MOVILIZACIONES: MÁS DE 40.000 ACTIVISTAS DE TODO EL MUNDO SE CONCENTRAN EN COREA DEL SUR PARA DENUNCIAR LA CUM
Seúl protesta contra la cumbre del G-20

La cumbre del G-20 prevista para los días 11 y 12
de noviembre reúne en la capital de Corea del Sur
a miles de activistas contra las políticas neoliberales.

- La cumbre del "capitalismo de casino"

12/11/10 · 8:00
Edición impresa
JPG - 111.6 KB
Foto: Tom Kucharz.

Miles de personas, 40.000 según los
convocantes,
se manifestaron el domingo
7 de noviembre en la capital
de Corea del Sur contra la cumbre
del G-20 que se celebra los días 11 y
12 de noviembre en la capital surcoreana.
Seúl reúne a los jefes de
Estado de los países con mayor poder
económico del mundo, comandados
por el presidente de EE UU
Barack Obama.

Esa misma semana, movimientos
sociales y sindicales de todo el mundo
celebraron un encuentro alternativo
a la cumbre organizado por la
alianza surcoreana contra el G-20

Put People First! Korean People’s G-
20 Response Action, formada por
más de 90 organizaciones.

La marcha del día 7 estuvo
rodeada de un fuerte dispositivo
de seguridad. Miles de activistas llegados
de todo el mundo a la cumbre
alternativa, convocada también
por la confederación surcoreana de
sindicatos (KCTU), denunciaron las
políticas neoliberales del G-20
.
Asimismo, durante la jornada se homenajeó
a un trabajador coreano
del textil que se quemó vivo hace 40
años en protesta por las condiciones
laborales.

“Continuaremos nuestra lucha
para aumentar los salarios mínimos,
contra la precariedad laboral y el
desempleo juvenil”
, declaró el secretario
general de la central sindical
KCTU, Kim Yeong-hun. “No vamos
a permitir que una élite de 20
países decida sobre el futuro de todo
el mundo”, señaló.

Los manifestantes, con pancartas
de “Stop G-20”, expresaron su oposición
al Tratado de Libre Comercio
(TLC) que negocian Estados Unidos
y Corea del Sur, un pacto que los
mandatarios de ambos países, Barack
Obama y Lee Myung Bak, pretenden
cerrar antes del inicio de la
cumbre. Este es un TLC similar al
que firmó hace pocos meses la Unión
Europea con Corea del Sur
, que permitirá
la desregulación del flujo de
capitales y la liberalización del comercio,
favoreciendo los intereses de
grandes empresas transnacionales.

Estados Unidos pretende crear
50.000 empleos y aumentar sus exportaciones
a Corea del Sur.
Mientras
tanto, las organizaciones sociales
reunidas en el foro popular de
Seúl demandan justamente lo contrario:
acabar con la liberalización
comercial y las políticas que han permitido
la especulación financiera.
La guerra de divisas
El tema estrella de la cumbre es la
“guerra de divisas”. Sobre este punto,
el asesor sindical Adhemar Mineiro

señala que la “crisis aún no ha terminado
y los desequilibrios comerciales
revelan que se encuentra en
una nueva fase, en la cual EE UU, a
través de la emisión y la devaluación
del dólar intenta fomentar de forma
artificial sus exportaciones y reducir
su déficit comercial. Al igual que los
demás países desarrollados intervienen
en los mercados de divisas para
resguardar sus economías”, afirma.

El Gobierno de Seúl ha impedido
a través de las embajadas que se concedan
visados a diferentes delegaciones
de movimientos sociales, sobre
todo de países asiáticos. Durante
los primeros días de protesta fueron
deportados desde el aeropuerto siete
activistas de Filipinas.
“Mientras las
organizaciones críticas con el G20
han sufrido la hostilidad del
Gobierno coreano, los más de cien
ejecutivos de empresas multinacionales
del G20 Business Summit han
sido recibidos con una alfombra roja”,
se queja el parlamentario de
Malasia, Charles Santiago.
En un país muy industrializado
considerado uno de los ’tigres’ del
crecimiento asiático, y a pesar de
una sociedad fuertemente individualizada,
la confederación surcoreana
de sindicatos (KCTU)
cuenta
con una gran capacidad de movilización.
Los sindicatos mantienen
un discurso radical a favor de la lucha
social y contra la globalización
neoliberal.

La confederación surcoreana de
sindicatos (KCTU) va a llevar a cabo
movilizaciones el 11 de noviembre,
día de inicio del G-20, a pesar de las
fuertes medidas de seguridad del
Gobierno coreano. Está previsto un
perímetro de seguridad de dos kilómetros
alrededor de la sede de la
cumbre donde estarán los jefes de
Estado y un despliegue que asciende
a más de 50.000 efectivos policiales.
Para el Gobierno surcoreano es
el acontecimiento internacional
más importante desde los juegos
olímpicos de 1988 y trata de que
este evento sirva para contrarrestar
los impactos socioambientales
que está provocando la economía
el país asiático.

Condiciones
Laborales

Con más de 48 millones de habitantes,
Corea del Sur ocupa el
puesto 13 en la lista de las economías
más fuertes del mundo. Sin
embargo, las condiciones laborales
de los trabajadores no están a
la misma altura. Corea del Sur
está a la cabeza en discriminación
laboral de género entre los 33 países
de la OCDE y un alto índice
muertes laborales, muchas de
ellas en la multinacional Samsung.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Foto: Tom Kucharz.
Foto: Tom Kucharz.
separador

Tienda El Salto