PALESTINA // PEDALEANDO DE LONDRES A JERUSALÉN
BICIS CONTRA LA OCUPACIÓN
JPG - 13 KB
 
The Peace Cycle

Acabar con el ciclo de violencia;
poner en marcha
un ciclo de paz en Oriente
Medio”, es el sueño de un
puñado de improvisados ciclistas
que en un arrebato de utopía se han
lanzado a pedalear 2.500 kilómetros,

, Damasco (Siria)
08/10/06 · 22:39
Edición impresa
JPG - 13 KB
 
The Peace Cycle

Acabar con el ciclo de violencia;
poner en marcha
un ciclo de paz en Oriente
Medio”, es el sueño de un
puñado de improvisados ciclistas
que en un arrebato de utopía se han
lanzado a pedalear 2.500 kilómetros,
de Londres a Jerusalén, en demanda
de paz y justicia para Palestina.
Partida de Hyde Park el 6 de agosto,
esta marcha por la paz, The Peace
Cycle, se prepara, no sin dificultades,
para alcanzar su destino el 16 de septiembre,
en dos etapas: una primera
por Europa, desde Inglaterra hasta
Italia; y una segunda, iniciada en
Siria, y que tras pasar por Jordania
ha llevado a los ciclistas a los Territorios
Ocupados. En total, 42 personas
de diversos credos, nacionalidades
y edades han participado en
una o varias etapas del viaje; 23 de
ellos entrarán a Jerusalén.
En el inicio de esta segunda etapa,
en la cima del Monte Qasiun, que se
alza ante Damasco, los ciclistas
charlaron con DIAGONAL. “Tenemos
la obligación moral de contar
la verdad de lo que hemos visto.
Hacer que la gente piense sobre esto,
y desde una perspectiva distinta”,
explica Sheridan, organizadora de
este viaje, que no es el primero. La
idea de hacer una marcha ciclista
por la paz en Palestina surgió hace
dos años y medio de dos británicos
“hartos del tratamiento mediático”
sobre Palestina y “desilusionados
con las formas tradicionales de protesta”.

Un llamamiento por Internet
a diversas organizaciones logró que
la iniciativa cuajara en agosto de
2004, en una pequeña marcha que
alcanzó su objetivo: Jerusalén. La
intención ahora es repetirla cada dos
años, con mayor participación y eco
social. Hoy, 14 asociaciones locales
e internacionales apoyan la iniciativa,
que tiene como padrino a
Mordechai Vanunu, pacifista israelí
encarcelado durante 18 años
por haber desvelado la capacidad
nuclear de Israel.
The Peace Cycle pide una solución
de la situación en Palestina a través
de la aplicación de la resolución 242
de la ONU, que exige la retirada de
las tropas israelíes tan sólo de los territorios
ocupados en 1967, y que
aboga, aunque vagamente, por una
“solución justa del problema de los
refugiados”. “Es necesario presionar
a los Gobiernos occidentales, y presionar
a Israel con sanciones y boicot”,
continúa Sheridan.

Tras hacer escala en varios campos
de refugiados en Siria y Jordania,
la última etapa, en los Territorios
Ocupados, se presenta plagada
de escollos por la política de ocupación
israelí. Al cierre de este número,
los participantes denuncian que están
siendo “tratados como animales”,
con retenciones prolongadas en cada
puesto de control, sin agua ni baños,
y con la amenaza constante de
expulsión. Y, al igual que en 2004, el
único autóctono del grupo, el joven
de Ramala Mohammed Fa’eq, se
quedará a las puertas de Jerusalén
tras ser detenido por las autoridades
israelíes.

“En 2004, los palestinos nos dijeron:
‘No necesitamos vuestro dinero,
necesitamos que seáis nuestra voz
en el mundo’. Y recuerdo que en el
aeropuerto pensé que éste no era el
final de la marcha ciclista por la paz
(peace cycle), sino el principio del ciclo
de paz (cycle of peace)”, concluye
Sheridan.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador