DEMOCRACIA NACIONAL ACUSA A ESPAÑA2000 DE INTENTAR QUEMAR SU SEDE CENTRAL Y AGREDIR A DOS DE SUS LÍ
Guerra abierta en la ultraderecha española

Las principales
formaciones neofascistas
compiten a sangre y
fuego por el liderazgo y
las alianzas europeas. Las
luchas personalistas y la
deriva pro israelí de
algunos dividen aún más
a la ultraderecha más
débil de Europa.

26/10/10 · 6:37
Edición impresa
JPG - 61.9 KB
 
JOSEP ANGLADA. El presidente del partido Plataforma per Catalunya presentó recientemente un libro en un acto en el hotel El Madroño, de la cadena VP, en Madrid. Foto: Edu León.

Mientras la nueva ultraderecha vive
sus mejores momentos en Europa
desde el fin de la II Guerra Mundial,
con varios eurodiputados y sonados
éxitos en sus respectivos países, en
el Estado español sigue sepultada y
dividida. A pesar de que hace menos
de un año España2000, Movimiento
Social Republicano (MSR) y
el Frente Nacional (FN) firmaban
un acuerdo de mínimos basado en
la información, la colaboración y la
no agresión entre las partes. Sin embargo,
esta alianza se rompió el 4 de
octubre tras anunciarse la participación
de la organización ultraderechista
España y Libertad (EyL) en el
acto de España2000, organización
liderada por José Luis Roberto, el 12
de octubre en Valencia. Según un
comunicado del MSR, España2000
ha provocado así la ruptura del pacto,
pues EyL, que mantiene una estrecha
relación con la Plataforma
per Catalunya (PxC), defiende un
marcado discurso pro israelí [ver recuadro],
algo que los neonazis no
están dispuestos a aceptar.

Esta ruptura llega en un momento
en el que ya se atisban importantes
citas electorales que los ultras utilizarán
para medir su capacidad. La
primera, las elecciones municipales
de 2011. Estas elecciones servirán
para tratar de conservar los tres concejales
que España2000 tiene en el
País Valencià y tantear las posibilidades
del MSR sobre todo en Cataluña,
donde competirá con el xenófobo
Anglada de la Plataforma per
Catalunya (PxC). Conscientes de que
las posibilidades de obtener representación
en las elecciones generales
de 2012 son prácticamente nulas,
la apuesta más importante son sin
duda las próximas elecciones europeas.
En las últimas entre todas las
formaciones no lograron superar los
60.000 votos.

Los amigos europeos

Pero son los favores de sus homólogos
europeos, a juicio de diferentes
expertos, aquello que realmente codician
las diferentes formaciones ultraderechistas
españolas. Por veteranía,
el partido neonazi Democracia
Nacional (DN) ha sido el que ha
gozado siempre de una mayor proyección
internacional, como los del
BNP inglés, del Jobbik húngaro o de
la Alternativa Sociale italiana de Alessandra
Mussolini. Pero debido a la encarnizada
lucha entre ultras, pocas
formaciones europeas se atreven a
apostar claramente por una u otra
opción. De hecho, en las últimas semanas
ha desaparecido misteriosamente
el enlace que DN tenía en su
web al Jobbik húngaro, uno de sus
principales valedores en Europa.

Sin embargo, el neonazi MSR ha
aparecido recientemente entre los
miembros de la Alianza de Movimientos
Nacionalistas Europeos, un
nuevo grupo paneuropeo que aglutina
entre otros al BNP, Jobbik, el
Front National de Le Pen y a los nacionalistas
suecos del ND, que consiguieron
también muy buenos resultados
en las pasadas elecciones.

Una encarnizada pelea

A pesar de no representar ni siquiera
el 1% de los votos, casi una decena
de formaciones se reparten el
apoyo ultraconservador, xenófobo y
populista. Además, entre ellas mantienen
desde hace años una encarnizada
lucha que ha llegado a límites
insospechados. En septiembre, DN
denunciaba en un comunicado ser
víctima de una serie de ataques, perpetrados,
según ellos, por militantes
y simpatizantes del partido ultraderechista
España2000 a lo largo de
este año. El incendio del coche de
Ignacio Casado, candidato de DN a
la alcaldía de Alcalá de Henares
(Madrid) destapó otros ataques silenciados
por la propia DN a militantes
de esta formación: el apuñalamiento
del responsable de las juventudes
del partido en Cantabria,
Juan Vélez, y el intento de incendio
de su sede central, ambos ataques
sucedidos en Alcalá.

Hasta 2009, la guerra se había
limitado a lanzarse acusaciones e
insultos en internet, pero fue durante
un acto con los líderes ultras
europeos Nick Griffin (BNP) y
Roberto Fiore (FN) en Madrid, invitados
por DN, cuando el enfrentamiento
dio un salto cualitativo.

Un grupo de unos 30 neonazis
identificados por DN como miembros
y simpatizantes del neonazi
MSR trató de reventar el acto y
fueron detenidos por la policía.
El escenario principal de esta
particular batalla es hoy Alcalá de
Henares. La posibilidad de arañar
suficientes votos como para lograr
un concejal ultraderechista ha llevado
a las dos formaciones ultras
rivales, DN y España2000 a centrar
gran parte de sus esfuerzos en esta
localidad castellana.

ISRAEL DIVIDE A LOS ULTRAS

La creciente islamofobia de los
últimos años ha servido a gran
parte de formaciones ultras
occidentales para hacerse un
hueco en la política. Explotar el
tópico de la amenaza musulmana
resulta mucho más rentable
que el arriesgado discurso
antisemita. Y es que Israel,
al fin y al cabo, es considerado
por los ultras como un importante
aliado del modo de vida
occidental. Así lo demuestra
por ejemplo, el millonario
sueco Patrik Brinkmann, promotor
de las principales campañas
anti islam en Europa y
aliado de la extrema derecha
judía. Brinkmann brindó su
apoyo hace unos meses a la
PxC de Anglada. También el
holandés Wilders manifestó su
apoyo a Israel, y poco a poco
se van sumando otras formaciones
como la English Defense
League (EDL) o el diario
digital español Minuto Digital.

Este último publica la crónica
del acto organizado por Alternativa
Española (AES) y España
y Libertad, en homenaje a
Sanz Briz, el diplomático conocido
como el Schlinder español,
que salvó a numerosos
judíos del exterminio nazi, y en
el que participó Itsjat BenaBraham,
responsable del Centro
de Documentación y Estudios
Moisés de León y de la web
sefardies.es. Sin embargo, las
comunidades judías españolas
deploraron el acto por ser una
manipulación de la historia al
servicio de la ultraderecha, y
remarcaron su compromiso
con el entendimiento entre
musulmanes y judíos.

DIAGONAL
contactó con BenaBrahan
para preguntarle si conocía y
suscribía el ideario franquista e
islamófobo de EyL plasmado
en el discurso de su portavoz,
Yolanda Couceiro. Tras varios
intentos, la única respuesta fue
que «como entidad cultural no
expresamos opiniones políticas,
solo defendemos y ayudamos
a recordar una parte de la
historia de España que durante
siglos y todavía hoy día se
quiere ocultar».

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    26/10/2010 - 7:37pm
    Hay una errata, Alessandra Mussolini no es de Fuerza Nueva, sino de Alternativa Sociale.
  • JOSEP ANGLADA. El presidente del partido Plataforma per Catalunya presentó recientemente un libro en un acto en el hotel El Madroño, de la cadena VP, en Madrid. Foto: Edu León.
    separador

    Tienda El Salto