ARAGÓN // EL AYUNTAMIENTO PLANEA SU SIGUIENTE MACROEVENTO: FLORALIA
Zaragoza, otra Expo sin haber pagado la anterior

De la Expo 2008 a la Exposición de horticultura de 2014. Aunque aún no se ha hecho público, las instalaciones pueden situarse en una zona con
estatuto de protección medioambiental, lo que exige modificar el PGOU.

26/12/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 7 KB
 
EXPO 2008. El agua, tema de la recientemente concluida Expo de Zaragoza.

El pasado 29 de octubre la Asociación
Internacional de Productores
de Horticultura (AIPH), reunida en
Dubai, concedió a Zaragoza la organización
de una exposición hortícola
en 2014. De este modo, el
Ayuntamiento continuaría el modelo
de promoción de macroeventos
como foco de inversiones, en una
tendencia de transformación urbana
iniciada con la Expo 2008. Un
anuncio que no ha causado entusiasmo
entre la ciudadanía. A pesar
de la voluntad política de crear otro
proyecto que aparezca como un
nuevo “horizonte ilusionante”, el
escenario actual resulta mucho menos
favorable. De un lado, el municipio
deberá soportar el peso de una
deuda post-expo todavía sin cuantificar
y admite que no podrá recurrir
al empuje de los fondos estatales,
mito que justificó muchos apoyos a
la anterior muestra del agua (ver
especial Expo, Diagonal Aragón).

Así que la financiación debería pasar
por operaciones urbanísticas de
venta de suelo público. En este sentido,
la opción preferida por el equipo
de Gobierno es la orientación de
parte del espacio donde se celebraría
el evento hacia la construcción
de viviendas. Aunque la ubicación
definitiva no ha sido anunciada, el
proyecto abarcaría entre 60 y 100
hectáreas en los límites orientales
de la ciudad, en un terreno no urbanizado
de huertas, en su mayoría,
de pequeños propietarios.
El problema es que esta zona municipal
cuenta con un estatuto de
protección medioambiental que impide
estas construcciones y sería
necesaria una modificación del
Plan General de Ordenación Urbana
(PGOU). La otra posibilidad
que baraja el equipo de Gobierno
es redirigir esa venta de suelo público
para su edificación hacia otras
zonas de la ciudad, obteniendo de
esos espacios los fondos necesarios
para adquirir los terrenos donde se
ubicaría la muestra y afrontar sus
costes. Este tipo de convenios urbanísticos
fue el modo en que, por
ejemplo, el Ayuntamiento obtuvo
los fondos para comprar los terrenos
donde se ubicó la Expo 2008.

En todo caso, la dificultad para estas
operaciones es múltiple. No sólo
por el actual retraimiento del
mercado de la vivienda y la pérdida
de patrimonio inmobiliario, sino
también por su repercusión final
sobre un aumento de los gastos corrientes
para el municipio.

Oposición al proyecto

También es mucho mayor la oposición
política a este proyecto. La plataforma
Ciudad Compacta ha reunido
a un amplio grupo de partidos
políticos, grupos ecologistas y asociaciones
vecinales de la ciudad y
ha declarado, en un primer manifiesto
contra el compromiso del
Ayuntamiento, titulado Ni son formas,
ni es el momento, la necesidad
de conocer las cuentas de la anterior
Expo (cuyo coste estiman en
más de 134 millones de euros), de
replantear las prioridades urbanísticas
y sociales de Zaragoza mirando
a la ciudad consolidada y sostenible,
y de participar en las decisiones
sobre el desarrollo de la ciudad.

Tras la destrucción de la huerta
de Ranillas para ubicar la Expo
2008, bajo la nueva marca Huerta
de Zaragoza, se pretenden urbanizar
los últimos huertos urbanos. Éstos
son lugares de Interés Comunitario,
dentro de los límites del Plan
de Ordenación de los Recursos Naturales
del Ebro, por su carácter
productivo y de transición al río, calificación
que no le sirvió al Soto
Cantalobos para evitar talas durante
las obras del Plan de Riberas que
acompañaba a la Expo del agua
2008. El nuevo negocio, sostenido
en esta ocasión sobre el consumo
natural y la imagen exterior de
ciudad, conllevaría el fin de los reductos
de vida agrícola tradicional
en la capital. Esta continuidad con
la Expo 2008 se constata también
en la de algunos de sus principales
responsables, como Jerónimo
Blasco, que se postulan como defensores
del proyecto actual.

Tags relacionados: Zaragoza Huertos urbanos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

EXPO 2008. El agua, tema de la recientemente concluida Expo de Zaragoza.
separador

Tienda El Salto