ALEMANIA / LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL SALVA UNA FÁBRICA RECUPERADA
1.800 bicicletas contra la ‘reconversión total’
JPG - 16.2 KB
MODELOS. Los dos modelos de bicicletas que se producen en la fábrica.

Desde hace más de tres meses, los
trabajadores de la fábrica de bicicletas
Bike Systems GmbH en
Nordhausen gestionan la compañía.
Sin ayuda de patrones ni inversores

, Redacción
18/10/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 16.2 KB
MODELOS. Los dos modelos de bicicletas que se producen en la fábrica.

Desde hace más de tres meses, los
trabajadores de la fábrica de bicicletas
Bike Systems GmbH en
Nordhausen gestionan la compañía.
Sin ayuda de patrones ni inversores
han decidido retomar la producción.
La fábrica se encontraba
en un estado ruinoso y los locales
habían sido vaciados, a excepción
de una parte. El 10 de julio los empleados
ocuparon la fábrica con
tres turnos diarios de vigilancia. En
agosto, la empresa -propiedad de
la estadounidense Lone Star, con
sede central en Texas- comunicaba
el cierre definitivo. Sus 135 trabajadores
se quedaban en el paro.

Pero no resulta sencillo sobrevivir
en el capitalismo sin capital. Por
eso, los trabajadores lanzaron una
campaña de solidaridad internacional
con el apoyo de la organización
anarcosindicalista FAU (Freie Arbeiterinnen-
und Arbeiter-Union,
Unión de Trabajador@s Libres) y
decenas de organizaciones de Europa
y el resto del mundo. Para que la
empresa no tuviera que cerrar sus
puertas definitivamente, Bike Systems
necesitaba recibir 1.800 pedidos
de bicicletas antes del 2 de octubre.
A través de la página web
strike-bike.de, traducida en nueve
idiomas, las solicitudes llegaron
desde todas las latitudes. En el
Estado español, el portal alasbarricadas.
org se encargaba de traducir
al alemán los pedidos de bicicletas.

“No se trata solamente de evitar
el desmantelamiento de la fábrica
y esperar la llegada de un nuevo
inversor, la idea de la ‘Strike-Bike’
está recibiendo respuestas muy
positivas. Tenemos la oportunidad
de demostrar la capacidad de los
trabajadores de desarrollar con
éxito sus propias iniciativas y de
autogestionar la producción y la
distribución”, decían los empleados
en un comunicado.

“Si conseguimos nuestro objetivo
de recibir pedidos de 1.800 bicicletas
producidas en régimen de
autogestión”, afirmaban los trabajadores,
“esto ayudará a difundir
las ideas de solidaridad y dará un
apoyo moral a compañeros que se
hallan en situaciones similares, luchando,
como nosotros, para evitar
la ‘reconversión total”.

Pero no fue necesario llegar al 2
de octubre. Mucho antes de que
expirara el plazo, los pedidos fueron
llegando desde todos los rincones
del mundo: de casi todos los
países europeos, de Egipto, Estados
Unidos, Australia, Canadá,
Sudáfrica o Israel. En sólo dos semanas,
las 1.800 bicicletas necesarias
para la supervivencia estaban
vendidas. La producción empezará
el 23 de octubre y a principios
de noviembre las ‘strike-bike’ comenzarán
a llegar a sus solidarios
compradores.

El éxito de la campaña, que no tardó
en ser calificada de “histórica”
por los nuevos dueños de Bike Systems
y diversos sindicatos libertarios,
tuvo un enorme reflejo en los
medios alemanes, con reportajes en
periódicos y en casi todos los canales
generalistas de televisión. Y no
era para menos. Según la página
strike-bike.de, es la primera vez que
en el territorio de la ex República
Federal Alemana una producción
autogestionada en una fábrica recuperada
sale adelante, y por si fuera
poco, gracias a una auténtica ola de
solidaridad internacional.

Tags relacionados: autogestión
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador