EDUCACIÓN: A PESAR DE LA ACONFESIONALIDAD DEL ESTADO, LA RELIGIÓN SE PERPETÚA EN LA EDUCACIÓN
La Iglesia no pierde la fe en las aulas

Las ventajas de la Iglesia
católica en los centros
educativos, conforman a
estos como su mejor
aliado a la hora de
evangelizar.

- Una sociedad secularizada, artículo de opinión de Francisco Delgado, presidente de Europa Laíca.

06/10/10 · 15:05
Edición impresa
 
 
Texto de Grillerno Cid Felpeto / Profesor de Bachillerato y activista social

Más de 7.000 millones.
Esta es la cifra con la
que el Estado español
financia a la iglesia católica
y varios millones más son
los destinados a otras religiones.
La orientación hacia una sociedad
laica y pública es una idea que se
desvanece en el mundo de las palabras
para los diferentes gobiernos
del Estado, tal y como se ve reflejada
en el abandono estos días
de la iniciada Ley de Libertad
Religiosa por parte del ejecutivo
de Zapatero.

Pero quizás donde mejor se ve
el destacado papel que se le da a la
iglesia por parte del Estado es el
sistema de financiación a través
del 0,7% del IRPF y la enorme presencia
de la religión y de la iglesia
dentro del sistema educativo.

Objetivo: evangelizar

El sistema educativo público se caracteriza
por apoyarse en una red
de centros concertados, la mayoría
católicos. “No tenemos ninguna
pretensión de ganar dinero, sino
de aportar nuestra labor a la sociedad
y a la Iglesia. Claro que tenemos
entre nuestros objetivos la labor
evangelizadora, pero eso está
en nuestro ideario y los padres lo
saben cuando nos eligen. Sé que
hay gente que cree que para eso ya
están las parroquias, pero eso claramente
choca con lo que reclama
la sociedad”, reconocía en El País
Manuel de Castro, ex secretario
general de Escuelas Católicas.

Algunos de estos concertados
separan en función del sexo, lo
que vulnera el principio de igualdad
en el aula y que, además, ayudan
a consolidar prejuicios entre
géneros. A situaciones como esta
hay que añadir casos de centros
en los que se obliga al alumnado
al rezo, como denuncia Europa
Laica
o la presencia de símbolos
religiosos en las aulas
. Según resolvió
un juzgado de Valladolid
,
éstos hay que retiralos de oficio,
incluídos en los centros concertados.
“La apología de una determinada
fe religiosa en el sistema público
de enseñanza pugna con el
pluralismo y la libertad religiosa
que proclama la Constitución”, según
esta sentencia.

Nombramientos a dedo

Para ejerce de docentes en un centro
público debes presentarte a un
concurso-oposición, salvo si vas a
impartir conocimientos teológicos.
Estos profesionales son elegidos
por las autoridades eclesiásticas,
pero sus ingresos provienen de los
organismos públicos, de esta forma
existe un sistema de adjudicación
arbitrario que dilapida los principios
de acceso a la función pública
de imparcialidad y de igualdad.

A esta situación, hay que añadir
la elaboración del curriculum educativo
por parte de la jerarquía
eclesiástica; una evaluación equiparable
a las demás áreas educativas;
y la obligatoriedad de los centros
públicos y concertados de
ofertar la materia de religión
(mientras que para el alumnado es
optativa). Esto contrasta con la materia
de Atención Educativa que
deben cursar quienes no elijan religión.
Esta asignatura ni es evaluable,
ni debe figurar en las actas,
ni tiene curriculum desarrollado,
ni el profesorado es especialista.

La férrea defensa de la religión
católica como un pilar del sistema
educativo por parte de la Iglesia
contrasta con la belicosidad que
muestra frente a la inclusión de la
materia de Educación para la Ciudadanía
y los Derechos Humanos.
Una amenaza para el dogma, como
se deduce de declaraciones como
las del monseñor Cañizares en
2007: “quien enseña Educación para
la Ciudadanía colabora con el
mal”, a lo que además añadía “[la
escuela] debe hablar al hombre del
sentido de su vida, de la verdad, y
ayudar a los hombres a encontrarse
a sí mismos (por lo tanto) la enseñanza
religiosa es algo fundamental
en la formación de la persona”.

ENSEÑANZA RELIGIOSA

_ 50% del alumnado
de
la enseñanza no universitaria,
en el conjunto
del Estado español, no
solicita clase de religión
cuando realiza su
matriculación.

_ 2.690 centros escolares
privados, ya sean
totalmente privados o
concertados, se declaraban
religiosos en el
curso 2004-2005.

_ 30% de la población
no confiesa
ningún tipo de creencia
religiosa, así que se confiesan
ateas y
agnósticas.

_ 150 colegios ofrecían en 2008 enseñanza
diferenciada por sexos. La mayoría de
estos centros están adscritos a congregaciones o
movimientos religiosos, y son privados o concertados.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    anónima
    |
    12/10/2010 - 7:07am
    ¿Te refieres a una especializaciación de fanatismos religiosos involuntariamente-forzosamente adquiridos por el hijo, envuelto en un mensage con la contraseña "mentira" que te lleva a saber diferenciar lo que es bien de lo que es mal, en una especie, en una diseminación racial y religiosa, en un contexto espacio-temporal en la que la dimensión y el alcance de tu abstracción religioso-etica-moral y sus capacidades de independecia son o intentan ser minuciosamente cambiad@s? ... disculpa, si mi ignorancia es atrevida
  • |
    anónima
    |
    08/10/2010 - 11:00am
    Si nos fijamos, la única asignatura que adoctrina es Religión. En ciudadanía no nos dicen que seamos católicos, ateos o budistas, que seamos homosexuales o heterosexuales; pero en religión si te dicen lo que debes pensar y de forma fanática; pues, como dice Ignacio de Loyola (santo fundador de los Jesuitas) "hay que pensar que lo blanco es negro si así lo manda la Iglesia". El resultado es una panda de fanáticos e intolerantes que a su vez "exigen" que a sus hijos los adoctrinen igual que a ellos. ¿Os imagináis un padre exigiendo que no estudie su hijo la escolastica en filosofía (que es ateo) o a Marx (que es católico)? ¿Os imaginais objetando a físca (que niega que la tierra es plana)? ¡Pues eso pretenden! Que su hijo no conozca el ateismo, la religión judia sólo que se le lave el cerebro (como en cualquier secta) para ser católico. ¡FRENTE AL DESEO DEL PADRE DE ADOCTRINAR ESTÁ EL DERECHO DEL HIJO A SER EDUCADO EN PLURALISMO Y LIBERTAD!
  • |
    anónima
    |
    08/10/2010 - 10:05am
    Notable artículo, de una gran potencia reflexiva y crítico-expresiva. Sin duda un tema que a menudo se entona con voz grave y agraviada y respuesta aguda y estridente. Queda mucho que derreflexionar el dogmatismo cristiano en la mente social. Un cometido des-prometedor... Un saludo
  • |
    anónima
    |
    07/10/2010 - 8:13pm
    La Iglesia siempre nos ha puesto sus mártires hasta en la sopa; los mártires actuales, en lo referente a la enseñanza son los pobres profesores a quienes les "toca" la llamada "asistencia educativa". Ésta consiste en aguantar a un montón de críos que no quieren hacer nada y que no han elegido religión. La peor lucha del profesorado es hacer que los que no hacen nada (la mayoría) no molesten a la minoría que están haciendo deberes o estudiendo. Ddefender el derecho a aprender de una parte del alumnado frente a una mayoría de gandules (ninis) resulta un verdadero suplicio para el profesorado implicado. La silución sería eliminar la asignatura de religión (católica, por cierto) o ofrecerla en horario no lectivo, aunque creo que donde se ha de enseñar es en las iglesias o en las mezquitas.
  • separador

    Tienda El Salto