ENTREVISTA // La secretaria de Mujer de la CGT responde a las preguntas de Diagonal sobre la convocatoria cont
"Los sindicatos han firmado el pacto teniendo en cuenta sus intereses y los del capital"

La convocatoria para mañana de la Confederación General del Trabajo y Ecologistas en Acción coincide con el anuncio de Zapatero de ligar el aumtno de los salarios a la productividad. La manifestación pretende hacer visible el rechazo social a las políticas de ajuste.

11/03/11 · 17:14
Edición impresa

Los últimos preparativos para la manifestación que recorrerá el centro de Madrid en contra del pacto social entre el Gobierno, las patronales, CC OO y UGT han tenido lugar cuando el presidente José Luis Rodríguez Zapatero admitía la última -hasta el momento- pretensión de Merkel y el Banco Central Europeo: ligar la subida de los salarios a la productividad.

La secretaria confederal de la mujer de CGT, Isabel Pérez Ortega, contesta por correo este cuestionario. Afiliada al sindicato desde 2005, esta trabajadora de la limpieza ha sido ella misma testigo de los recortes: pasó a trabajar en el servicio de limpieza del Ayuntamiento de Valladolid ¨después de que éste cerrara la residencia de ancianos donde estaba empleada desde hace 11 años.

DIAGONAL: ¿Cuál es el sentido de la convocatoria del 12 una vez aprobada la reforma de las pensiones?

ISABEL PÉREZ ORTEGA: Demostrar que sigue haciendo falta una respuesta por parte de toda la sociedad ante esta agresión. La reforma de las pensiones atenta brutalmente al bienestar de todas las personas trabajadoras. Estado, patronal, CCOO y UGT nos venden al capitalismo puro y duro, en vez de negociar bienestar social y reparto de riqueza, han negociado sus intereses y los del capital, que no son otros que ir recortando poco a poco gastos en el sistema público de pensiones para que todo el dinero que debería de invertirse ahí vaya pasando a planes privados de pensiones.

D.: ¿Por qué es importante para CGT mostrar una respuesta en las calles?

I.P.O.: La CGT es coherente con su discurso. Después de la huelga general del 29 S, seguimos pidiendo que las negociaciones fuesen transparentes, que se escuchase la voz de las personas trabajadoras, una inmensa mayoría no la quería, incluso desde las bases de CCOO y UGT hay profundo malestar por lo que se ha hecho desde la cúpula.

Tenemos que demostrar a todo el estado que nosotros, como tercera fuerza sindical no estamos de acuerdo en absoluto con estas reformas, que otro reparto del trabajo y de la riqueza es posible, pero claro, no es el que interesa al capitalismo.

"Otro reparto del trabajo y de la riqueza es posible, pero no es el que interesa al capitalismo"

D.: Dentro de la afiliación ha habido un debate sobre la no convocatoria de una huelga general en todo el territorio estatal el pasado 27 de enero.¿Hasta qué punto la convocatoria de mañana responde a la inquietud por haberse quedado cortos el 27?

I.P.O.: Como confederación de sindicatos, respetamos la autonomía de cada confederación territorial de apoyar y convocar actos que consideren que tienen que hacer. Otra cosa es que, al no estar de acuerdo por amplia mayoría, no se convoque estatalmente. Somos asamblearios, nuestras decisiones se toman desde abajo, por eso, no podemos decidir cuándo convocar una huelga general sin que toda la organización esté convencida. La convocatoria de mañana nos va a servir para medir fuerzas y cohesionarnos a nivel interno, además de hacernos visibles como organización que rechaza plenamente tanto la reforma aprobada en junio como el pensionazo.

D.: ¿Por dónde creéis que van a ir los tiros en la reforma de la negociación colectiva? ¿Por qué debe preocupar a las trabajadoras y trabajadores, y al conjunto de la sociedad?

I.P.O.: Pensamos que van a intentar cerrar aún más la negociación de convenios colectivos, procurando echar fuera a todos los sindicatos menos representativos. A la clase trabajadora nos va a afectar en el sentido de que pretenden que se llegue a la negociación individual de la persona con el o la empresaria… No me lo quiero ni imaginar, cada persona trabajadora con un tipo de contrato, jornada, salario... ¿Y qué decir de los pocos beneficios sociales en el tema de la conciliación? Probablemente ni tan siquiera les haga falta usarlos…

D.: ¿Qué peso tendrán en la convocatoria, y en el debate interno en CGT, las cuestiones no estrictamente laborales: privatizaciones, exclusión social, inmigración, género?

I.P.O.: Tanto como puede tener el mundo laboral. CGT es un sindicato de clase que entre otros fines tiene el de promocionar y organizar actividades encaminadas a la ayuda de todo tipo a favor de los colectivos, grupos, sectores y personas que sufran algún tipo de discriminación o marginación social, profesional, económica, racial… con objeto de facilitar su integración social.

Por ejemplo, en cuestión de género, llevamos desde noviembre realizando una campaña contra la violencia consistente en enviar correos a distintos ministerios cada vez que matan a una mujer. Además tenemos una o dos páginas en el Rojo y Negro [órgano de comunicación del sindicato, nota del editor] donde expresamos nuestras inquietudes como mujeres.

Hemos hecho varias campañas contra las privatizaciones de los servicios públicos, es una constante en nuestra lucha, ahora mismo estamos en AENA…

Estamos constantemente en contacto con movimientos sociales que trabajan con migrantes, presos…. Los pasados días 18 y 19 de febrero organizamos junto con Ferrocarril Clandestino unas jornadas para compartir y valorar la inclusión y los cruces del sindicato con los distintos movimientos sociales.

D.: ¿Cómo equilibrar la necesidad de afirmar otro modelo sindical, y darle visibilidad, con el abrir la convocatoria a otros sectores sociales? ¿Debe CGT no patrimonializar una convocatoria que es suya por derecho propio?

I.P.O.: CGT ha enviado cartas a diestro y siniestro, a organizaciones sindicales y sociales de ámbito estatal para que tomasen parte con nosotras en esta manifestación para mostrar su repulsa a las reformas del Gobierno. Claro que es difícil que organizaciones que no tienen mucho que ver con nosotras se nos unan, pero ante esta agresión deberían haberse planteado buscar lo que nos une más que lo que nos separa… En cuanto a organizaciones más afines, también se ha notado alguna baja, no entendemos muy bien que se busque el apoyo de CGT cuando interesa y ante agresiones como la que nos han metido y nos van a meter, no haya respuesta. Respetamos las diferencias pero como no busquemos más puntos en común, lo llevamos claro.

"Ante estas agresiones debemos plantearnos más lo que nos une que lo que nos separa"

D.: El 15 de mayo diversas redes virtuales han convocado movilizaciones, de contenido muy ambivalente, contra ’la crisis’, la corrupción, los políticos, etc. ¿Cómo podemos dialogar con esas iniciativas sabiendo que existen enormes diferencias de cultura política, lenguaje, referentes, entre ellxs [gente sin necesaria vinculación con lo político y lo militante] y nosotrxs?

I.P.O.: Respetamos las distintas iniciativas que pueda haber, pero todavía no las hemos valorado como organización… aunque al final, muchas de nuestras militantes se unan a ellas.

Tags relacionados: Número 145
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto