ENTREVISTA // GRANERO COLECTIVO ECOLLAVORS
“Las semillas se intercambian,ni se compran ni se venden”
JPG - 23.8 KB
Plataforma Transgenics Fora

La diversidad de semillas de especies
locales para cultivos agrícolas
en el Estado español se está
viendo afectada por dos factores
principalmente. El primero es la
entrada en vigor de la Directiva

21/04/06 · 21:15
Edición impresa
JPG - 23.8 KB
Plataforma Transgenics Fora

La diversidad de semillas de especies
locales para cultivos agrícolas
en el Estado español se está
viendo afectada por dos factores
principalmente. El primero es la
entrada en vigor de la Directiva
2201/18/CE sobre liberación intencional
en el medio ambiente de organismos
modificados genéticamente,
que permite su comercialización
y experimentación en el
ámbito europeo. El segundo factor
vendría dado por las políticas favorecedoras
de la agricultura industrializada
en el propio Estado.
En este contexto, iniciativas como
los bancos de semillas cobran
importancia como prácticas que
permiten la conservación de la diversidad
agrícola. En la comarca
de Girona, el banco de semillas
Ecollavors tiene estrategias claras
para afrontar esta nueva apuesta.

DIAGONAL.: ¿ Qué beneficios tiene
para la agricultura que haya un
banco de semillas?

BEATRIZ QUINTANA: En primer
lugar, se contrarresta el proceso de
pérdida de la biodiversidad agrícola,
ofreciendo una reserva de semillas
ecológicas y autóctonas que
podemos disponer para nuestros
huertos. También conseguimos
mantener una práctica ancestral:
las semillas se intercambian, no se
compran ni se venden. Cultivar variedades
locales permite mantener
vivos los conocimientos campesinos
asociados a estos cultivos tradicionales
y ofrecer verduras de calidad
al consumidor.

Pero, sobre todo, lo que conseguimos
es crear conciencia de la
necesidad de preservar nuestro
patrimonio genético vegetal ante
el fenómeno actual de pérdida de
biodiversidad, y demostramos que
con un poco de organización podemos
crear bancos de semillas
colectivos autogestionados.

D.: ¿ En qué situación se encuentra
la biodiversidad agrícola de las
semillas del Estado español?

B.Q.: El territorio peninsular, si
bien es la zona de Europa con mayor
variedad genética, no se escapa
del proceso de erosión genética.
El impacto de la agricultura extensiva
ha sido decisivo en el proceso
de pérdida de la diversidad agrícola
al introducir variedades mejoradas
y prescindir de las variedades
locales, argumentando criterios
productivistas. La gran riqueza de
las variedades locales se sustituye
por unas pocas variedades más
productivas, más adaptables a
grandes zonas y más dependientes
de los inputs agroquímicos. Esto
significa que año tras año se dejan
de cultivar infinidad de variedades,
imprescindibles para mantener la
biodiversidad agrícola. Son los pequeños
huertos de autoconsumo
donde podemos encontrar una mayor
variabilidad genética. La pérdida
de terreno cultivable en zonas
rurales o periurbanas y la avanzada
edad de las personas que mantienen
esta práctica son dificultades
para el mantenimiento de este
patrimonio agrícola.

D.: ¿Cómo surge la iniciativa de
crear un banco de semillas?

B.Q.: Ecollavors surge en el otoño
de 1998 de la iniciativa de un grupo
de personas que tenían como
propósito crear un granero para
disponer de semillas no manipuladas,
locales y de cultivo ecológico,
así como para hacer perdurar la
biodiversidad agrícola de la zona.
Lo que empezó como un simple intercambio
de semillas fue cobrando
forma con el tiempo hasta llegar
a la creación del granero colectivo
autogestionado. Actualmente
participan unas 30 casas reproduciendo
semillas bajo el sistema del
apadrinamiento.

D.: ¿Cómo funciona el intercambio
de semillas?

B.Q.: El intercambio se formaliza
durante las cuatro asambleas anuales.
El equipo gestor hace una lista
de las variedades que deben apadrinarse
cada año para actualizar
las semillas del banco. Cada casa
colaboradora decide cuántas semillas
quiere reproducir, en función
de las condiciones que tenga, la disponibilidad,
etc. Se les entrega una
ficha de seguimiento del cultivo
que deben rellenar y adjuntar a las
semillas que entreguen al banco.

El equipo gestor se encarga de
gestionar las entradas y salidas de
semillas. La idea es que cada casa
se vaya generando su propio granero.
Así, la demanda de semillas
del banco se va reduciendo año tras
año a medida que se amplía el número
de bancos de semillas.

D.: ¿En qué iniciativas participa el
grupo además de la gestión del
banco de semillas ?

B.Q.: La proyección externa del
colectivo es bastante reducida, el
trabajo en las huertas y la gestión
del banco deja poco tiempo para
las relaciones externas. De todas
maneras, se intenta participar en
los distintos encuentros convocados
por los grupos de mantenimiento
de la biodiversidad, como
la Feria de la Biodiversidad,
Ecoviureen Manresa, Amayuelas,
etcétera. así como en las reuniones
para crear la Xarxa Catalana
de bancos de semillas.

El próximo año hemos decidido
centrarnos en mejorar el funcionamiento
interno del colectivo, profundizar
en la autoformación agrícola
y generar nuevas formas de
autofinanciación económica. También
queremos adherirnos a la
campaña Zonas Libres de Transgénicos
que impulsa la Plataforma
Transgènics Fora! de la Xarxa
Agroecológica de Cataluña (XAC).

Tags relacionados: Ecología Transgénicos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Plataforma Transgenics Fora
separador

Tienda El Salto