EL 11 DE MAYO, DURANTE UN MITIN ELECTORAL, JÓVENES UNIVERSITARIOS EMPEZARON LA REBELIÓN
YoSoy132, los enojados piden democracia auténtica

El Movimiento YoSoy 132 se extiende por todo el país. Mientras la indignación de los jóvenes crece, la derecha pierde fuerza en la previa a las elecciones del 1 de julio.

12/06/12 · 11:22
Edición impresa

Han pasado casi dos semanas desde la primera manifestación masiva del 23 de mayo de los YoSoy132 en México. Los miles de universitarios mexicanos, académicos, jóvenes y no tan jóvenes que empezaron a movilizarse por la democratización de los medios de comunicación y la “no imposición” de candidatos por parte de los grupos mediáticos se han puesto a trabajar. Y van en serio.

Todo empezó el día en que nació una movilización estudiantil bajo un nombre en forma de hashtag que se extendió por la red convirtiéndose en Trending Topic mundial durante más de seis días. A partir de ese momento, se han puesto en la agenda política del país cuando nadie lo esperaba, reivindicando que no hay quien gane antes de las elecciones. Hace un par de meses era casi un hecho que Enrique Peña Nieto, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), prefabricado por el duopolio mediático en el país –Televisa y TV Azteca–, iba a ganar las elecciones sin ninguna dificultad. Pero esta movilización estudiantil que empezó a 40 días de las elecciones puede modificar una historia que parecía estar escrita.

No a la manipulación

Fueron estos jóvenes quienes empezaron a llamar a las movilizaciones masivas de protesta contra la manipulación informativa y el intento de imposición de un candidato por parte de las élites empresariales por “mandato mediático”. Después de inundar las redes sociales con sus demandas, resumidas en 140 caracteres en millones de tweets, estudiantes de las cuatro principales universidades privadas, la Ibero, la Anáhuac, el Tecnológico de Monterrey y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) se manifestaron el viernes 18 delante de varias sedes de Televisa en la Ciudad de México pidiendo una “información transparente, plural e imparcial que fomente una conciencia y un pensamiento crítico” y que no se dedique a promocionar a sólo uno de los candidatos. Esta marcha fue el primer episodio de varios que se desencadenaron después de la visita del candidato del PRI –Enrique Peña Nieto– a la Universidad Iberoamericana (Ibero), de donde tuvo que salir casi a escondidas después del rechazo de los estudiantes a su presencia.

Contra el candidato del PRI

La historia en hechos empezó hace dos semanas, el pasado 11 de mayo, durante un mitin del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en dicha Universidad, la Ibero, una de las privadas más prestigiosas del país. Los estudiantes increparon al galán que aspira a ser presidente de México y a devolver al PRI el poder hegemónico perdido hace 12 años. Le gritaron “¡Cobarde!”, “¡La Ibero no te quiere!”, “¡Asesino!”, recordándole la brutal represión que ejerció contra los campesinos y floristas que se movilizaron en San Salvador Atenco en 2006, cuando era gobernador del Estado de México: uno de los episodios de violencia más fuertes durante su mandato que provocó el asesinato de dos jóvenes, la detención de 350 personas –entre ellos 10 menores de edad– y abusos sexuales a 26 mujeres.

Con el objetivo de evitar escándalos mediáticos y proteger su figura como candidato electoral frente al descrédito que mostraron los estudiantes, el PRI les acusó de ser “porreros”, agitadores pagados por el candidato de izquierda a la presidencia mexicana Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Además, Televisa y TV Azteca, el duopolio que domina el 95% de las concesiones televisivas en México,

La historia de los enojados empezó el 11 de mayo, en un mitin del candidato del PRI en la universidad privada ‘la Ibero’

les siguió el guión en su afán de divulgar un “no ha pasado nada” a la sociedad y no visibilizaron la protesta estudiantil en contra del candidato que ellas mismas se habían encargado de construir como “ganador” durante el proceso preelectoral. Pero a los asesores de Peña Nieto y sus medios se les escapó un detalle: los vídeos sobre lo ocurrido, grabados de forma casera por muchos de los estudiantes, empezaron a circular de forma viral por internet y en las redes sociales evidenciando que las grandes cadenas televisivas seguían sin informar sobre lo realmente ocurrido y vendiéndolo como un “éxito de campaña”. La primera respuesta de los estudiantes a este ejercicio de manipulación informativa no se hizo esperar. Al cabo de 3 días, el 14 de mayo, 131 de ellos colgaron un vídeo en YouTube donde se identifican con su carnet de estudiantes y aseguran que nadie les ha pagado por increpar a Peña Nieto.

En el vídeo insisten en que no responden a ningún partido político y expresan sus desprecio a la gestión del exgobernador del Estado de México y a la evidente manipulación informativa. Ya tiene más de un millón de visitas a día de hoy. En ese punto, jóvenes de otras universidades decidieron apoyar la causa de los universitarios de la Ibero. De ahí adoptaron el nombre de #YoSoy132, porque se unían, como uno más “en conjunto”, a ellos. Hubo otro detonante claro: el “antipeñanietismo”. De forma paralela y sin estar relacionado con los jóvenes YoSoy132, al día siguiente, sábado 19 de mayo, 45.000 personas según la cifra oficial marcharon en el centro de la Ciudad de México contra el candidato priísta. Ningún movimiento se atribuyó la convocatoria. Todo se gestó por medio de las redes sociales. La única consigna era marchar contra Peña Nieto con la condición de no llevar consignas de otro partido. Después de un primer momento detonante con los estudiantes de la Ibero protestando contra Peña Nieto y una manifestación multitudinaria de 45.000 personas, vino la gran movilización del día 23, liderada por los #YoSoy132: 20.000 personas en la calle manifestándose por la democratización de los medios y la exigencia de un proceso electoral transparente.

A día de hoy hay casi 70.000 usuarios registrados en la red social de los denominados YoSoy132

Durante la marcha no faltaron las consignas apelando a las demandas de los YoSoy132 o la de “No queremos una democracia de telenovela”. Pero también se escuchó “el 2 de octubre no se olvida”, en referencia al día en que el Gobierno mexicano quiso dispersar el movimiento estudiantil de 1968 provocando el terrible desenlace conocido como la Matanza de Tlatelolco, asesinando a centenares de estudiantes según las investigaciones independientes. También se oyó “Atenco vive, la lucha sigue”, y es que se unieron a la marcha Nacho del Valle y otros líderes del movimiento, que fue brutalmente reprimido en 2006 en Atenco bajo el Gobierno del PRI y Peña Nieto en 2006. Las manifestaciones del 23 se repitieron en otros Estados mexicanos: Oaxaca, Jalisco, Morelos, Querétaro, Yucatán, Michoacán, Hidalgo, Chiapas, Baja California, Puebla, y Estado de México.

La creatividad de los YoSoy132 a la hora de movilizar iluminó las marchas a las que convocaron durante el mes de mayo y ahora esta creatividad empieza a resplandecer también en su forma organizativa. La página del grupo (yosoy132.mx), creada horas antes de la primera movilización masiva del 23 de mayo, se concibe ahora como una red social en la que uno puede registrarse como miembro, chatear, leer los documentos elaborados y discutirlos. Se trata de una estructura que recuerda al NING, una plataforma en línea que permite crear sitios web sociales nacida en octubre de 2005 para uso gratuito, pero que en abril de 2010 se volvió de pago.

Asambleas horizontales

Así como anteriormente los estudiantes se organizaban en federaciones o confederaciones y funcionaban solamente a través de asambleas eternas, YoSoy132 ha comenzado a hacerlo de la forma más horizontal posible y con un apoyo incondicional de las plataformas virtuales.

Cada nuevo miembro que ingresa a la nueva“web-red social” puede formar parte de una “célula” o grupo. Algunas corresponden a las mesas de trabajo de la Asamblea del 30, otras se distinguen por Universidades o por regiones del país y hasta del extranjero, para los mexicanos que quieran formar parte de los 132 y vivan, estudien o trabajen fuera. A día de hoy hay ya unas 165 células que van aumentando a diario.

Un ejemplo de lo que está ocurriendo con dichas “células” en el extranjero es lo que pasó en la ciudad de Barcelona, donde los estudiantes mexicanos ya han empezado a organizarse. Primero, los universitarios de la Universitat Pompeu Fabra consiguieron que el coordinador para el voto de los mexicanos en el extranjero en la campaña del PRI a la Presidencia, Arnulfo Valdivia Machuca, cancelara sin previo aviso una conferencia en dicha universidad después de que se difundiera a través de las redes sociales que había escondido su militancia partidista y su cargo en el equipo del candidato Enrique Peña Nieto para engañar al auditorio. Después, varios mexicanos residentes en la capital catalana grabaron un vídeo en el que se identifican como YoSoy132.

El grupo –o “célula”– que tiene más miembros es #YoSoy132 UNAM, con 1.179 miembros. Es significativo que la mayoría de las células se califiquen como “grupo de acción pacífica”, característica identitaria de todos los YoSoy132: la resistencia noviolenta como estrategia a seguir. A día de hoy hay casi 70.000 usuarios registrados en la red social de YoSoy132.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Foto: Marta Molina
separador