LA PRODUCTORA DE ROURES SUMA DEUDAS POR 85O MILLONES DE EUROS
La guerra del fútbol pasa factura a Mediapro

A pesar de haber puesto
fin a su concurso de
acreedores, Mediapro
pasa por enormes apuros
económicos, por lo que su
auditora afirma en un
informe que duda de la
viabilidad del proyecto.

18/03/11 · 18:10
Edición impresa
JPG - 46.2 KB
 
32_mediapro_david_fernandez

Sin haber concluido su etapa judicial,
la guerra del fútbol ha comenzado
una nueva edición.
Ahora mismo, Mediapro y Prisa
pelean por los derechos televisivos
de Sevilla y Zaragoza.
Y eso
que las cuentas en casa del ‘ciudadano’
Roures no casan muy
bien, como consecuencia del enfrentamiento
que empezó entre
ambas productoras en la temporada
2006/2007.

A pesar de haber
previsto unos beneficios de dos
millones de euros en 2009, acaba
de añadir a su cuenta de gastos
una provisión de 72 millones de
euros por la deuda
contraída con
el grupo Prisa.

Después de realizar esta provisión,
la empresa encargada de las
cuentas de Mediapro, la auditora
PricewaterhouseCoopers, ha expresado
dudas sobre la viabilidad

del proyecto en el informe que la
compañía presentó en enero en el
Registro Mercantil de Barcelona.
Según este informe, Mediapro cerró
2010 con unas pérdidas netas
de 42 millones.

Su deuda se eleva hasta los 850
millones, y hasta la temporada
2014/2015 ya se ha comprometido
a desembolsar por los derechos audiovisuales
de la Fórmula1
y del
fútbol español unos 2.669 millones.

SIN CONCURSO DE ACREEDORES

En enero, Mediapro llegó a un
acuerdo con sus acreedores para
salir del concurso en el que se encontraba
su filial Mediaproducción.

El acuerdo sólo tuvo la oposición
del grupo Prisa, su principal acreedor,
a quien le adeuda unos 90 millones
de euros. El contrato firmado
prevé el pago en 35 cuotas a las empresas
a las que les debe dinero, de
las cuales la mayor parte son del
propio grupo.

Entre los acreedores externos se
encuentra el Institut Català de
Finances (ICF),
organismo público
dependiente de la Generalitat a
quien le debe 68,3 millones de euros.

La auditora
PricewaterhouseCoopers
ha expresado dudas
sobre la viabilidad del
proyecto de Mediapro

Entre el resto de adeudados están
la agencia tributaria o entidades
financieras como Caja Madrid,
Banco Popular, Banesto, Royal
Bank of Scotland y La Caixa.

Mientras, Televisa, propietaria
del 40% de La Sexta, anunciaba
la búsqueda de comprador después
de que la fusión de La Sexta
con Antena 3 se paralizara. Una
situación que se detendrá, si se
confirma que una parte de los
3.000 millones de euros en inversiones
que han prometido a Zapatero
los jeques del petróleo van
a parar a Televisa.

Entre tanto, Mediapro también
ha realizado un ERE del 10% de su
plantilla, pasando de los 228 trabajadores
que tenía en el 2008 a los
poco más de 200 que tiene en la actualidad.
Mientras, Mediapro ha aumentado
en un 16,6% el sueldo a
sus tres principales directivos,
que
han pasado de tener un salario de
1,2 millones a uno de 1,4 millones.

EL FINAL DE LA GUERRA DEL FÚTBOL

El 17 de junio de 2010 el juzgado
de Primera Instancia número 36
de Madrid dictó una sentencia
donde condenó a Mediapro a pagar
a Audiovisual Sport (filial de
Sogecable, que a su vez pertenece
a Prisa), 97 millones de euros debido
a los daños causados desde el
inicio de la temporada 2006/2007

hasta febrero de 2008, cuando
Mediapro irrumpió en la emisión
de partidos de Liga emitiéndolos
en abierto y desestabilizando al gigante
de la familia Polanco.

Debido a esta sentencia Sogecable
declaró que no iba a pagar
los 90 millones de euros a Mediapro
por los derechos de fútbol, a lo
que la productora catalana reaccionó
declarándose en concurso
voluntario de acreedores
ya que la
decisión de Sogecable podía provocar
en Mediapro un desequilibrio
en el flujo de la caja.

El juez rebocó la sentencia debido
a la situación de Mediapro, y
dictó que la explotación de los derechos
de los equipos de fútbol de
Primera y Segunda división seguirían
siendo de Mediapro
mientras
ésta se encontrase en concurso de
acreedores.

Ante este movimiento al grupo
Prisa no le quedó otra opción que
depositar los 90 millones del primer
pago de los derechos del fútbol

para asegurarse la emisión en
Canal+ y Digital+ de la temporada
2010/2011. De este modo finalizaba
lo que se había llamado la
guerra del fútbol.

Y es que las dos empresas se necesitan
mutuamente. Mediapro
porque aunque posee los derechos
de emisión, necesita amortizar los
gastos vendiendo los derechos a
Prisa.
Y ésta necesita los derechos
que tiene Mediapro para seguir
contentando a sus abonados con
la emisión de la liga de fútbol.

Tags relacionados: fútbol Mediapro Número 146
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

32_mediapro_david_fernandez
separador

Tienda El Salto