ASTURIAS // LA APUESTA POR OTRO MODELO DE CIUDAD UNE A ARTISTAS Y ACTIVISTAS EN OVIEDO
S.O.S contra el elitismo cultural

El maltrato del PP a la
cultura y las artes ha
puesto en marcha desde
enero a creadores y
espectadores,
organizados en el
colectivo asambleario
Oviedo S.O.S cultura.

10/05/11 · 8:30
Edición impresa
JPG - 105.2 KB
OVIEDO. Acción tipo
flashmob contra la política
cultural del Ayuntamiento. Foto: Maria Arce

Ópera, zarzuela y música clásica.
Ésta parece ser la definición de cultura
que conoce el Ayuntamiento
de Oviedo, y es por la que se rige
desde hace años para diseñar una
oferta cultural que les resulta escasa,
monográfica y elitista a los
impulsores del movimiento ciudadano
Oviedo S.O.S Cultura, una
iniciativa que está revolucionando
el adormecido panorama cultural
de la capital asturiana.

En enero el
movimiento se daba a conocer
con un manifiesto por otra política
cultural, firmado por 150 nombres
representativos de las artes
asturianas. Escritores, teatreros,
cineastas, críticos, profesores de
Universidad y artistas plásticos
denunciaban públicamente el abandono
y la decadencia de una
ciudad que las mayorías absolutas
del PP han ido sumiendo en
un progresivo marasmo cultural.

“Oviedo ha perdido dinamismo,
efervescencia y creatividad, para
convertirse en una ciudad culturalmente
mucho más pobre, estancada
y aburrida”
, reza el manifiesto
de este movimiento plural y asambleario
que reivindica un modelo
participativo de gestión pública cultural,
y la recuperación de muchas
de las actividades que se han ido
perdiendo en los 20 años de hegemonía
del PP, como los encuentros
literarios, el prestigioso premio de
novela Tigre Juan, la Bienal de
Arte Ciudad de Oviedo, o un festival
de jazz que en los años ‘80 trajo
al Teatro Campoamor a figuras
como Miles Davis, B.B King o Tete
Montoliu.

El movimiento reivindica
una cultura de proximidad que
comience por las bibliotecas de barrio,
y que lleve las artes a todos los
rincones del municipio
. Otra de las
demandas del colectivo es la recuperación
de espacios industriales
como los chalets de la Fábrica de la
Vega, o la Fábrica de Gas de
Oviedo. La política cultural de la
vecina Gijón, que con una población
y un presupuesto bastante similar,
ha logrado consolidar una
oferta cultural mucho más dinámica,
popular y diversificada, es,
en muchos sentidos, un modelo a
imitar para los activistas culturales
ovetenses.

Una apretada agenda

Desde su nacimiento hace cuatro
meses, Oviedo S.O.S Cultura se ha
lanzado a una frenética actividad
pública en la que ha habido desde
asambleas ciudadanas para elaborar
una programación cultural alternativa,
a reuniones con los grupos
políticos, artículos en la prensa
local y protestas en la calle, como
una flashmob, frente al Ayuntamiento,
o una multitudinaria fiesta
para defender el edificio que alberga
el histórico bar El Paraguas, enclavado
en el Oviedo antiguo, y
amenazado, como todo el barrio,
por la especulación urbanística.

La
última iniciativa del movimiento,
en colaboración con el colectivo
cultural Lata de Zinc, ha sido el festival
Localidades Agotadas.
Con un presupuesto de 400 euros,
y gracias a la colaboración
desinteresada de los artistas participantes,
el festival ha llenado durante
dos semanas con conciertos
de rock, hip-hop, jazz e indie, danza
contemporánea, circo, teatro y
performance, bares, galerías de
arte y escenarios callejeros del
Oviedo antiguo, mostrando que
bajo la adormecida ciudad de
Vetusta también hay corrientes
subterráneas que están empezando
a aflorar.

DE LORENZO, ANTE SU ENEMIGO ÍNTIMO //
Cuando en 1991
Gabino de Lorenzo
ponía fin a 8 años de
gobiernos municipales
socialistas, ni
siquiera el recién elegido
alcalde podía
sospechar que su
mandato se iba a prolongar
durante 20
años, 16 de ellos con
mayoría absoluta.
Comenzaba así el
«gabinismo», una fórmula
política basada
en la privatización de
los servicios públicos,
la opacidad de la gestión
municipal, y la
inversión en obras
faraónicas. A lo largo
de dos décadas, y
apoyado por sus
medios afines, ha cultivado
con éxito una
fama de político campechano,
mientras su
patrimonio personal
crecía de manera formidable.
Tras la remodelación
de la ciudad,
que vino acompañada
del despilfarro de fondos
públicos, el patriarca
de la derecha
asturiana afronta en
mayo unas elecciones
difíciles, acosado por
denuncias de corrupción
y por la irrupción
en escena del FAC,
siglas del partido Foro
Asturias Ciudadano,
que no por casualidad
coincide con las
iniciales de su «enemigo
íntimo» Francisco
Álvarez Cascos.

[SOS Cultura celebra su primera asamblea en Uviéu ->http://www.diagonalperiodico.net/SOS-CULTURA-CELEBRA-SU-PRIMERA.html?var...

Tags relacionados: Número 149 Oviedo Música
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    10/05/2011 - 11:48pm
    En esta lucha de los ovetenses que reclaman cultura estamos si no implicados, sí totalmente solidarizados los gijoneses (entre los que me cuento), los avilesinos, gente de las cuencas mineras y de otros lugares de Asturias. Estamos todos muy cerca y para ciertos temas es como si fuéramos una sola ciudad. La lucha por la cultura en Oviedo (y ya veremos si hay cambios en los gobiernos municipales en Gijón y otras ciudades) es la lucha por la cultura y las artes en nuestra tierra. Un cordial saludo.
  • separador

    Tienda El Salto