MADRID // REIVINDICAR LA MEMORIA HISTÓRICA, EL ARTE COMPROMETIDO Y LA REFLEXIÓN
Lo que la tierra esconde

Desde el pasado día 16 podemos asistir
a la vídeo-instalación ‘Fosa Común’, en el
Antimuseo de Arte Contemporáneo.

06/05/06 · 19:06
Edición impresa
JPG - 13.4 KB
RECOGIDA DE ELEMENTOS./ Ojo Atómico

Al entrar en una gran
sala, en penumbra,
lo primero que encuentras
es una representación
geográfica del
Estado español en el suelo, hecho
con tierra traída de una
fosa donde había restos de
personas represaliadas por el
Franquismo. De frente, en la
pared, se ve la proyección de
un documental titulado Santa
Cruz, por ejemplo... En el resto
de la habitación: unas frases
de generales golpistas
alentando a matar con impunidad
durante los primeros
momentos de la Guerra Civil.

Después un fragmento de la
ley franquista de los primeros
años que da la vuelta a lo evidente,
criminalizando a las
víctimas. Tres monitores: donde
aparecen imágenes sobre
la recogida de tierra en la fosa
y el momento de llevarse de
allí los elementos de la muestra;
fotografías de más de 400
desaparecidos por el régimen;
y un punto de interactividad
entre el espectador y la obra,
donde se registrará el paso del
público. Al otro lado, una lista
de las exhumaciones realizadas
por la Asociación para la
Recuperación de la Memoria
Histórica (ARMH), un mapa
de fosas comunes por comunidades
autónomas y un mapa
detallado de la comarca de
Aranda de Duero, como ejemplo
de la densidad real de los
enterramientos clandestinos.

La película documental ha
sido realizada este año por
Günter Schwaiger, sobre el
acontecimiento que significó
el desenterrar una fosa común
en el municipio burgalés de
Santa Cruz de la Salceda, y “se
refleja a través de una exhumación
el mecanismo de la represión
en el microcosmos de
una pequeña población”, nos
indican desde la galería.
Y según los organizadores,
los elementos de la instalación
Fosa Común “crean
un nexo entre los crímenes
cometidos hace más 60
años, la labor de recuperación
de la verdad que es inherente
a la democracia y la
experiencia personal del
propio espectador, que ha
entrado en contacto físico
con la tierra de una fosa común
y debe hacerse partícipe
o bien del olvido o bien
del recuerdo”.

El Antimuseo, situado en el
popular barrio de Prospe, es
una apuesta de Ojo Atómico
por el arte comprometido, por
buscar la reflexión del espectador.
“No se trata tanto de
proponer soluciones definitivas
como de abrir el campo
de los interrogantes. El Antimuseo
es la institución inacabada
y transitoria donde
se experimentan nuevas
prácticas artísticas y nuevas
relaciones sociales”.

Tags relacionados: Franquismo
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador