Vicasa anuncia el cierre de su planta en Jerez

El 4 de septiembre, Vicasa convocó
una reunión con CC OO y UGT para
informarles del cierre inminente de
la fábrica. “Cuando nos anunciaron
el cierre fue como recibir un bombazo,
algo totalmente inesperado”,
cuenta Antonio Alba, presidente del
comité de empresa. “A partir de ahí,
sólo nos quedaba reaccionar, ver
qué podíamos hacer, movilizarnos”.

14/10/09 · 9:51
Edición impresa

El 4 de septiembre, Vicasa convocó
una reunión con CC OO y UGT para
informarles del cierre inminente de
la fábrica. “Cuando nos anunciaron
el cierre fue como recibir un bombazo,
algo totalmente inesperado”,
cuenta Antonio Alba, presidente del
comité de empresa. “A partir de ahí,
sólo nos quedaba reaccionar, ver
qué podíamos hacer, movilizarnos”.

Una de las primeras acciones contra
el cierre fue convocar a asociaciones
de Jerez, ONG, partidos políticos y a
los medios de comunicación, de forma
que el problema del cierre de
Vicasa en Jerez se hiciera público.

Se pedía así el apoyo por parte de la
ciudadanía, que ha respondido de
forma muy activa, no sólo en las pequeñas
acciones diarias que se están
llevando a cabo –sentadas, concentraciones
en la fábrica y la apertura
de la web vicasanosecierra.com–
, sino
en la manifestación convocada el
29 de septiembre, a la que se calcula
que asistieron entre 7.000 y 8.000
personas.

Pero la empresa aún no ha presentado
propuestas o soluciones al
problema que ha puesto sobre la
mesa. No se habla claro de qué pasará
con la plantilla, ni de la posibilidad
de reubicar la fábrica en otro sitio,
a pesar del acuerdo que Vicasa
firmó con el Ayuntamiento en 2008,
en el que se solicitaba la recalificación
de la parcela (un total de
112.000 m2) que ocupa la fábrica. En
este convenio la compañía expresó
el compromiso de trasladar la fábrica
al extrarradio a cambio de la recalificación
de los terrenos. Sin embargo,
un año después, la empresa
retrasó este acuerdo sine die, aludiendo
a su delicada situación económica.

El siguiente anuncio por
parte de la empresa ha sido el cierre
inminente de la misma.
La fábrica de botellas existe en
Jerez desde 1896. Tiene tres hornos
en funcionamiento que constituyen
un elemento muy característico
del paisaje jerezano. En 2003,
con el cierre del segundo horno, se
perdieron 58 empleos. Ahora lo
que está en juego es el cierre definitivo,
por lo que una de las acciones
que se va a llevar a cabo es una
huelga general el 15 de octubre durante
tres días en Vicasa Jerez, con
apoyos en el resto de fábricas de
Vicasa en el Estado.

Por parte de la empresa se insinúan
prejubilaciones, tanto de esta
fábrica como de la de Alcalá de
Guadaira (Sevilla), de forma que
pueda reubicarse el máximo posible
de la plantilla, pero tampoco
esto se ha concretado ni ha aparecido
en ningún documento. No se
sabe, de hecho, si las reubicaciones
se llevarían a cabo en la fábrica
de Sevilla o en todas las fábricas
que Vicasa tiene en el Estado.
“Ahora tenemos poco movimiento
a nivel de acuerdos porque estamos
a la espera de las diversas
reuniones que se están llevando a
nivel político”, dice Antonio Alba.

El Gobierno local, en una reunión
con el director de la multinacional
francesa Saint Gobain Vicasa, ha
ofrecido las salidas que sean necesarias
para impedir el cierre de la
fábrica. También se han celebrado
reuniones con la diputación de
Cádiz y a nivel nacional, solicitando
el apoyo del Ministerio de
Industria, que también ha propuesto
a la empresa ayudas con el
objetivo de evitar el cierre.

Tags relacionados: Andalucía laboral Número 110
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto