HUMOR // LA PANCARTA CON CUERDECITA Y LOS PARAGUAS-SOMBRILLA TRIUNFAN EN LA PASARELA 15M
‘Beliebers’ revolucionarias

¿Existe un look de izquierdas? ¿Hay vida más allá de las camisetas del Che? Nuestra ‘cool hunter’ de guardia responde a ésas y otras preguntas.

29/05/12 · 2:16
Edición impresa
JPG - 35.2 KB
Lucía Muñoz

Igual os parece un poco prematuro, e incluso puede que repelente, pero cuando tenía unos diez años y los niños de mi clase pintaban avioncitos y muñequitas, yo, que tenía una madre que tarareaba Gallo rojo, gallo negro mientras pasaba el aspirador, dibujaba ideales señoras del PP con trajes rancios de tweed de inspiración Chanel y aguerridas militantes de IU con la melena al viento. Os juro que es truestory de la buena, palabrita.

Las primeras iban cargadas de bolsas de grandes firmas y las segundas portaban botes de laca sin CFC. Qué tierno ¿verdad? Desde entonces me persigue la obsesión por la “sociología de la indumentaria ideológica”, que es como he bautizado a esta disciplina del “dime cómo vistes y te diré cómo piensas”.

¿Por qué sabía yo a tan temprana edad en qué consistía el look de izquierdas? ¿eh, eh? Porque mi madre me llevaba a manifestaciones, y esta niña era muy observadora, y además está claro que, por mucho que intentemos ir de pasotas estilísticos otorgándole importancia cero a las pintas, el look contestatario existe, como Teruel, y deberíamos protegerlo y reivindicarlo, como Teruel, no negarlo y hacernos los guays y los contraculturales. Si un madero o Cristina Cifuentes pueden disfrazarse de antisistema –con mayor o menor éxito, normalmente da ascopena de verlos, debería existir una comisión de estética con personal shoppers de guardia y apuntarnos sus números en el brazo, al igual que hacemos con los abogados de la comisión de legal– es porque los looks antisistema se dan de facto. ¿Os acordáis de aquel reportero de Intereconomía en la Acampada Sol comentando que “por aquí no se ve a ninguna persona de derechas”? Pues eso.

Y como de momento a esta Jane Goodall no le han entrado las ganas de infiltrarse en una mani del Foro de la Familia para analizar especímenes del reverso tenebroso en su hábitat natural, he decidido centrar mis esfuerzos en analizar lo que estos ojitos vieron durante el 12M15M. Llamémoslo look de izquierdas. Sí, no os echéis las manos a la cabeza. No tengáis miedo a llamar a las cosas por su nombre, que eso de la inclusividad y el “aquí cabemos todxs” está super out. Tan out como las pancartas con palito. El accesorio estrella de esta temporada son las pancartas con cuerdecita para llevar colgadas de la mochila, y los paraguas-sombrilla con octavillas a modo de charms. Sin duda hemos ganado en comodidad con respecto a hace un año.

Y si hace un año era apabullante la densidad de pantalones colganderos por metro cuadrado, más apabullante ha sido, en esta ocasión, y con la llegada de las buenas temperaturas, la proliferación en el seno de las protestas del 12M15M de esa tribu a la que llamo Beliebers revolucionarias.

Por su uniforme las reconoceréis: en la cara llevan pintado un “#15M” gigante y a veces margaritas. Visten zapatillas de basket, mochililla de cuerdas, vaqueros cortos y tank top. Se desgañitan coreando los lemas y las canciones que se traen preparadas de casa. Da gusto oírlas, aunque los militantes históricos las miren con recelo por una mera cuestión de puretismo. “Maldita posmodernidad” piensan. Sí, os hablo de esos señores barbudos enfurruñados, que visten de colores parduzcos y tristones porque el compromiso político es incompatible con ir guapo por la vida, eso es así. Lo primero es la lucha, cuando consigamos derrocar al sistema ya si eso nos paramos a pensar en qué nos ponemos. Y, hablando de ello, un consejo para cuando llegue el apocalipsis del capitalismo: haced por que os pille con una muda limpia. Vuestras abuelas estarán orgullosas (y tranquilas, que es lo importante).

*filosofafrivola.blogspot.com.es

Tags relacionados: Número 175
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

10

  • |
    anónima
    |
    31/05/2012 - 7:45pm
    Jajaja, ayayay, los enfurruñados puretas realmente lo son porque no tienen sentido del humor. Eso, y que los colores parduzcos deben de dar bastante calor con esta solana, y claro, se obnubila uno y escribe un comentario casi más largo que el artículo. ;)
  • |
    anónima
    |
    31/05/2012 - 1:18pm
    Totalmente, seguro que has dado en el clavo xDDD
  • |
    anónima
    |
    31/05/2012 - 12:12am
    divertido, ameno y cierto en parte, ¿pero que es esto? ¿el comienzo de la prensa rosa de los rojos? de verdad que no necesitamos de esto.
  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 2:05pm
    ¿Quieres ser mo novio?
  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 9:23am
    Es él!! Es un militante histórico barbudo enfurruñado!! :)
  • |
    anónima
    |
    30/05/2012 - 5:02am
    La Luci no sólo escribe de moda, de política o de sociología. Hace todo eso y además hace una gran labor social quitándonos los ceños y animando un debate sobre política que puede y debe ser divertido. Lo peor es aburrir, que para eso ya están los políticos, y hacernos los guayones, que para eso están muchos activistas y comentadores. Todos los días echamos los dientes con nuestras vidas, las noticias, los exilios, la miseria... La Luci ya está en el archivo del 15-M por derecho propio: porque no es moñas, ni cursi, ni intensa, ni usa las expresiones de la C15M (que está surgiendo igual que la CT, cultura de la transición). En la transición hubo revistas maravillosas con gente que desmontaba a base de risas lo que iba pasando día a día. Luci hace lo mismo pero a base de tuits, del blog y de un montón de gente estupenda que participa con ella en un diálogo en el que caben las dos emociones que me parecen más poderosas del 15M: el cabreo y el humor. De ahí sólo puede salir algo bueno.
  • |
    anónima
    |
    29/05/2012 - 11:18pm
    "Lo que se dice en este artículo creo que aparte de frívolo es tremendamente reduccionista y descontextualizado." Por supuesto. Es humor. Si esta chica hubiese tenido a bien aburrirnos a todos con una pseudoteoría sobre la moda de izquierdas yo no habría llegado aquí. Cuando alguien hace un chiste facha no le hablo de historia. Me río o no. El humor nunca intenta decir la verdad. Pero esto es de perogrullo…
  • |
    anónima
    |
    29/05/2012 - 11:15pm
    Me ha encantado. Un soplo de aire fresco. El sentido del humor es en estos momentos más necesario que nunca. ¡Muchas gracias!
  • |
    anónima
    |
    29/05/2012 - 10:59pm
    Este comentario/crítica està totalmente fuera de lugar, creo que una persona cuerda i con sentido común básico debe entender cual és la intención de este artículo i no rebuznar de primeras de esta forma descalificatoria tan pueril. Luci, continua con tus artículos, lo haces de puta madre, pero para que se te entienda es necesario algo de seguimiento particular i estas cosas pueden pasar. Por desgracia aún hay gente que si te sales de sus esquemas bàsicos se desorienta peligrosamente. Ànimo
  • |
    anónima
    |
    29/05/2012 - 2:58pm
    <p class="spip">Lo que se dice en este artículo creo que aparte de frívolo es tremendamente reduccionista y descontextualizado. Quiero aclarar que no pertenezco al grupo de pasotas estilísticxs, claro que creo en el look, y mucho; pero creo que reducir lo que se ve por el 15M a un look (uno) que más bien parece exageradamente apolítico (significando esto "de gente no interesada en la política") y extendido [la fuente es la calle] es un claro atentado contra los principios de pluralidad, en todos los ámbitos, que trata de defender el 15M. Además, me sorprende mucho que te centres en un look específicamente femenino y bajo un punto de vista descalificatorio. Claro, porque como todxs sabemos la moda es de las mujeres, ¿verdad?</p> <p class="spip">Fuera de todo esto, ¿cómo puede omitir el factor de que todo look underground suele ser tomado por algún visionario capitalista y robado para venderlo prefabricado a un grupo de niñxs que quieran pagar por ello? Esto pasa, por lo menos, desde los 80s. El look que describes no es el habitual entre la izquierda indagante; creo que en el contexto neoliberal que vivimos, que haya un look de izquierdas tal como el que describes dice muy poco de quien sea que lo lleve, ¿gritando consignas del 15M y siguiendo el catálogo de Mango? Menudo juego de palabras para defender el 15M con Bieber, fantástico.</p> <p class="spip">Entiendo el tono lúdico-cómico que trata de tener el artículo, pero en fin; si existen esas true beliebers revolucionarias que mencionas en el artículo, sólo sirven como carne de rebaño al movimiento (creo que en esto estaremos de acuerdo porque la desacreditación que das del modelo es ejemplar, desacreditando con ello la importancia de la estética y que la estética y la inteligencia sean más que compatibles -no concibo mi inteligencia sin que ésta se aplique en mi estética-)</p> <p class="spip">De haber un look de izquierdas ACTUAL (remarquemos esto, puesto que siguiendo esta lógica el look de izquierdas está tan a merced del mercado como el de derechas, según lo cual seríamos todxs unxs hipócritas), el de la foto no es, desde luego. Entiendo que funcionamos por modelos, categorizaciones y prototipos, pero aquí directamente omites eso: un modelo. Un modelo de moda único. Un modelo femenino único. Mujer. Toma ya diversidad.</p> <p class="spip">Si algo me ha gustado estéticamente del 15M es su variedad y el último activismo contestatario, etc. es que ya no se siguen tantos patrones estéticos de "look de izquierdas" cerrados como antaño, me ha parecido notar, y hay menos prejuicios hacia cualquier tipo de look.</p> <p class="spip">El compromiso es muy compatible con ir guapx por la vida, ir guapx por la vida es una forma de indagar en las manifestaciones del cuerpo en el mundo; no es unívoco; y sólo debería de ser clasificatorio en el cómo, la actitud; y no en la especificidad; eso se huele.</p> <p class="spip">Además, las chaquetas tweed, como las camisas azules y miles de accesorios de derechas son geniales y se nota en el <i class="spip">cómo</i> si eres de izquierdas y lo llevas, aunque el <i class="spip">qué</i> sea de derechas o se diga de derechas.</p> <p class="spip">Y también, hay que decirlo, creo que basta ya de demagogia e hipocresía en el <i class="spip">outfit</i>: lo único que sería de izquierdas de verdad en moda sería comprar únicamente ropa de segunda mano. Ésto si es específicamente una actitud política y creo que no tantxs activistas la practican. Es que lo de llevar prendas de segunda mano con estilo ya no es el look de izquierdas, ¿no? es el look de moderno, que puede ser de izquierdas o de derechas. ¿Es esa la generalización?</p> <p class="spip">No imitemos el reduccionismo de La Razón, por favor; creo que esto me decepciona bastante.</p>
  • Lucía Muñoz
    separador