10-2015/la-confluencia-secuestrada.html
  • |
    Oskar
    |
    11/11/2015 - 1:35pm
    Olivdas un detalle importante y es que IU ya había puesto en marcha labores de confluencia mucho antes de que naciese Podemos, en Galicia la mareas no nacen de la nada, sino que nacen del trabajo realizado en Galicia medinate AGE en el que varias formaciones de Izquierdas para crear dicha confluencia, Por otro lado IU lleva muchos años con ICV trabajando en un modelo de convergencia al que se han podido sumar diferentes fuerzas. De hecho Podemos si ha querido pactar en aquellos territorios donde el trabajo de confluencia lo había estado realizando hasta ahora IU, como es Galicia, Cataluña o Aragon, tanto a nivel municipal como autonómico. Respecto a Ahora en Común, es cierto, es su partido y se lo follan como quieren. Pero lo cierto es que a AeC fue mucha más gente que IU, tanto formaciones políticas, como movimientos sociales, agrupaciones, etc... Decir que IU copo todo es falso, porque ha sido un trabajo de muchos. Pero en el momento en que Podemos no consiguió fichar a Garzón se decidió que AeC era un arma peligrosa y por lo tanto se bloqueo. Para concluir, te diré que al menos IU, con todos sus problemas internos y sus dudas, mantienen sus ideas, y la gente es más o menos coherente. Me gustaría ver como un Pacifista defiendo sus postulados contra un pro Guerra/OTAN como uno de los últimos fichajes, y como se encajan las propuestas de primarias abiertas con las listas planchas y los dedazos de último momento de Podemos. Para concluir, IU es un partido que por lo menos su discurso es de izquierdas y de querer cambiar la sociedad, el de Podemos esta ahora más cerca de C's y PSOE que casi se pueden calcar los programas electorales en temas como OTAN, Monarquía/República, Educación concertada, aceptar la actualización del artículo 135 de la constitución, etc...
  • |
    Oskar
    |
    11/11/2015 - 1:22pm
    Olivdas un detalle importante y es
  • |
    Andanzas
    |
    11/11/2015 - 9:34am
    Es verdad que la intención inicial de AeC no ha cumplido con sus objetivos. Y Pod. es la responsable primera de "boikotearla" (no quiero dar detalles excecrables de "compras" y ......) y creó tal y tanta confusión que pronto derivó en desilusión.Al final las Asambleas se decidian por mayoría de votos (y ahí ganan los "organizados") y las minorias, que pierden, van abandonando paulatinamente... En todo aso el esfuerzo ha merecido la pena y se ha conseguido que el programa se elabore colectivamente y que las candidaturas de Unidad Popular todos los integrantes de las listas se sometan a voto popular. Y eso no tiene vuelta atras... Aunque ahora han barrido los organizados (IU y el Pce) no lo ha sido en todos los lugares y creo que ahora, incluidos los "organizados", se puede construir lo que queríamos.
  • |
    RubénJaén
    |
    11/11/2015 - 8:57am
    Es triste pero cierto, Ahora en Común se perfilaba como la herramienta que una vez todos pensamos que era Podemos, y el error no es de Ahora en Común, ha sido de Podemos, por una parte el abandono de dicha herramienta en pos de una tesis de asalto electoralista a las instituciones y que habrá que ver si se materializa en realidad, y por otra parte no ceder ni un ápice de poder ni a gente de fuera ni a los propios "críticos" más horizontalistas y democráticos que el sector oficialista de Podemos. y ya por último se suma la apisonadora de IU y sus cuadros políticos para nada democráticos el PCE... Ahora en Común nació muerta, con una buena idea, con inmejorable espíritu, pero con una fórmula que nada tenía que hacer ante los tiempos electorales tan veloces de este año. Pero no temáis, se hará lo que se pueda el 20 de diciembre, votaremos a Podemos sí, pero en enero se avistan cambios.
  • |
    Mst
    |
    11/11/2015 - 2:54am
    Me gustaría saber qué balance haces de la crisis de IU en cuanto a partido transformador estos últimos 4 años (por no hablar de los últimos 15). Pienso que si los errores políticos y estratégicos no fuesen tan graves no se entendería su situación actual. Por desgracia la dirección de Podemos está jugando a "no ganar"; y por degracia la dirección de IU sólo ha tenido (y tiene) como obejtivo el de "salvarse" como aparato. Y no estoy hablando del compromiso, las ideas o las ganas de los militantes de una u otra organización. No se puede analizar la realidad política en términos de cainismo en la izquierda (que además envía a categorías morales). Pienso que la realidad se comprende mejor si analizamos la utilidad que pueda tener una organización para que el pueblo, la gente, nuestra clase llegue a tener la capacidad de empoderarse y gobernarse. En este sentido tanto Podemos como las candidaturas de unidad popular municipales le han dado un revulsivo (y en éstas últimas estaba IU también, sí). Pero a mí la construcción del artículo me parece coherente con las dinamicas que he evocado y me parece que más que dar respuestas sobre el por qué una u otra organización de una u otra manera habría que hacerse preguntas. En plan: ¿de qué manera las organizaciones y con ellas los militantes construimos marcos de que permitan un máximo de participación y de movilización popular para después de las generales? ¿Qué perspectivas tenemos? ¿Será una situación más parecida a Grecia? ¿Más parecida a Portugal? ¿Cómo conjugamos eso para construir juntos un horizonte de ruptura y no fracasar en el intento?
  • |
    Anónimo
    |
    11/11/2015 - 12:32am
    Lo mejor del artículo, la referencia final a Dogma.
  • |
    jonas
    |
    10/11/2015 - 10:56pm
    confundes algunas cosas, porque aec se fundó (y solo hay que leer el manifiesto) para una confluencia, no para ser el disfraz de gente "de izquierdas" que tiene mala prensa... y lo fundaron quienes registraron el partido, la marca y lanzaron el manifiesto... lo entenderás con el siguiente ejemplo; si monto un club de "amigos de la ciencia ficción" con el objetivo de unir a los fans de starwars y los de star trek, si resulta que solo vienen los de star trek y fagocitan el proyecto (con el curioso añadido de que ya formaban el club de "amigos de star trek") de forma que mi club es monotema (star trek) ¿estoy o no estoy mi derecho ("la potestad") de decir si cedo o no cedo el nombre o los echo a todos a patadas? IU se ha querido apropiar del trabajo colectivo de mucha gente que lo único que pretendía era imitar a las candidaturas de confluencia tipo Ahora Madrid y Barcelona en Común. (y de ahí el nombre Ahora en Común). Y lo que ha conseguido es cabrear a mucha gente que ha visto que IU solo busca "sanear" sus cuentas (derivadas de no pagar la retención del irpf de sus empleados durante años... por ejemplo) con la coartada de la "unidad popular" por ver si así pesca en el río revuelto de los que sabemos lo que queremos pero recelamos de una IU (y un podemos, que el artículo es claro) que juega a sus intereses de partido (en nombre de los desposeídos, como hace la iglesia, por cierto) ¿ataco a IU? puede ser, pero ella atacó primero al ser deshonesta con aec y apropiarse de forma tan poco elegante del trabajo de aec. si se hubiera mantenido como IU (siendo honesta con su marca y sus militantes) yo no estaría aquí...
  • |
    cayetano
    |
    10/11/2015 - 10:54pm
    Joe para Jonas los de IU son rojos de cuernos y rabo, con otras motivaciones a los fachas, pero con cuernos y rabos. AeC era un espacio comodo para encontrarse tod@s, y así ha sido, de hecho a diferencia de cualquier partido político-viejo o nuevo-, han utilizado para sus primarias el método de Ahora Madrid. Además para evitar fraudes electorales, han tenido un nivel de exigencia superior al resto, así si la dirección no coincidía con la actual, debían presentar DNI y recibos a su nombre de la actual dirección. Pero la estrategia electoral de PODEMOS no pasaba por ahí, como han explicado cientos de veces ellos mismos, y no hay que buscarle más pies al gato. En el grupo promotor, como dijeron ellos mismos, no concurrirían a competir con PODEMOS, y eso han hecho. Excusar en actuaciones de terceros, las decisiones de los primeros, anunciadas previamente y comprobadas en la realidad, es un ejercicio de asustar fantasmas propios. Asustar fantasmas propios, es legítimo, e incluso esos fantasmas pueden ser muy reales, pero descontextualizar para sólo decir que viene el fantasma, es muy infantil. Sería más lógico atacar a IU, o si se prefiere a UP, por su posición respecto de la OTAN, la educación concertada, las Bases, o el art. 135, u otras cuestiones. Pero decir que viene el coco, es no decir, sólo emocionar, en este caso bloquear por emoción negativa, miedo al coco.
  • |
    ere be
    |
    10/11/2015 - 9:24pm
    ¿Me estás diciendo (al autor de éste escrito que acabo de leer) que Podemos está en contra de la auto-organización? Me parecen acusaciones graves para un partido que defiende mucho la democracia.
  • |
    Alicia Gallán-Elfau
    |
    10/11/2015 - 8:40pm
    Estimado sr. Lópiz, como especialista en Filosofía, estará de acuerdo conmigo en que la utilización del lenguaje, desvela creencias y mitos ocultos. Por ello, me animo a escribirle para señalar cierta utilización que me sorprende negativamente: "...Alberto Garzón y la Talegón...". Aunque puedo entender que no se sienta de acuerdo con las posturas defendidas por Beatriz Talegón, no justifica este tratamiento que la menosprecia frente al nombre y apellido completo del líder de IU. Para concluir, me remito a uno de los lemas en la I Marcha Contra las Violencias Machistas: ¿Queréis mi voto?. Actuad contra el terrorismo machista.
  • |
    Clara
    |
    10/11/2015 - 8:14pm
    Un análisis sobre el devenir de AeC es bueno y necesario hacerlo. Este del profesor Lópiz es de los más acertados, creo. Ahora bien, no se analiza con profundidad el ascenso fulgurante de Julio y la caída en picado después del verano. Como no recordar aquella mesa de Madrid, con Uralde, Carne Cruda, Soto, Garzón, Talegón y otros. Aquello ilusionó. Alguien desde dentro debe explicar que pasó para el posterior desastre. Sí, creo que el postulado de Garzón fue un error. De la misma manera que resulta inexplicable el tratar de crear unas candidaturas solo si Podemos acepta. Aquí, los que le dieron el tiro de gracia, los que registraron el nombre de AeC, tienen responsabilidad. Al menos, su planteamiento, solo con Podemos, es más propio de trileros. Se podía y se debía haber configurado otra opción. Más sabiendo que Errejón y su sanedrín, no quieren competencia. Menos que le pregunten qué es lo que quiere. El resultado: el 20D. Allí donde las mareas no llegaron, la abstención ganará. Con todo, más de uno quedará descubierto, pero la derrota será de todos.
  • |
    Duco
    |
    10/11/2015 - 2:35pm
    Yo fui un modesto, entre miles, fundador de IU. Desde que nació ha sido objeto de recelos, ataques y descalificaciones, las más de las veces, basadas en apriorismos, generalmente infundados ¿Por que nunca he encontrado ejemplos concretos que permitan avalar las críticas? IU tiene como objetivo, pese a quién pese, de transformar la sociedad en que vivimos para que sirva al bienestar de la inmensa mayoría de la población, no para unos pocos, como pasa ahora. Y es verdad, que se han cometido errores, pero si se analizan con un mínimo de rigor se verá que las más de las veces han respondido a desviaciones a causa de la ambición institucional de alguno -pocos- dirigentes o afiliados que han sido víctimas del "virus de la moqueta" o el "San para mi", vicios bastante extendidos en la sociedad, además de los que cometemos, fruto de nuestras propias incapacidades. Es verdad, no somos perfectos. ¿Es legitimo aspirar a un mundo mejor? Pienso que si, pese a las dificultades de los procesos y los errores que se puedan cometer. Y por que lo pienso, entiendo que cuantos más seamos en la lucha por ese mundo más justo y solidario mejor será, por eso no entiendo tanto recelo, tanto tacticismo ni tanto "cainismo" como se da en la inzquierda. Salvo que se deba a la "urgencia por contaminarse del vrius y la busca de atajos para llegar antes.
  • |
    Oskar
    |
    10/11/2015 - 1:42pm
    siento disentir con Jonas, pero no comporto lo que dice. En realidad, la marca Ahora en Comun fue registrada por Emmanuel Rodríguez, que en su momento pertenecía a Podemos, y que declaró: "Ahora en Común nunca participaría en un enfrentamiento con Podemos" (http://www.eldiario.es/politica/promotor-Ahora-Comun-registro-partido_0_433607441.html). No entiendo porque Jonas Ataca a IU, si AenC era una plataforma de partidos y personas para crear un partido de todos, en el que se querían realizar primarias abiertas, lo que se ha visto es que las personas que registraron AenC son los que tienen la potestad para decidir que esta bien o mal, quien es el adecuado o no para estar en la plataforma, cuando ellos realmente lo único que hicieron es registrar el nombre ya que la autoría intelectual de la marca pertenece a otras personas.
  • |
    jonas
    |
    10/11/2015 - 11:44am
    resulta muy didáctico el artículo, solo que hay una parte del relato algo incompleta (imagino que por falta de espacio), se trata del desembarco de iu, que no fue en septiembre, sino en agosto, cuando el frentepopulismo inició el ataque y la confluencia no era ciudadana, sino de izquierdas, de ahí el nombre de unidad-popular... ya entonces se veía que si no entraba podemos en aec, el equilibro interno se rompería en favor de los militantes recalcitrantes de iu y sus consignas particulares (lo que viene a ser la profecía autocumplida de que aec era la "careta" de iu), o sea, fagotización que se materializó tras la asamblea del 12 de septiembre y el anuncio de garzón de ser el cabeza de lista de unas primarias-fake de ratificación de sus listas... en resumen, si bien el proyecto aec fue ninguneado y pisoteado por podemos (lo cual ha debilitado a la formación morada en lugar de reforzarla), ha sido iu quien ha usado de forma implacable y torticera los restos de aec para hacerse un traje de "ciudadanía" que, en mi opinión, no engaña a nadie, pero deja un poso de amargura que será difícil digerir para futuros proyectos "en común"