Alternativas a la amenaza de la deuda
Viviendo en deudocracia

A mediados de octube tuvo lugar en Madrid un encuentro de activistas europeos en el que se debatieron formas de salir de la tiranía de la deuda que viven hoy estados como el griego, el español o el islandés.

28/10/11 · 18:49
Edición impresa

"Precisamos una unión de nuestras luchas para enfrentarnos a la estrategia del gran capital europeo", plantea Eric Toussaint, presidente de CADTM Bélgica. "Los pueblos de Europa no debemos sólo luchar contra la crisis económica, sino también por nuestros derechos políticos", sostiene Leonidas Vatikiotis, periodista económico y asesor del documental griego Deudocracia. "Hay que contraatacar a los bancos", sugiere Gunnar Skuli Armannsson, de ATTAC Islandia. Los tres participaron en las jornadas Viviendo en Deudocracia: La deuda en los países del Norte, aprendiendo del Sur que tuvieron lugar en Madrid el 7 y 8 de octubre.

El encuentro, organizado por la red por la abolición de la deuda externa ’¿Quién debe a quién?’, reunió durante dos días a más de 300 participantes, con la presencia de activistas y expertos procedentes de Islandia (Gunnar Skuli Armannsson, ATTAC), Grecia (Leonidas Vatikiotis), Irlanda (Andy Storey, de Action from Ireland), Portugal (Luis Bernardo, de ATTAC), Bélgica (Eric Toussaint) y el Estado español. Participaron, entre otros, miembros de CGT (Ángel Luis García), Ecologistas en Acción (Nerea Ramírez Piris), colectivo Taifa (Miren Etxezarreta) y 15M (Carmen Rodríguez).

Juntos pusieron en común la situación de la deuda en sus respectivos países, en el contexto de la creciente crisis de la Eurozona, pero sobre todo, analizaron las alternativas que se proponen desde la sociedad civil.

Aprender del Sur

Toussaint explicó por qué es fundamental aprender del Sur para afrontar la crisis de la deuda que afecta a Europa: "Países como Ecuador o Argentina lograron suspender el pago tras una gran experiencia de movilización popular sobre el tema de la deuda".

Preguntado por su valoración de la crisis en el Estado español, Toussaint respondió que aquí "la crisis se está acelerando de manera muy rápida: Ya aumentó la deuda pública, pero con el rescate de instituciones de crédito hipotecario, la deuda pública va todavía a aumentar más. Si hay quiebras de empresas financieras privadas, que son las más endeudadas -mucho más que los poderes públicos-. Si el Gobierno sigue con el mismo tipo de política de rescatar a estas instituciones financieras, otra vez esta deuda va a aumentar. El chantaje de los mercados financieros contra España va a endurecerse. Es decir, que el coste de la refinanciación de la deuda va a aumentar".

Ante este panorama, su recomendación es luchar para la suspensión unilateral del pago de parte de España, aprovechando esa suspensión para hacer una auditoría con iniciativa ciudadana para determinar la parte ilegítima de la deuda pública. Y luchar para la anulación total de esa parte ilegítima. "¡Ah! y por supuesto, medidas complementarias que hay que tomar: Hay que transferir el sector bancario hacia el sector público. Los bancos como Santander, BBVA y otros bancos privados realmente tienen una acción nefasta para el pueblo español y además explotan a los demás pueblos, sobre todo en América Latina, donde Santander y BBVA sacan gran parte de su ganancia. Hay que impedir a estos bancos seguir su acción delincuente, criminal de búsqueda de la ganancia máxima contra el interés público y para eso hay que expropiarlos. Incluso recuperar el costo del saneamiento del sistema bancario con impuestos excepcionales sobre los grandes accionistas de estos bancos", resume Toussaint. "También seguramente hay que imponer control al movimiento de capital y hacer una reforma tributaria para que los que se aprovecharon de las políticas neoliberales en los 20 últimos años contribuyan en proporción de su patrimonio al esfuerzo común para reincentivar la economía creando empleos socialmente útiles y respetuosos con la naturaleza", concluye.

Pero la crisis de la deuda no sólo afecta a los países periféricos de la Eurozona, también afecta a países ricos como Alemania o Países Bajos. "Primero, hay bancarrota de bancos. Por ejemplo, hace una semana el banco franco-belga Dexia quebró y tuvo que ser rescatado otra vez -es la segunda vez en tres años- por los estados belga y francés, lo que tiene como consecuencia un costo muy alto". Además, países como Alemania o Austria, también sufren las consecuencias de la recesión de los periféricos. "Así que realmente es muy importante mostrar a la gente de todos los países europeos que precisamos una unión de nuestras luchas para enfrentarnos a la estrategia del gran capital europeo", afirma Toussaint.

¿Y es fácil que los pueblos estemos unidos? "No es nada fácil, porque está el discurso dominante en los medios de comunicación. Hay una visión totalmente ideologizada y falsa de la realidad europea. Nuestro trabajo como movimiento social es explicar la verdad. Eso no es fácil, pero tenemos nuestros medios de comunicación alternativos, tenemos nuestra implantación local de los movimientos sociales".

"Tenemos un reto por llevar a la calle el tema de la deuda"

En las jornadas ’Viviendo en Deudocracia’ también participó Carmen Rodríguez, miembro del 15M, dentro del grupo de trabajo de Economía de Sol. Del movimiento ha sido el mérito del éxito global que supuso la convocatoria del 15 de octubre. Oyéndola hablar, sabemos por qué: "Desde España tenemos un reto por llevar a la calle el tema de la deuda. Necesitamos ser conscientes de qué supone la deuda, cómo se genera, cómo se está convirtiendo la deuda privada en deuda pública, que está siendo el motivo por el que están imponiendo las políticas de austeridad…. Es muy importante que empecemos a tener serios debates en las plazas, en las calles, en las universidades, en todos los ámbitos sociales sobre cómo podemos enfrentar este problema de la deuda".

"La dictadura de Papadopoulos y ahora de Papandreu ha ilegalizado el derecho de manifestación"

Leonidas Vatikiotis, economista y periodista griego y asesor de contenidos del popular documental Debtocracy (’Deudocracia’), conoce bien los sacrificios que se le está imponiendo al pueblo griego con la excusa de la deuda. "No debemos, no pagamos", dice en castellano Vatikiotis que gritan los griegos en las calles.

"Con la excusa de la deuda hay grandes esfuerzos internacionales para atacar todos nuestros derechos sociales, nuestros logros en salarios, en relaciones laborales… Por esta razón demandamos comités de auditoría para la abolición de la deuda".

Vatikiotis cree que la situación en Grecia en los últimos días es explosiva: "Los griegos odian al Gobierno de Papandreu, que no tiene legitimidad. Es el Gobierno de los banqueros, FMI y UE. El pueblo griego rechaza el memorándum, este maldito programa de austeridad. Creemos que todas estas medidas como el ’default’, planeado por la UE con la ayuda de los banqueros, es el principio de una pesadilla".

Este periodista económico asegura que la brutalidad policial desplegada en Grecia en los últimos meses sólo se ha visto en dictadura. "Sólo la dictadura ha pegado cada día a la gente. Sólo la dictadura de Papadopoulos y ahora de Papandreu han ilegalizado el derecho de manifestación". En su opinión, "los pueblos de Europa no debemos sólo luchar contra la crisis económica, sino al mismo tiempo debemos luchar por nuestros derechos políticos. El derecho de manifestarse, de tener opinión contra las leyes del Gobierno. En Grecia vivimos unos días de gran opresión de ataques provocados contra nuestros derechos".

Y sin embargo, también hay motivos para la esperanza, como la ola de indignación que recorre las plazas de todo el mundo, como Sol y Syntagma, que incluso han firmado un comunicado conjunto. "Podemos decir que hay un nuevo periodo en el que las gentes de la UE no sólo tenemos intereses comunes, sino que podemos demandar nuestros derechos contra las elites políticas y económicas de nuestros países y de la UE", afirma Vatikiotis. En estos momentos, trabaja en un segundo documental que versará sobre las privatizaciones en Grecia.

A la jornada Viviendo en Deudocracia de Madrid le siguió una reunión de activistas de 20 organizaciones y redes de la sociedad civil, incluyendo el 15M, para iniciar el trabajo conjunto hacia la auditoría ciudadana de la deuda en el Estado español. Actualmente, ya hay iniciadas y coordinadas auditorías desde las bases en Irlanda, Francia y Grecia, que es el país donde más ha avanzado. Están por lanzarse, además de en España, en Portugal y en Bélgica.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto