Humor // Rigurosamente incierto
Un amor kalimotxero

Nuestra sección del cuore va dedicada esta semana a la pareja más seguida desde el 25 de mayo. Salud y república, corazones

, Cibeles
08/06/14 · 8:00
Edición impresa

¡¡¡Hola, de nuevo!!! Ya sé que hace tiempo me propuse dejar de escribir hasta que acabara la crisis, pero no he podido evitarlo, corazones, pues este tema me parece una pasada. Sí, camaradas, ¡puede que pronto, quién sabe, tengamos en la Moncloa una reedición de los Kirchner! Y yo, por una historia de amor con toques peronistas, ma-to.

Al lío: Tania y Pablo, Pablo y Tania, las nuevas celebs de la facción electoral quincemayista celebraron el pasado domingo, con una velada multitudinaria, los resultados del 25M. La pareja de tortolitos eligió un picnic con su grupo de consumo en la Casa de Campo (Madrid). ¿Quieres disfrutar de lo que ellos tomaron? Pues prepara la tarjeta de débito y toma nota: tinto de verano Hacendado (los días del kalimotxo ya quedaron atrás), mucho humus casero del que se hace bola, algunas quiches del Mercadona, guacamole bien cargado de cilantro Auchan y un brownie casero. Aunque para brownie, el de la pareja. (Gag y risas enlatadas sugeridas AQUÍ por Íñigo Errejón). Muy rico, sí señor.

Pero, tías, lo que no os contarán de ese señalado día otras crónicas es que ‘Pa’ y ‘Ta’ volvieron a tener en el coche una bronca a costa de un tema espinoso: el desastroso gusto musical del carismático líder. Pablete intentó colar sus TEMONES (sic, el líder habla como tú y como yo) sacados de las listas de Spotify: lo mejor (?) de Joe Cocker o Extremo Gran­des Éxitos. Como aquella noche era Pablo quien había ganado y en virtud del derecho a decidir imperante en la pareja, Tania consintió. Pero un atasco por la celebración de la Eurocopa en Cibeles atrapó a la pareja en la M-30, obligándoles a escuchar en loop la banda sonora de Amélie hasta 15 veces, lo cual, como es comprensible, sacó de quicio a Tania, quien echó a Pablo del coche a la altura de la gasolinera de Atocha en vez de en Puente de Vallecas, donde viven él y su coleta.

El líder volvió andando a casa, henchido de éxito cantaba desgañitándose Deltoya, deltoya, deltoya mientras mandaba wassaps con emoticonos de :P y “no te enfades, compa”.  Sin respuesta. Bastante tenía Tania con lo suyo. Dos días después lo arreglaron en el mítico pub vallecano Hebe.

Porque aunque aún no han puesto nombre a lo suyo, según sus amigos y familiares, Ta y Pa, de cerca, son una pareja muy especial y un poco rebelde. Es seguro que entre ellos no habrá un “amor de mi vida” o “el padre de mis hijas”. La casta del amor romántico también ha de ser desahuciada del poder político de nuestras cabezas.

Y aquí empieza lo bueno. En estos días de sexo y desenfreno postjuvenil en los que vivimos, nadie quiere cerrarse ninguna puerta. Ellos tampoco. Aunque confiesan no tener permitidas las “relaciones paralelas” en su relación, no hacen ascos a lo que viene siendo el amor libre y algún que otro complemento fetish. Las parejas abiertas proliferan en el partido y con la ayuda de todos (VOTA PODEMOS EN MUNICIPALES<-- banner patrocinado) el matrimonio de tríos será pronto legalizado. (Sí, tú también podrás por fin follar, alma de cántaro). Así aparece recogido en el futuro programa del partido: Derecho al AMOR, idea también del propio Errejón encumbrada a instancias del Círculo Jodemos.

“Todo el joder para el pueblo”, “El sexo anal será la tumba del fascismo” o “La Moncloa será poliamor o no será” son algunas de las consignas del Círculo Jodemos, quienes, por cierto, nos dejaron emborracharnos for FREE en su local y nos invitaron a una fiesta de swingers en el cuarto de las cajas de Coca-Cola. Uno de ellos dijo muy serio: “Apostamos por el sexo riguroso, los procesos y las posturas democráticas, más que por las declaraciones de amor y las promesas efectistas”. Decliné. Se me iba el metro. Os lo juro. Besis y hasta la próxima.    

Tags relacionados: Número 224
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0