VIZCAYA: QUERÍAN URBANIZAR UNA ZONA AGRÍCOLA
Los vecinos paralizan un plan en Elorrio

La Coordinadora del Movimiento Asociativo Vecinal
de Vizcaya ha logrado paralizar el plan urbano que
pretendía la recalificación de una zona rural calificada
como de “alto valor estratégico” para usos agrícolas.

04/07/07 · 23:51
Edición impresa
JPG - 45.2 KB
HAY QUE ‘BOTARLES’.
Concentración vecinal en
el Ayuntamiento de Elorrio
contra al plan urbanístico./Julio Calleja

El pasado mes de junio, un juzgado
de Bilbao daba la razón a la Coordinadora
del Movimiento Asociativo
Vecinal de Elorrio, y suspendía de
forma cautelar el Plan General de
Ordenación Urbana del municipio,
al considerar que la constitución del
Consejo Asesor de Urbanismo no se
ajusta a la actual Ley del Suelo, al
excluir a los sectores sociales.

En contra de lo que establece la
Ley del Suelo, el anterior consistorio
liderado por PNV y EA convocó
la constitución del Consejo Asesor
de Urbanismo sin tener aprobado el
reglamento del mismo. La participación
del Consejo Asesor fue limitada
a dos asociaciones, excluyendo
la participación de las demás partes
interesadas. Ante tal situación, la coordinadora
vecinal, se vio obligada
a presentar un recurso al estimar
que se estaba conformando un
Consejo Asesor de Urbanismo antidemocrático
y poco plural.

Sin embargo, la oposición de la
coordinadora se remonta a la propuesta
inicial del Plan General de
Ordenación Urbana, la cual ha estado
en todo momento acompañada
de una gran polémica: al gran impacto
que supone implantar un modelo
de desarrollo territorial para
un pueblo con las características de
Elorrio, se le suma la falta de consenso
y la rapidez con la que se ha
querido aprobar el plan por parte
del anterior mandato de PNV y EA
antes de las elecciones.

Irregularidades

La aprobación del PGOU del municipio
del Elorrio, decidido el pasado
mes de marzo, pretendía aumentar
la población del municipio en más
de un 40% con casi 1.100 nuevas viviendas
y construir un complejo industrial
ubicado en suelo no urbanizable
de alto valor estratégico para
usos agrícolas.

Conociendo la oposición vecinal,
en menos de seis meses, y aprovechando
la nueva entrada en vigor de
la Ley del Suelo 2/2006 del 30 de junio,
se tramitó el PGOU, sin necesidad
de tener la aprobación foral para
evitar una posible paralización.
Sin embargo, la Ley del Suelo establece
la obligatoriedad de constituir
un Consejo Asesor urbanístico que
cuente con la participación de todos
los agentes sociales interesados,
cuestión que no se cumplió y que sirvió
a la coordinadora para lograr la
paralización cautelar.

A juicio de Aitor Eguren, portavoz
de la coordinadora del Movimiento
Asociativo Vecinal, “la implantación
del nuevo plan general
de urbanismo facilitaría la construcción
de un polígono industrial
sobredimensionado para las necesidades
de Elorrio, con unas dimensiones
de 24 hectáreas. Y esto
llevaría a la desaparición de suelo
agrícola, considerado como de
gran valor estratégico por el plan
sectorial territorial, con lo que estaríamos
condenando un suelo con
posibilidad de generar alimento,
ganadería y agricultura”.

Modelos enfrentados

La coordinadora vecinal considera
que, a la hora de rehacer el PGOU,
una de las prioridades a tener en
cuenta debe ser la participación ciudadana
para desarrollar un modelo
territorial más acorde con las necesidades
reales de sus habitantes y
buscar el consenso máximo en el
planeamiento. También se deben
considerar variables como el desarrollo
sostenible y una recuperación
de la calidad de vida de los habitantes
de Elorrio teniendo en
cuenta las posibilidades que aún
ofrece el entorno.

El actual modelo de desarrollo territorial
que ha pretendido impulsar
el Gobierno vasco en los últimos
años viene acompañado de la modernización
de ciudades como Bilbao,
que pretenden convertirse en
referencia mundial en innovación
arquitectónica, o en la construcción
de ‘industrialdeas’ en los diversos
municipios de Euskadi. Para tales
fines, se constituyó la Sociedad para
la Promoción de Suelo y Construcciones
Industriales (Sprilur),
en el año 1995, dependiente del Gobierno
vasco.
Esta sociedad pretende ser motor
de desarrollo para los pueblos y
municipios, según defiende el Gobierno
vasco, al generar empleo
como consecuencia directa del establecimiento
de parques empresariales.
Actualmente está prevista
una inversión superior a los 593,7
millones de euros hasta 2008 en un
ambicioso plan de construcción de
49 nuevos polígonos industriales en
todo Euskadi.

Las actuaciones de la Sociedad
pública Sprilur vienen siendo muy
criticadas por gran parte de las
asociaciones ecologistas u otros
como el sindicato agrario EHNE,
puesto que detrás del Plan de Revitalización
de Áreas Desfavorecidas
se esconden, según denuncian, intereses
contrarios al desarrollo rural
tradicional de los municipios.
Durante los últimos años, se ha
ampliado notablemente el suelo industrial
y la construcción de macro
polígonos que en muchos casos siguen
estando infrautilizados, y para
conseguir terrenos, muchos suelos
no urbanizables han tenido que
ser recalificados perdiendo sus posibilidades
de aprovechamiento
agrícola o forestal, y por lo tanto
hipotecando ciertas labores tradicionales
del campo.

Tal es el caso de la zona agrícola
de San Antón en Elorrio (ver DIAGONAL
nº 45), en el que la coordinadora
vecinal denunció la presión
a la que venían siendo sometidos los
propietarios del suelo agrícola para
vender sus huertas a la sociedad
Sprilur. Estos terrenos fueron comprados
en el 2001 por Sprilur, conociendo
esta sociedad de antemano,
su reclasificación a suelo urbanizable
industrial, por muy poco precio.
Según Aitor Eguren, los planes
del anterior Gobierno eran la conversión
de Elorrio en un pueblo destinado
meramente a la logística y la
industria, alejado de los intereses de
sus habitantes.

La coordinadora propone una zona
alternativa para la ubicación del
polígono, de menor tamaño y en un
lugar que no provoque impactos
irreversibles, tanto medioambientales
como sociales.


Agresiones al medio ambiente en Euskadi

Recientemente el Gobierno
vasco ha publicado la
Estrategia Ambiental
Vasca de Desarrollo Sostenible
para 2007-2010.
En el documento se marcan
las líneas prioritarias
de la administración
vasca en materia de
medio ambiente, en sintonía
con la política
ambiental europea. Para
la elaboración del informe
se ha realizado un diagnóstico
de la situación
ambiental que deja entrever
los impactos del
actual modelo territorial
en el medio ambiente.
El diagnóstico muestra
que el sector del transporte
sigue siendo el principal
causante de presiones e
impactos sobre el medio
ambiente y el territorio,
debido a que se prioriza el
uso del vehículo privado,
relegando a un 25% el
uso del transporte público.

En cuanto al transporte
de mercancías también
se prioriza la carretera
frente al uso del ferrocarril,
generando por tanto
el sector del transporte
unos costes ambientales
externos muy elevados
en cuanto a cambio
climático, contaminación
del aire, ruido, y
efectos en la naturaleza
y paisaje.

En lo que se refiere a la
artificialización del territorio
entre 1994 y 2005, la
superficie afectada alcanza
las 9.440 ha. Las principales
causas son: la
superficie residencial calificada
con un incremento
de 4.854 ha.; la construcción
de polígonos industriales
y centros comerciales
con 2.908 ha,; y la
construcción de infraestructuras
de transporte con
671 ha.

Las presiones sobre el
entorno natural por los
cambios en el suelo, y
por tanto la artificialización
del territorio, es muy
negativa desde el punto
de vista ambiental, puesto
que genera impactos
irreversibles como la pérdida
de capital natural, la
fragmentación del territorio
y la reducción de la
biodiversidad.

Tags relacionados: Bilbao cambio climático
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto