MODA // TENDENCIAS DEL ÚLTIMO GRANDE, SIN YVES Y VALENTINO RETIRADO
Un cambio climático chic

Hay quien se pone el mundo por montera. Este invierno, Karl Lagerfeld se ha puesto un iceberg. El diseñador, fotógrafo, ’socialty’, epítome del adelgazamiento exprés y azote de las tallas grandes del H&M se ha puesto ‘eco-friendly’. O algo así.

31/03/10 · 9:04
Edición impresa

Ups, perdonen. No he presentado
bien el tema: esto es una crónica de
moda
. Así es DIAGONAL, un periódico
abierto a lo que pasa en el mundo.
Les doy (antes de seguir) unas
reglas básicas de las crónicas de moda:
a) se usa todo el rato anglicismos,
como total-look o front row; b)
nunca se critica a uno de los grandes,
se habla de conceptos fallidos o
no entendidos; c) nadie sabe quién
se pondrá las creaciones, y ni importa;
d) nadie sabe lo que valen las creaciones,
e importa menos; e) se da
por sentado que el/la diseñador/a ha
dado hasta la última puntada de cada
vestido, aunque las costureras estén
sentadas en la parte de atrás
viendo su trabajo. O algo así.

Hechas las presentaciones, volvamos
al iceberg: París, fashion week,
desfile de Chanel, la casa madre, la
primera, la del savoir faire, la más
francesa de todas las francesas.
Celebrities con total looks de la firma,
pasarela en cuadrilátero, expectación
máxima por la sorpresa que
ha preparado Karl, heredero del espíritu
de la grande y única Coco
Chanel. Se abre el telón, y aparece
un iceberg tan grande como un edificio
de tres plantas, traído y pulido
made in Sweden (o Skadinavia, según
el argot). El hielo se va fundiendo
y el público se entretiene con los
resbalones de las modelos en taconazo,
los trajes tweeds (marca de la
casa) y el look nena-abrígate-comoun-
yeti (o estilo Yet, según algunas
editoras). Así son las cosas: Karl
Lagerfeld se pone eco o, como titulaba
la crónica de la siempre seria
Associated Press, Chanel hace cambio
climático, con icebergs reales.
La gente aplaude. O algo así. Y todos
los editores hablan de aciertos
y buscan excusas para justificar
que Lagerfeld, el acérrimo defensor
de las pieles "buenas, buenas",
haya claudicado al uso de piel sintética
(súper realista, según el argot).
El iceberg se sigue fundiendo.
El front row se fija en los complementos,
inspirados en cristales de
roca. Y las tres plantas de hielo se
siguen fundiendo.

Lagerfeld, ya distendido en el kissing-
room
, se pregunta por qué no se
puede echar sentido del humor a temas
graves. Así de fácil y así de rápido
se encuentra explicación para una
colección que prevé un enfriamiento
global para el que hay que abrigarse
como un esquimal chic a pesar de
que sus conceptos se cimientan sobre
justo lo contrario: el paulatino
aumento de las temperaturas. Besos,
risas, primeras crónicas con el teatral
iceberg como protagonista, que
se sigue fundiendo. De las emisiones
que ha implicado su fabricación,
transporte y mantenimiento nada.
Cuánto tiene que aprender Adolfo
(Domínguez, claro) del genio. Llega
a hacer una colección en vez de alabar
el despido libre en prensa y la
temporada que viene todas con un
total-look parado chic AD, camino
de nuestros trabajos en la Castellana.
En Francia saben lo que hacen, vida.

Tags relacionados: Número 123
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador