MARRUECOS
Sidi Ifni en la calle contra la represión del Ejército marroquí

El 15 de junio, más de 10.000 personas,
casi la mitad de la población
de la ciudad, se manifestó por las
calles de Sidi Ifni en protesta por la
dura represión a la que el Gobierno
de Mohamed VI ha sometido a este
enclave en las últimas semanas. A
pesar de las cargas de la Policía, y
con el apoyo de medio millar de
personas que se unió a la marcha
tras caminar desde las localidades
de Gulimín y Tiznit, los manifestantes
consiguieron romper el cerco
militar que desde el pasado 7 de

26/06/08 · 0:00
Edición impresa

El 15 de junio, más de 10.000 personas,
casi la mitad de la población
de la ciudad, se manifestó por las
calles de Sidi Ifni en protesta por la
dura represión a la que el Gobierno
de Mohamed VI ha sometido a este
enclave en las últimas semanas. A
pesar de las cargas de la Policía, y
con el apoyo de medio millar de
personas que se unió a la marcha
tras caminar desde las localidades
de Gulimín y Tiznit, los manifestantes
consiguieron romper el cerco
militar que desde el pasado 7 de
junio vive la ciudad.

Centenares de soldados, gendarmes
y policías la mantienen bajo
una vigilancia estrecha para evitar
que se reproduzcan las protestas
que consiguieron paralizar la actividad
portuaria durante la primera
semana de junio. Hartos de ver incumplidas
una serie de reivindicaciones
económicas que reiteran
desde 2005, impulsados por la tradicionalmente
combativa comunidad
bereber Ait Ba Amran, decenas
de jóvenes en paro bloquearon
el puerto para llamar la atención
sobre el abandono que sufre la región.
No pedían el cielo. Tan sólo
que el Ejecutivo marroquí cumpliese
su histórica promesa de crear varias
unidades industriales y acabar
las obras del nuevo puerto, inversiones
destinadas a conjurar la única
salida que parece esperar a la juventud
de la zona: la emigración.
También reclamaban el fin de los
tratos de favor de la Administración
hacia sus “elegidos” y el respeto
de los derechos civiles.

44 detenidos

El bloqueo fue acompañado de
manifestaciones y otras acciones
que consiguieron involucrar a una
parte muy significativa de la ciudad.
Hasta el 7 de junio. Ese día,
tal y como han denunciado sindicatos,
partidos de izquierda y asociaciones
de derechos humanos,
unos 3.000 agentes diluyeron la
protesta utilizando una violencia
extrema que posteriormente extendieron
por toda la ciudad. Al
menos 44 personas, la mayoría militantes
de colectivos sociales, fueron
detenidas, decenas resultaron
heridas y numerosas casas sufrieron
destrozos por parte de las
fuerzas del orden, que también
violaron a varias mujeres y torturaron
a decenas de ciudadanos.
Tras la razzia policial, muchos jóvenes
huyeron a los montes vecinos
y varios seguían al cierre de
esta edición desaparecidos.

Tags relacionados: Violencia policial
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto