TEMPORADA OTOÑO-INVIERNO // EL PP Y LA CRUZ ROJA MARCAN TENDENCIA
El diccionario de Güemes y el ‘look’ del cooperante

De primeras, muchos podrían pensar
que se trata del último bulo de
internet. Pero no tardarían en quedar
desconcertados al comprobar
que no era coña. A los pocos segundos
acabarían como todo el
mundo suele acabar explicado los
efectos colaterales de esta temporada:
“¡Es la crisis!”.

19/11/09 · 0:00
Edición impresa

De primeras, muchos podrían pensar
que se trata del último bulo de
internet. Pero no tardarían en quedar
desconcertados al comprobar
que no era coña. A los pocos segundos
acabarían como todo el
mundo suele acabar explicado los
efectos colaterales de esta temporada:
“¡Es la crisis!”.

Se trata de la nueva campaña de
otoño-invierno de la firma de moda
Missing Johnny dirigida “a mujeres
con carácter y comprometidas con
su entorno”, en cooperación (nunca
mejor dicho) con la Cruz Roja Española.
En las fotos de la campaña,
una pseudo-cooperante-modelo se
prueba diversos modelitos mientras
se retrata con un inmigrante, reparte
agua a familias sin recursos o
abraza a una mujer en una ambulancia.
Los textos que acompañan
las fotos son elocuentes: “Preparados
para compartir tierra, recursos,
vida, esperanza, amor y sonrisas.
Con Cruz Roja Podemos”.

Puestos a ser voluntarios, por lo
menos que sea con elegancia. No
sea que aparezcan por un campo de
refugiados con esa pinta que tanto
disgusta al consejero de Sanidad de
Madrid, Juan José Güemes (PP). El
yerno de Carlos Fabra no desperdició
la oportunidad para dejar su impronta
en el mundo de la moda al
identificar la idiosincrasia de los “pijo-
progres” (“Gente rica disfrazada
de palestinos pobres”).

Esta perla, junto a su ya célebre
diccionario de progresí, “lengua de
los izquierdistas modernos”, fue borrada
de su página web tras la polémica
sobre algunas definiciones
sobre temas como el aborto (“Interrupción
voluntaria del embarazo
por egoísmo”) y neologismos como
“ciudadasnos” o “zejateros” (plataforma
de artistas, ‘intelectuales’,
generalmente sin estudios universitarios).
Es probable que a la comunidad
gay tampoco le hiciera mucha
gracia hallarse definida como “homosexuales
con estudios que,
haciendo uso de sus conocimientos,
consiguen prebendas políticas y
subvenciones del erario público”.

Tags relacionados: Juan José Güemes Número 113
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto