La lucha posmoderna de los estudiantes de la oposición en Venezuela

Uno de los actores del movimiento de oposición violenta al Gobierno venezolano es el estudiantado. La autora describe a esta fracción como un grupo desideologizado sin programa concreto y con claros prejuicios racistas y clasistas.

, Socióloga. Caracas (Venezuela)
26/02/14 · 13:14

Desde que a mediados de febrero varios políticos de la oposición al chavismo, en sus pugnas por definir qué estrategia y quien la capitalizaría, dieron el paso de no reconocer, de hecho, la constitución vigente en Venezuela e iniciar un proceso desestabilizador nada pacífico, el país anda inmerso en un nuevo episodio de guerra mediática. Uno de los contendientes en la misma, las grandes corporaciones con capacidad para modular la información internacional, han participado activamente en la construcción y proyección de una imagen martirizada y heroica de un sector de los y las estudiantes: los y las que apoyan activamente a la oposición antichavista. Y más en concreto, al sector universitario que está realizando protestas violentas en Venezuela.
Y cómo en la guerra todo está permitido, los contendientes recurren a la tradicional manipulación, por ejemplo, valiéndose de imágenes de represiones contra los jóvenes de otros países para presentarlas como hechos ocurridos en Venezuela. Pero también utilizan las redes sociales como medio de bombardeo de rumores y mentiras, en una especie de guerra de guerrillas con estética pop y drama hollywoodense. Uno de los resultados es que cantantes y artistas de la cultura pop, que ni siquiera sabían que Venezuela existiese, ahora rezan por el bienestar de algunos venezolanos y venezolanas, sobre todo aquellos que piden auxilio en inglés para que Estados Unidos invada y “solucione” los problemas del país.

La imagen del estudiante es utilizada para generar solidaridad automática, porque universalmente -a menos que se sea muy de derechas-, se suele asociar la lucha estudiantil con la exigencia de reivindicaciones legítimas. Ahora la cuestión es que este sector de estudiantes venezolanos no plantea un discurso reivindicativo concreto, ni una tabla de exigencias a negociar, ni se moviliza por los derechos humanos de la población. Por ejemplo, no luchan por los campesinos, o por los indígenas Yupkas asesinados en la Sierra de Perijá. Como tampoco protestaron en su momento cuando en abril del año pasado hubo 11 muertos, tras el llamado de Capriles Radonski, el ex candidato de la oposición a las elecciones presidenciales, a desconocer los resultados electorales que le fueron adversos.
Estos estudiantes de oposición tienen un discurso que se acerca más al llamado fin de las ideologías y al relativismo moral del posmodernismo. No presentan proyecto político y sólo se refieren a la lucha por la “libertad” como una idea vacía y recurriendo a argumentos que esconden tras de sí prejuicios clasistas y racistas. No presentan proyecto político y sólo se refieren a la lucha por la “libertad” como una idea vacía, recurriendo a argumentos que esconden tras de sí prejuicios clasistas y racistas Es muy sintomático que uno de los lideres estudiantiles, Lorent Saleh, haya sido señalado como orador en un encuentro de un partido nazi en Colombia, en julio de 2013. Tampoco es de extrañar que este clasismo aflore en los comentarios en las redes sociales, o como indiferencia, sino desprecio, hacia el ciudadano común. Muy revelador de ello son algunos de los objetivos atacados durante los disturbios: el sistema de transporte público -en concreto, los servicios de metro y metro bus-. O que los cortes de calle lleven aparejados trampas mortales específicas contra una de las encarnaciones de los jóvenes de barrio: el motorizado, como el cable que terminó degollando a un joven motorizado el pasado viernes 21 de febrero.

Los focos de violencia se encuentran localizados en sectores y urbanizaciones de clase media alta, causando caos y algunos destrozos a su alrededor. Sin embargo es importante destacar que si bien los focos están dispersos por toda la geografía nacional, ni de lejos pueden entrar en la categoría de levantamiento popular o social. Esto eventos distan mucho del Caracazo ocurrido 27 de febrero de 1989. Los actores y sus motivaciones son distintos, en aquella época era el pueblo de a pie, los más pobres que salieron masivamente a protestar en contra de las medidas neoliberales aplicadas en ese entonces por el presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez. Ahora en cambio son jóvenes con un perfil de clase media alta, simpatizante más bien del libre mercado, que buscan a través de sus acciones la salida inmediata de un gobierno democráticamente elegido que se mantiene fiel al programa por el que fue votado. Estos jóvenes son anti-gobierno, pero de ninguna manera antisistema.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

6

  • |
    Miguel Vera
    |
    Jue, 02/27/2014 - 19:40
    Una pena. Coincidí con la misma búsqueda de Pepe... Resulta que la escritora del articulo es una empleada publica... Vamos Diagonal, tendrán a alguien por Madrid y Lavapies contando lo parcializados que van... Ya me extrañaba el misterio en torno al autor, sin información ni nada... Asi va España y la izquierda, siguiendo los pasos de la derecha...
  • |
    Pepe
    |
    Jue, 02/27/2014 - 11:46
    ¿Por qué no decís que la autora del artículo trabaja en el Ministerio de Educación de Venezuela? Es lo mínimo, ¿no?
  • |
    Arturo Ramos
    |
    Jue, 02/27/2014 - 08:19
    Mijhail... Si no estás dispuesto a utilizar cauces democráticos para "salir" de un gobierno democrático entonces inclúyete también dentro del puñado de cucarachas neonazis. 
  • |
    KorcoVeint
    |
    Jue, 02/27/2014 - 02:15
    Y acaso el modelo socialista que Venezuela quiere importar de Cuba y este a su vez de la Unión Sovietica, ¿No es un sistema mas represor y tiránico que cualquiera que haya conocido la humanidad? Se anti-gobierno socialista es ser mas antisistema que cualquier otro progre.
  • |
    Miguel Vera
    |
    Mié, 02/26/2014 - 23:29
    <span data-ft="{&quot;tn&quot;:&quot;K&quot;}" data-reactid=".2z.1:3:1:$comment504818076294355_2741752:0.0.$right.0.$left.0.0.0:$comment-body"><span data-reactid=".2z.1:3:1:$comment504818076294355_2741752:0.0.$right.0.$left.0.0.0:$comment-body.0"><span data-reactid=".2z.1:3:1:$comment504818076294355_2741752:0.0.$right.0.$left.0.0.0:$comment-body.0.$end:0:$0:0">Este articulo me recuerda mucho a lo que hacia ABC, y demas periodicos de derechas españoles con el 15M: son niñatos de clase media alta, etc, etc, cuando en Venezuela el sistema educativo nunca ha sido clasista, mucho por el contrario (y ahora lo es menos, hay que reconocerlo; el acceso a la educación publica ha aumentado, pero su calidad ha bajado). Es increible, de verdad. Sigo este periodico (no lo compro por falta de dinero) y soy de izquierdas, pero veo mas de lo mismo, se defiende una tendencia parcializandose. La cosa es mas compleja que lo que parece en las letras de la escritora. El gobierno &quot;socialista&quot; tiene 15 años, y la inversion en lo social ha sido la de dar el pez y no enseñar a pescar. Solo basta ver los numeros de homicidios por año (datos oficialistas, Min.Rodríguez Torres, Dic. 2013): 54 homicidios por cada 100.000 habitantes (43personas/dia) en 2012 y 39 por cada 100.000 en 2013 (32 personas/dia), mientras que en España es de 1,2 personas por dia. Nada funciona en el país, vialidad, salud, energia, nada se produce (todas las industrias expropiadas estan en desuso) y la fuga de cerebros aumenta cada dia mas (el gobierno nacional, al igual que el PP se alegran por los jovenes que nos vamos). Estudie en Merida, en la ULA, y resulta que alli, todos mis ex compañeros de &quot;izquierdas&quot; estan en sendos cargos (ejemplo el Min. Dante Ribas, que duro 11 años en graduarse y cada vez que tenian chance de salir a quemar algo en la calle lo hacian, esto es TODAS LAS SEMANAS, los jueves para ser preciso, asi tenian el viernes libre sin clases y ahora mismo, como el resto de altos personeros del gobierno es MULTIMILLONARIO). Diosdado Cabello en su programa televisivo presento una imagen falsa del armamento que tenia el General Vivas, asi que manipulación hay de lado y lado. Quien dice que los antisistemas son buenos siempre? Los antigobierno son malos entonces??? Las imagenes de la GNB insultando y golpeando gente en la calle son falsos? Sinceramente para terminar (se que todo lo que escribo parece un arroz con mango como decimos en mi tierra, pero es muy complejo), no apoyo a ninguna de las figuras principales de la oposición, pero algun relevo tiene que salir de todo esto. Asi que no se equivoquen, la lucha que montan los estudiantes es valida, ya que no hay salida, o es que nadie sabe de la lista Tascon (lista en donde el gobierno tomo represalias contra los firmantes del referendum revocatorio deslegitimazado por fallas legales, y en seguida del segundo revocatorio, ganado por Chavez, instantaneamente se nombro al entonces presidente del Consejo Nacional Electoral, Jorge Rodriguez, como vice presidente de la Republica. Gracias a haber firmado, tengo 4 años sin pasaporte, ni en Brasil ni aqui fue posible renovarlo, si no fuese español estaria JODIDO), o alguien aqui confia en las maquinas de INDRA usadas para las votaciones totalmente automatizadas? En fin, esperaba mas de Uds. chicos... Prefiero estar en paro en España (mismo teniendo 3 idiomas, carrera, master etc) que arriesgarme a que me maten por quitarme un movil o unas zapatillas viejas...</span></span></span>
  • |
    Mijhail José Mosquera Donaire
    |
    Mié, 02/26/2014 - 18:41
    &iquest;Quiere decir que porque un puñado de cucarachas&nbsp;neonazis quieran pescar en río revuelto, debemos dejar a Maduro que termine de acabar con el país?
  • El dirigente opositor Lorent Saleh, en el movimiento estudiantil al menos desde el año 2007.
    separador

    Tienda El Salto