PROTESTAS CONTRA LA POLÍTICA EDUCATIVA DE FORTUÑO
La huelga estudiantil en la Universidad de Puerto Rico se acerca a su segundo mes

La intransigencia, la falta
de diálogo, la arrogancia
clasista y la violencia es la
respuesta que da la
administración
universitaria y el Gobierno
al movimiento estudiantil
puertorriqueño.

11/06/10 · 6:45
JPG - 148 KB
 
puerto rico huelga universitaria
Foto: Rafael J. Rivera.

Algo hace diferente a esta huelga
y es su forma. En Puerto Rico, normalmente,
las huelgas universitarias
se realizan desde los portones
de los campus hacia fuera, ya que
todos los recintos universitarios
están vallados. En esta ocasión, la
comunidad estudiantil ha ocupado
10 de los 11 recintos. La huelga ha
alcanzado un carácter nacional.

Sus demandas persiguen una
verdadera autonomía universitaria,
en la que la comunidad académica
participe exclusivamente en
la toma de decisiones. La Junta de
Síndicos, el cuerpo que rige la
Universidad, está compuesta por
13 miembros, 10 de los cuales son
ajenos a la universidad, nombrados
por el gobernador de turno.

Sin embargo, la gota que colmó
el vaso, fue la Certificación 98 emitida
por la Junta de Síndicos. Ésta
propone eliminar las exenciones de
matrícula que logran los estudiantes
por sus méritos académicos o
por participar en alguna agrupación
que represente a la Universidad como
coros, equipos deportivos, bandas
musicales, tunas, etc. Aún no se
ha justificado su implantación, ya
que la administración universitaria
no ha abierto los libros de contabilidad,
ni mostrado evidencia de cómo
invierte su presupuesto.

Educación no es invertir
Otro de los puntos en conflicto es el
recorte de 100 millones de dólares
del próximo presupuesto nacional.
La razón que ofrece el gobernador
Luis Fortuño [primer ministro de este
Estado asociado a EE UU] es la
crisis fiscal que atraviesa el país. Sin
embargo, su política neoliberal considera
la educación pública como un
gasto y no como una inversión de
futuro, y trata de ocultar su plan de
privatizar el sistema de enseñanza.

Fortuño, líder del Partido Nuevo
Progresista (PNP), ha despedido a
unos 30.000 empleados públicos
desde que asumió su cargo en enero
del 2009, para dar paso a lo que llama
Alianzas Público Privadas
(APP). Éstas van a empeorar los servicios,
las condiciones de los trabajadores
y a aumentar el desempleo,
mientras favorece a los contribuyentes
de sus campañas políticas.

Por otro lado, la policía y su fuerza
de choque han sido cómplices propinando
palizas, lanzando gas pimienta
y dando descargas eléctricas a los
estudiantes que ejercieron su derecho
a manifestarse pacíficamente, e
incluso impidieron la entrada de
agua y alimento para los huelguistas.
Los gastos para mantener a la
policía frente a los portones ascendieron
a 1,5 millones de dólares.

Recientemente, ésta fue retirada al
reconocer que no se ha producido
ningún incidente que justifique su
presencia las 24 horas. Ante este panorama,
la administración universitaria,
presidida por José Ramón de
la Torre
, ha realizado un doble
juego. Por un lado, dice estar dispuesta
a dialogar con el Comité
Negociador escogido en asamblea
(formado por representantes de los
11 recintos universitarios) y por
otro, les lleva a los tribunales alegando
supuestos daños a la propiedad,
pérdidas económicas y la ilegalidad
de la huelga.

Autogestión y autonomía
Esta huelga es una apuesta de creatividad
al poder y ha logrado la simpatía
de la mayoría de las personas
puertorriqueñas. Madres, padres, familiares,
sindicatos, artistas o figuras
como Eduardo Galeano o Paco
Ignacio Taibo II han brindado su
apoyo a esta gesta. Incluso han instalado
campamentos permanentes
en los que no falta agua, comida y toda
clase de artículos.

La Asociación
Puertorriqueña de Profesores
Universitarios
también ha estado
presente desde el primer día. La pasada
semana llevaron a cabo una
Asamblea Nacional histórica, la primera
que convoca a todos los profesores
del sistema público universitario,
en la que aprobaron un voto de
huelga del profesorado, que será llevado
a cabo si la policía entra a los
recintos para desalojar a los huelguistas.
Sin embargo, ni las amenazas
de perder el semestre o las acreditaciones
locales y federales, ni las
costosas campañas publicitarias por
parte de la administración amedrentan
al movimiento estudiantil.
El plato está servido para un desenlace
histórico del conflicto. La
huelga de la UPR transciende los
portones. En la entrada principal
del recinto se lee un cartel que dice:
“Perdone los inconvenientes,
estamos construyendo una Universidad
pública”.


Más Info:

Colectivo de Prensa Estudiantil

http://rojogallito.blogspot.com/

Radio Huelga (Emisión en directo).

http://www.ustream.tv/channel/radiohuelga

La Universidad de Puerto Rico es un país

http://www.upresunpais.com/

La convivencia en los portones

La vida dentro de los
portones se rige por
sus propias normas de
convivencia: turnos de
limpieza, cocina, recogida
de basura… Instalados
en sus casetas
de acampar, la
comunidad estudiantil
ha convertido los campus
en espacios 'ecoamigables'.

El reciclaje,
que brilla por su
ausencia en esta isla
asociada a EE UU, se
incluyó como parte de
la conciencia huelguista.
Y el sistema de
transporte interno en
bicicleta convirtió los
recintos en peatonales.

Además, la urgente
necesidad de lograr
una soberanía alimentaria
-Puerto Rico
importa más del 90%
de sus alimentos- les
llevó a crear varios
huertos ecológicos,
que ya han tenido sus
buenos resultados:
tomates, berenjenas o
albahacas dulces.

Tags relacionados: Educación Universidad Educación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

puerto rico huelga universitaria
separador

Tienda El Salto