La jornada de movilización contra los recortes alcanzó a 25 universidades públicas
La educación se defiende con huelgas

Las protestas contra los recortes y la mercantilización
de la educación pública tuvieron amplio seguimiento
en las universidades el 17N, Día Europeo del Estudiante.

28/11/11 · 15:56
Edición impresa
JPG - 80.9 KB
Concentración de alumnado universitario frente al Congreso en la nohce del 17 de noviembre. Foto: Elena Buenavista.

La jornada de huelga del 17 de noviembre fue convocada por las asambleas de las diferentes universidades públicas del Estado. Las movilizaciones más grandes se produjeron en Barcelona, Madrid y Sevilla; aunque también tuvo amplia repercusión en otras ciudades como Valencia, Zaragoza, Valladolid, Oviedo o Alicante. La mayoría de las asambleas de facultad que han convocado la huelga están relacionadas o
cuentan con el apoyo de las asambleas locales del movimiento 15M.

En Barcelona el seguimiento fue cercano al 90% en todos los campus
de las universidades públicas
. La noche del 16 al 17 se produjeron encierros para preparar los piquetes. La jornada comenzó con el corte de la
avenida Diagonal a las 7:30 de la mañana y el posterior pasacalles para
señalar “a los culpables”. Así, los estudiantes ocuparon momentáneamente una sede del Banco Santander
y a continuación intentaron entrar en la Bolsa de Barcelona. La manifestación terminó con una asamblea
en la plaza de Sant Jaume, en la que
se reunieron unas 30.000 personas,
según la organización.

En Valencia tuvo lugar un encierro unitario al que asistieron 300 personas. La manifestación fue convocada por la Coordinadora de
Asambleas de Facultad y el Sindicato
de Estudiantes, y cerca de 5.000 personas se movilizaron en la mañana
del jueves 17. En Alicante, los estudiantes comenzaron una acampada
indefinida frente al rectorado de la
universidad
. que se mantuvo hasta el lunes 21. En Galicia, salieron a
protestar en las principales ciudades.
En otras localidades como Oviedo y
Zaragoza los estudiantes realizaron
performances y movilizaciones.

La Marea Verde y la huelga

Las asambleas formadas tras la convocatoria en octubre del “#tomalafacultad” de Madrid convocaron el
paro universitario coincidiendo con
la octava huelga de profesores de
secundaria. El lema de las movilizaciones universitarias en Madrid fue
“la educación no se vende, se defiende”, en solidaridad con los estudiantes chilenos. En la noche del 16
se produjeron encierros en todas las
universidades públicas. El paro fue
casi total en el campus de
Somosaguas, donde los huelguistas
bloquearon varios autobuses. En el
campus de Ciudad Universitaria, el
seguimiento de los encierros y la
huelga fue muy amplio
. En la
Universidad Autónoma de Madrid
los estudiantes ocuparon temporalmente el rectorado y consiguieron
que el rector José María Sanz debatiera con ellos en asamblea.

En otras universidades como la Carlos
III, la Universidad de Alcalá o la Rey
Juan Carlos también hubo encierros y huelga, aunque con formatos
diferentes. En la Carlos III se invitó
a los estudiantes a participar en las
clases populares
organizadas por
la asamblea, en las que se habló de
temas relacionados con la precariedad juvenil, la mercantilización de
la universidad y los recortes en servicios públicos
.

La manifestación en Madrid estaba convocada con la intención de
converger con profesores y estudiantes de secundaria para continuar juntos hasta Sol. Los universitarios realizaron previamente
una marcha desde Ciudad Universitaria, en la que cortaron parte de
la autopista A-6 y desplegaron varias
pancartas a su paso
. El bloque de
universidad contó con unas 5.000
personas, a las que se sumaron unos
30.000 profesores y estudiantes de
secundaria.

Una vez en Sol y
con la manifestación desconvocada, un
amplio grupo de estudiantes, con
las pancartas de asambleas de institutos y asambleas de facultad a la
cabeza, cortaron Gran Vía y llegaron hasta el edificio de Telefónica
para leer un comunicado sobre la
influencia de esta empresa en el
proceso de mercantilización de la
educación. Este cortejo contaba
con la presencia de los book block,
símbolo de las protestas de los estudiantes italianos.

Desde Gran Vía, unas 200 personas continuaron cortando las calles
a la carrera hasta llegar al Congreso de los Diputados, que carecía de
cualquier tipo de presencia policial. Los manifestantes se subieron a las escaleras, donde desplegaron las pancartas. A los pocos
segundos hicieron aparición varias unidades de la Unidad de
Intervención Policial, que dieron
30 segundos a los manifestantes
para desalojar las escaleras.
Cuando los manifestantes estaban
aplaudiendo el final de la acción y
recogiendo las pancartas para
abandonar el lugar
, la policía comenzó a cargar contra ellos. La
carga se saldó con seis estudiantes detenidos que fueron puestos
en libertad con cargos tras pasar
38 horas en el calabozo.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Concentración de alumnado universitario frente al Congreso en la nohce del 17 de noviembre. Foto: Elena Buenavista.
Concentración de alumnado universitario frente al Congreso en la nohce del 17 de noviembre. Foto: Elena Buenavista.
separador

Tienda El Salto