CASO COUSO: LA INSTRUCCIÓN NO HA TERMINADO
Histórico viaje a Bagdad

El procedimiento continúa e Interpol debe tramitar la orden de busca y captura contra los militares que causaron la muerte a José Couso y Taras Protsyuk.

- Por cuarta vez se reabrirá el caso Couso

30/03/11 · 8:00
Edición impresa

Tras el histórico viaje que se
hizo en enero y llevó hasta
Bagdad al juez de la Audiencia
Nacional Santiago
Pedraz y los abogados de las acusaciones
Enrique Santiago,
Antonio Segura, Pablo Die y yo
mismo, junto a los testigos del asesinato:
Jon Sistiaga, Olga Rodríguez,
Jesús Quiñonero y Carlos
Hernández, ahora queda continuar
la instrucción del procedimiento.
Esta diligencia abre las puertas a
que se puedan realizar diligencias
similares en otros procedimientos
de jurisdicción universal.
En este
caso, va a permitir a los peritos
aportar nuevas pruebas ópticas que
junto al resto de la investigación
acrediten la actuación dolosa de las
tropas estadounidenses para acallar
a la prensa independiente que
cubría en directo la ocupación de
Bagdad en el año 2003.

Es el momento de que Interpol,
quien ya tramitó las órdenes en dos
ocasiones previas, vuelva a exigir
las órdenes de búsqueda y ponga a
disposición del Juzgado Central
nº1 a los militares norteamericanos
Thomas Gibson, capitán Philip
Wolford y teniente coronel Philip
de Camp
, dada la nula cooperación
de las autoridades norteamericanas.
Este organismo internacional
se declaró incompetente en este
caso en octubre de 2010 alegando
que tiene prohibido inmiscuirse en
“toda actividad o intervención en
cuestiones o asuntos de carácter
político, militar, religioso o racial”.
De momento, el Estado español
tampoco se lo ha exigido.

No sólo las autoridades norteamericanas
han incumplido el
Acuerdo de asistencia judicial entre
los Estados Unidos de América
y la Unión Europea, y el Tratado de
Asistencia Jurídica entre EE UU y
España, sino que según las filtraciones
de Wikileaks publicadas en
los medios de comunicación –y la
ausencia de negativa por quienes
aparecen como participantes en las
mismas– la falta de cooperación
con el procedimiento se ha extendido
más allá de las fronteras de los
propios EE UU
.

Estamos ante un importante
avance del procedimiento, y ante la
oportunidad de seguir con la realización
de otras diligencias de investigación
como la declaración de
la sargento Adrienne Kinne, que
permiten que cualquier observador,
salvo interesadas perspectivas,
no pueda negar la existencia de indicios
suficientes de criminalidad
en los hechos investigados para
acudir a juicio. Además se debe dar
efectivo cumplimiento a las órdenes
internacionales de busca y
puesta a disposición
del juzgado de
los militares implicados.

El viaje a Bagdad

A finales de enero se inspeccionó
ocularmente el puente Al Jumiriya
y el hotel Palestina en Bagdag, dentro
de la investigación por las muertes
de los periodistas José Couso y
Taras Protsyuk por el ejército estadounidense.
A pesar del contexto
político y militar de Iraq, de los impedimentos
para la obtención de
visados y la no otorgación de autorizaciones
diplomáticas a todos los
miembros de la Comisión Judicial,
se practicó con éxito la diligencia
acordada. Se tomaron imágenes y
referencias tanto desde el lugar
donde se ubicaban los carros de
combate que disparó al hotel, como
desde el balcón del hotel en el
que fue asesinado Couso. También
se examinó la ubicación y la referencia
del resto de edificios que
fueron atacados por el ejército norteamericano
,
y que ocupaban los
medios de comunicación que estaban
emitiendo en directo.

Tags relacionados: Número 146
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto