HUELGA GENERAL// DETENCIONES Y MALOS TRATOS
La jornada de la violencia policial

Cerca de 200 personas fueron detenidas durante
la jornada de huelga general. Las cargas policiales
se saldaron con un centenar de heridos.

, Madrid
19/04/12 · 11:49
Edición impresa
JPG - 55.1 KB
 
DETENCIÓN. Una chica detenida en el piquete de las cocheras de Carabanchel, Madrid / FOTO: Olmo Calvo

Con cerca de 200 detenidos, casi el
doble que el 29 de septiembre de
2010 y el 20 de junio de 2002, la
huelga general del 29M ha sido la
que se ha vivido con más represión
en las últimas décadas
. No ha sido
una sorpresa. Pocos días antes de
la jornada de huelga, desde el
Ministerio de Interior anunciaban
un dispositivo policial formado por
un millar de antidisturbios sólo en
Madrid, 3.000 en toda España, en
previsión de posibles piquetes, y
ya en diciembre el Gobierno compró
gas lacrimógeno por valor de
un millón y medio de euros.

Las cargas policiales contra piquetes
y manifestantes no se hicieron
esperar. La noche anterior a la
huelga se contaron las primeras detenciones
y heridos a manos de los
antidisturbios en la céntrica plaza
de Santa Ana de Madrid
. A las 8h, el
número de detenciones ya rondaba
los 60, y por la tarde seguiría aumentando.
Mientras, algunos vídeos
en YouTube mostraban la presencia
de policías infiltrados en los
disturbios ocurridos Barcelona y en
el madrileño barrio de Carabanchel.
“Había agentes de policía infiltrados,
eran los que provocaban los
disturbios para criminalizar la protesta”
,
explica Raúl Camargo, de
Izquierda Anticapitalista.

Sólo en Madrid hubo hasta 57
personas detenidas por supuestos
delitos contra los derechos de los
trabajadores, atentados contra la
autoridad, desórdenes públicos y
daños
, a 23 de las cuáles se ha abierto
procedimiento judicial. Nueve de
ellos durmieron en el calabozo antes
de pasar a disposición judicial.
Aunque la Fiscalía pidió prisión
provisional para seis de estas personas,
siguiendo una nueva dinámica
promovida desde el Gobierno,
el juez decidió dejarlos a todos en
libertad ya que, según explican
fuentes judiciales, “no habían pruebas
salvo las declaraciones de los
policías. Querían dar un mensaje a
la sociedad de que estos actos no
quedan impunes, es una medida
ejemplarizante”.

Entre los detenidos en la jornada
de huelga se contaban afiliados a
sindicatos, muchas personas vinculadas
al 15M y otras que no tenían
relación con sindicatos o movimientos
sociales. El caso de Willy Toledo,
que pasó la noche del 29M en el calabozo

acusado de daños en un local
del barrio de Lavapiés que no
han sido acreditados, fue tema estrella
del día, pero se cuentan muchos más.

Uno de ellos fue el de Paola
Márquez, miembro activo de las
asambleas del 15M y del Centro
Social Okupado La Casika
, de
Móstoles, que fue detenida cuatro
días después de la jornada de huelga,
en la que denunció haber sido
herida por la policía en una carga

en esa localidad madrileña. Un
agente llamó a su casa para pedirle
que declarara en comisaría sobre lo
ocurrido el 29M. Cuando acudió,
acompañada por su abogada, Paola
fue detenida y llevada al calabozo,
donde pasó la noche antes de ir a
declarar a los juzgados por un supuesto
delito de atentado contra la
autoridad.

El mal trato a los letrados que
asistieron a los detenidos en la huelga

fue otra dinámica habitual. En
muchos casos fueron obligados a
esperar hasta diez horas en la puerta mientras
eran “objeto de burlas y
amenazas”, explican desde la
Comisión Legal Sol, que ya ha denunciado
estos hechos ante el
Colegio de Abogados.

¿Quiénes son los violentos?

La jornada de huelga también se
saldó con más de un centenar de
heridos en todo el Estado. El caso
más grave conocido hasta el momento
es el de Xuban Nafarrate, un
joven de 19 años miembro de
Acampada Gasteiz, que estuvo ingresado
seis días en estado grave
por un traumatismo craneoencefálico
producido, según la Ertzaintza,
por una caída mientras corría en
una carga. Varios testigos han afirmados
que cuando Xuban ya estaba
en el suelo, la policía cargó contra
él con pelotas de goma “a bocajarro”
y le hizo tragar propaganda
de la huelga
. Familiares y amigos
se concentraron al día siguiente para
mostrar su apoyo al joven y su
repulsa a la actuación policial, convocatoria
que terminó en una nueva
carga y con varios manifestantes
identificados. El Departamento de
Interior vasco ya ha anunciado que
se les abrirá expediente por participar
en una concentración que “no
estaba comunicada legalmente”.

Frente a la escalada represiva,
la mesa unitaria para la huelga general
en Madrid ha convocado una
reunión el jueves 12 de abril, a las
19h. en el local de Solidaridad
Obrera, con todos los detenidos y
apaleados en la jornada de huelga
para valorar las medidas de defensa
a llevar a cabo.

 

Tags relacionados: Número 172
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

DETENCIÓN. Una chica detenida en el piquete de las cocheras de Carabanchel, Madrid / FOTO: Olmo Calvo
separador