EL AUMENTO DEL PRECIO DE LOS CEREALES REAVIVA EL DEBATE SOBRE LOS AGROCOMBUSTIBLES
¿Son los agrocombustibles una alternativa a la crisis energética y ecológica?

Al margen de los poderes económicos (unos a favor y otros en contra de los agrocombustibles), la polémica se centra en si son una solución en el peor de los escenarios o si no tienen cabida según se están planteando.

15/05/08 · 0:00
JPG - 79.4 KB
 
BIODIESEL. Es un combustible alternativo a las materias primas fósiles, motivo de multitud de guerras. Pero se fabrica con grandes plantaciones que deforestan países en vías de desarrollo / Hexodus

Nunca en años anteriores el debate
social de las energías renovables parecía
haber sido tan urgente como
lo es en la actualidad. La era del petróleo
abundante y barato entra en
su fase de declive y el cambio climático
se hace cada vez más patente
con los numerosos desastres naturales
que acompañan los telediarios
regularmente.

A todo esto, los países firmantes
del Protocolo de Kyoto se ven obligados
a reducir las emisiones de gases
de efecto invernadero dentro de un
plazo cercano. Para conseguir la reducción
de las emisiones de estos gases
en un 20% en 2020, la UE debe
buscar alternativas más ecológicas
para el transporte, uno de los principales
sectores causantes del calentamiento
global. Es evidente que la UE
se encuentra ante una difícil situación
para conseguir cumplir con los
compromisos fijados si no es fomentando
el consumo de los biocombustibles.
Su apuesta ha sido incrementar
en un 10% para 2020 el uso de
biocombustibles para el transporte.
Para atajar el creciente debate social,
recientemente se ha elaborado
un plan que recoge criterios de sostenibilidad
que deben tener los agrocombustibles
que ingresen a la UE.
Sin embargo, para muchas organizaciones
ecologistas y ONG, al intentar
solucionar el problema del
cambio climático por medio del uso
de los biocombustibles sin cambiar
el nivel de crecimiento económico y
el consumo de los países más industrializados,
se está dando lugar a
otros problemas de corte social y ambiental
más graves.

En la actualidad política, las críticas
giran en torno al impacto que
tiene sobre los precios de los alimentos
derivados por una reducción
de superficie cultivable y por el
incremento en el precio de las materias
primas agrícolas, y la deforestación
de grandes extensiones
en países empobrecidos.
Y otras posturas, sin embargo,
ponen de manifiesto la tensión
existente en los distintos lobbies
energéticos para deslegitimar y
tergiversar los biocombustibles
como alternativa energética en detrimento
de las fósiles.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto