EDUCACIÓN // EL PACTO EDUCATIVO DE PSOE Y PP NO APORTA GRANDES CAMBIOS
La historia de un consenso hegemónico

El acceso y función
docente, el sistema
dual de centros públicoconcertados
y la participación
de la comunidad
escolar, claves que se han
mantenido inalterables
en todos los acuerdos
legislativos.

- Un pacto inconveniente, innecesario e inoportuno

- Alternativas: 40 años de Palomeras Bajas, 40 años de proyecto cooperativo

12/05/10 · 0:00
Edición impresa
JPG - 69.8 KB
Foto: Olmo Calvo.

El Pacto de Educación impulsado
por el ministro de Educación Ángel
Gabilondo se encuentra en la fase de
aprobación y firma del tercer y
último documento de consenso. Durante
los últimos meses se han recogido
medidas de más de 70 organizaciones
y colectivos, además de Comunidades
Autónomas y partidos
políticos del arco parlamentario.

Pero este talante permeable hacia
las propuestas educativas se ha visto
lastrado por la necesidad de consenso
entre el PP y el PSOE. Un
acuerdo que, en la actualidad, se
presenta imposible, ya que ambas
formaciones políticas escenifican
públicamente como contrapuestas
sus visiones en materia educativa.

Una lectura detenida de las propuestas
del Pacto permite evidenciar
que muchas de ellas son fruto
de un consenso histórico entre ambos
partidos en sucesivas leyes educativas
y que, por tanto, no son ni
novedosas en su nivel de acuerdo, ni
tienen por qué ser la solución a los
principales problemas educativos.

En este sentido, pueden destacarse
tres de los temas que quedan
fuera de la discusión, debido a la visión
defendida en el Pacto o a la falta
de concreción de las medidas.

Acceso y función docente

Tras la creación de la Constitución
y de los Pactos de la Moncloa, en
1984 se aprueba la primera ley en la
que se regula el acceso a la función
pública y, posteriormente, la función
docente. Desde entonces los
sucesivos Gobiernos han refrendado
un sistema rígido e inmune a los
cambios y responsabilidades. Tal y
como sostiene Mariano Fernández
Enguita, catedrático de Sociología
en la Universidad de Salamanca,
“se sobrepasaron los delicados límites
de la mejora de las condiciones
laborales del profesorado para llegar
a una situación que resultaría
mejor definida como de inmunidad,
impunidad e inanidad funcionarial,
con un efecto de desmoralización
de una parte del profesorado, ineficacia
creciente de la organización
escolar y de los mecanismos de participación
y descrédito indiferenciado
de la educación pública”.

En el nuevo Pacto se mantiene el
sistema de negociación sindical y el
marco de la función pública docente
existente
, y se perfilan medidas como
un sistema de incentivos económicos
y de promoción profesional o
mejoras en los procesos de selección
del profesorado, sin que se entre en
el detalle de tales iniciativas.

Los centros concertados

La LODE de 1985 crea el sistema
de centros públicos, centros privados
y centros privados concertados
.
Posteriormente las siguientes leyes
mantendrán y reforzarán este modelo
híbrido de titularidad financiada
con fondos públicos.

En los documentos del Pacto se
acuña el término de centros educativos
sostenidos con fondos públicos
con la idea de establecer una
red educativa, con independencia
de la titularidad. Entre las propuestas
se plantea analizar la normativa
sobre la escolarización y la regulación
de los conciertos educativos
con los centros privados, con la intención
de que exista un porcentaje
equitativo de alumnado con necesidades
educativas especiales y de
alumnado inmigrante o procedente
de minorías étnicas o culturales.
También se quiere dotar de más recursos
específicos a los centros concertados
que asuman este reto.

Por tanto, no se plantea el debate
sobre el modelo educativo existente,
ni se entra a cuestionar la confesionalidad
de los centros concertados,
ni se especifican requisitos mínimos
para el establecimiento de
tales conciertos, lo que contrasta
con el dispar porcentaje de alumnado
extranjero en centros públicos
y centros concertados (82,7 frente al
14,2, en el curso 2007/2008). Este
sistema dual en titularidad y desequilibrado
en cuanto a la composición
del alumnado incide en los
resultados educativos, como demuestra
Jorge Calero, catedrático
de Economía Aplicada de la Universidad
de Barcelona, que en un
estudio sobre el informe PISA de
2006 pone de manifiesto que el riesgo
de sufrir fracaso escolar es 140%
mayor en alumnos matriculados en
centros concertados, así como un
40% superior para todos aquellos
que estudian en un centro con un
ratio mayor del 20% de alumnado
de origen inmigrante.

Autogestión de los centros

La autonomía de los centros educativos
empieza a regularse desde
la LOECE de 1980. La gestión participativa
en los órganos de decisión
se establece en la LODE de
1985, donde se crea el Consejo Escolar
como máximo órgano colegiado
y se establece un proceso de
elección para el director. La LOPEG
de 1995 mantendrá esta estructura.

Sin embargo la LOCE,
aprobada por el PP, y la LOE, por
el PSOE, sustituyen el proceso de
elección directa ponderada dentro
de la comunidad educativa por un
concurso de méritos llevado a cabo
por una comisión compuesta
mayoritariamente por la adminis
tración pública. Como sostiene
Alfredo Olmeda, profesor de secundaria
en Leganés y miembro
de CNT Enseñanza Madrid, “hay
un generalizado proceso de involución
en los valores pedagógicos
y políticos en la escuela y, esta medida,
como cualquier otra de carácter
jerárquico, supone un debilitamiento
de la pobre democracia
que se vive en la escuela”.

En el Pacto se habla de dotar de
mayor autonomía a los centros, con
medidas como modificar los sistemas
de selección de los equipos directivos
para profesionalizarlos o
firmar contratos-programa entre la
administración y los centros, pero
como mantiene el propio Olmeda,
“la autonomía para ser real sólo
puede construirse en torno a los
principios de la autogestión y el
asamblearismo. Así es la escuela
del futuro, todos los demás proyectos
sólo son la escuela del pasado
con distintas caretas y disfraces
adornada con las palabras que uno
quiera utilizar”.


EL DILEMA DEL
FRACASO ESCOLAR

Por Saray Rojo Rubio, especialista en Pedagogía Terapéutica

Con un 31% de población entre
18 y 24 años que no ha completado
la secundaria en el curso
2007/08, el fracaso escolar en el
Estado dobla la media de la UE.
La concepción más extendida de
fracaso en el ámbito institucional
es la no obtención de la ESO. En
los últimos años, se entiende que
el concepto es más amplio y
comenzaría en Primaria con procesos
de absentismo o desmotivación.
Mientras que se atribuye
la responsabilidad a la escuela,
sería más justo entender que ésta
evidencia la falta de coordinación
entre servicios sociales y educativos
y, por otro, la falta de medios.

Artículos relacionados en este número:

SIN UNA ALIANZA FORMAL // EXISTE UN ACUERDO TÁCITO EN LO FUNDAMENTAL
_ [Un pacto inconveniente, innecesario e inoportuno->10909]
_ La imagen de fragilidad del sistema educativo es un argumento recurrente en la publicidad que el Ministerio ha hecho sobre la necesidad de un pacto.
_ Por Colectivo Baltasar Gracián

ALTERNATIVAS
_ [40 años de Palomeras Bajas, 40 años de proyecto cooperativo->10908]
_ Por Héctor Rojo Letón (Redacción)

Tags relacionados: Educación Educación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto