La compañía había llegado a un acuerdo con el Gobierno brasileño para vigilar a sus proveedoras
Zara queda fuera de un pacto contra el trabajo esclavo en Brasil

Una campaña de responsabilidad social corporativa excluye a la multinacional española por haber logrado que un tribunal mantenga a sus proveedoras fuera de la lista negra de trabajo esclavo.

28/08/12 · 0:00

La filial brasileña de la cadena de ropa Zara ha sido excluída del Pacto Nacional contra el trabajo Esclavo (PORT), una campaña de responsabilidad social corporativa suscrita en Brasil entre la Organización Internacional del Trabajo y diversas empresas, muchas de ellas multinacionales.

El comité de seguimiento del pacto difundió la pasada semana un comunicado en el que explicaba que la medida se debía a la insistencia de la filial brasileña en pedir la inconstitucionalidad de una lista negra de proveedores elaborada por el departamento brasileño de Trabajo.

Según el comité de seguimiento del Pacto, Zara Brasil ha presentado y mantiene diversas acciones judiciales en este sentido ante el juzgado número 3 de lo laboral de Sao Paulo. Según indica este comunicado, dicho tribunal ya ha dictado "una medida cautelar por la que las proveedoras de Zara Brasil no se incluirán en la "lista negra" del trabajo esclavo.

La decisión llega justo un año después de que las autoridades laborales brasileñas hicieran público que investigaban a la multinacional española por 52 casos de infracción de las normativas laborales brasileñas, entre las que se encontraba al menos una proveedora que empleaba mano de obra en condiciones de esclavitud.

En diciembre de 2011, un mes después de firmar el Pacto Nacional contra el Trabajo Esclavo (PORT), la cadena de Inditex llegaba un acuerdo con el Gobierno brasileño por el que se comprometía a invertir en "acciones sociales" 1,4 millones de euros y a controlar las condiciones de trabajo en sus proveedoras. El compromiso firmado en el Pacto hablaba de 48 proveedoras de la multinacional en territorio brasileño.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

  • |
    Javier Urrestarazu
    |
    10/02/2014 - 9:00am
    ¡Ay mijo! ¿Trabajo esclavo? No me tomes el pelo amigo, infórmate, que se nota a kilómetro que quieres desprestigiar solamente los logros de los últimos gobiernos del Brasil. Un saludo.
  • |
    LeandroTO
    |
    09/02/2013 - 9:36am
    Tu no sabes lo que es pasar hambre, cuando es someterte o morir también se le puede llamar esclavitud, eres un insensible, y seguro que un maldito esclavista que se ha sentido ofendido.
  • |
    e
    |
    09/02/2013 - 9:36am
    pues espero que la situación en tu país no se deteriore al punto de que tengas tú o tu familia o tus amigos o tus vecinos- por "libre voluntad" o iniciativa propia como lo llamas - ir a trabajar en condiciones como las que trabajan muchas de las personas en las oficinas textiles en Brasil
  • |
    liberaesclavos
    |
    09/02/2013 - 9:36am
    Creo que deberías informarte mejor. Esclavo quiere decir cuando las personas no tienen otra opción y se ven obligados a trabajar por nada, o casi nada, normalmente para saldar la deuda que han contraódo al emigrar. Es como si un banco te obligase para saldar una deuda a trabajar a la fuerza dónde ellos quisieran y con las condiciones que impongan. Y si no pagas las consecuencias pueden ser muy violentas contra ellos o su familia. Pensarás, pues que salgan corriendo, que llamen a la policía. Pero no es tan fácil, porque son inmigrantes, son pobres, desconocen sus derechos y tienen mucho miedo a las amenazas. Claro, tienes razón, hay una diferencia entre abuso laboral, y trabajo esclavo: la libertad y la explotación. Hay mucha más de la que puedas imaginar, también en España.
  • |
    Facundo
    |
    09/02/2013 - 9:35am
    Deberías darte una vuelta por los talleres antes de opinar tan livianamente... No solo es esclavitud, es humillacion y condiciones infrahumanas..
  • |
    Albert
    |
    09/02/2013 - 9:35am
    La "responsabilidad social" de Inditex se basa en acuerdos voluntarios casi imposibles de fiscalizar que quedan muy bien en las memorias de sostenibilidad y otros artificios propagandósticos de lavado de cara. A la hora de la verdad, ya sabemos como se forja la fortuna de Amancio Ortega.
  • |
    jkarretero
    |
    09/02/2013 - 9:30am
    Hoy en día se le llama esclavitud a cualquier cosa. Si los trabajadores no están sometidos, sino que acuden a trabajar por iniciativa propia, NO es esclavitud. Aunque sus condiciones laborales sean pésimas.
  • Tienda El Salto