Rigurosamente incierto
MAR da ejemplo y crea empleo

El 3 de mayo, el exportavoz del Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez, dio un ejemplo de ciudadanía y emprendimiento al arrollar a tres vehículos en estado de intoxicación etílica.

, Santander
14/05/13 · 17:52
Edición impresa
Mel

Pensaba que Miguel Ángel Rodrí­guez, MAR, era un cantamañanas, una veleta de esas que se mueven según les dé el aire. Pero he aquí que no, que resulta que MAR se ha revelado como un hombre fiel a sus principios e ideales, que es una cosa dificilísima de ver. Y semejante revelación, oh my god, ha llegado de la mano de su bebercio y su Mercedes; Miguel Ángel es un hombre comprometido con su línea de pensamiento y me ha demostrado cosas, cosas de la responsabilidad personal, cosas del corazón. No lo podía haber hecho mejor en su compromiso con el Gobierno. Miguel Ángel Rodríguez cuadruplicó la tasa de alcohol aceptada en su accidente en Madrid y esto lo hizo en perfecta armonía con el gobierno y sus delegaciones provinciales y municipales, que también han cuadriplicado nuestros impuestos.

También me parece muy coherente y responsable comprobar cómo Miguel Ángel y otros tantos de su mismo partido, que ya es casualidad, están ayudando a la reactivación del mercado laboral, con la falta que hace, oye: talleres mecánicos, de chapa y pintura, concesionarios de coches, seguros, abogados, etc. Luego diréis que sólo nos piden esfuerzos a nosotros. Qué hombre más comprometido, de verdad.

Y en una carambola matemática sin precedentes, cuando MAR podía haber perdido los mismos puntos en el carné de conducir que su gobierno lleva perdidos en intención de voto, que eso ya tendría su mérito, decide que él va más allá, que él arriesgará por el bien del país y perderá todos sus puntos juntos para así pagar los 400 euros que cuesta recuperarlos con un cursito pedagógico y recaudatorio. Y así, Miguel Ángel seguirá colaborando con este Estado español, que tanto nos necesita a todos para seguir siendo quien fue. Maravilloso.

Que sí, que me diréis que Miguel Ángel es un grano de arena en el desierto, que uno no hace un ciento pero ¿no es cierto que este mismo esfuerzo, también pasado por alcohol, lo han hecho y lo están haciendo otros? Nacho Uriarte, Arsenio Pacheco, Ángel Espadas, Alberto Gutiérrez Alberca, Miguel Pérez Villar y recientemente Patricia Menéndez, que da un paso más en el grado de compromiso e involucra a su hija de cinco años en este ejercicio de responsabilidad. De quitarse el sombrero. Pensadlo.

En fin, que cómo es la vida. Que una cree que tiene claro cómo son determinadas personas y nada, que no hay manera de mantener las expectativas; son tiempos de descubrir a la gente. Así que, además de comprobar que MAR vive la vida como nos la cuenta en la tele, a lo loco y en continuo compromiso personal, también he entendido de dónde le viene esa sonrisa socarrona y soberbia.

Y otra cosa os digo, que porque estamos en un medio serio y no, pero en otro sitio alguien tendría que analizar el eje y/o relación PP-Pelazo-Alcohol-Accidentes de Trá­fico. Porque no es normal, ahí hay algo. Bueno, salvo en el caso de Carromero, que el pobre no necesita ni pelazo ni alcohol. Alguien debe encargarse de esta investigación con muchísimo más rigor. Hip.

Tags relacionados: Número 198 PP
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0