CONTAMINACIÓN VISUAL / UNA LEY OBLIGA A RETIRAR LOS ANUNCIOS GIGANTES DE LA CAPITAL ECONÓMICA DE BRASIL
SÃO PAULO, CIUDAD SIN ANUNCIOS


Para el alcalde de São Paulo, Gilberto
Kassab, se trata simplemente
de limpieza. Hay contaminación
del agua, de sonido y de aire. Y
¿por qué no hablar de contaminación
visual? Por esta razón nace en
2006 la Lei Cidade Limpa, una normativa
para liberar la ciudad de los

01/11/07 · 0:00
Edición impresa


Para el alcalde de São Paulo, Gilberto
Kassab, se trata simplemente
de limpieza. Hay contaminación
del agua, de sonido y de aire. Y
¿por qué no hablar de contaminación
visual? Por esta razón nace en
2006 la Lei Cidade Limpa, una normativa
para liberar la ciudad de los
carteles publicitarios gigantes, que
llegan a tener el tamaño de edificios:
hasta nueve metros de alto
por seis de ancho. La medida fue
puesta en marcha el pasado enero
y está consiguiendo quitar 15.000
vallas, a través de multas que superan
los 9.000 reales (3.500 euros).
Así ha empezado a cambiar radicalmente
el aspecto de la capital
económica de Brasil y entre los rascacielos
del centro financiero asoman
las vallas vacías, sin anuncios.
Donde antes la gente se fijaba en la
marca de una empresa ahora mira
la fachada de un palacio, un trozo
de cielo, un escorzo de ciudad.
Pero hay sectores que no valoran
tanto un paseo agradable por la
ciudad como las consecuencias en
sus bolsillos: ya son seis las empresas
publicitarias que han intentado
parar la disposición municipal y
también 72 los centros comerciales
de la ciudad que han manifestado
su contrariedad. La asociación de
comerciantes afirma que esta medida
“viola las reglas básicas del
mercado y del capitalismo” y subraya
los daños económicos. Los detractores
de la ley llegan a decir
que las calles serán más inseguras
sin la luz de los anuncios.

Apoyo ciudadano

Pero a los ciudadanos todo esto
parece darles bastante igual: según
los sondeos más del 70% apoya
la medida. El éxito ya ha superado
las fronteras brasileñas y sobre
este tema crecen movimientos
en Estados Unidos y Europa.
La invasión publicitaria es un problema
que varias ciudades han
decidido afrontar. Viena, por
ejemplo, en 2005 quitó las marcas
comerciales de una calle para
mostrar cómo sería la ciudad sin
el impacto de la publicidad.

Tags relacionados: publicidad São Paulo
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador