Pese a la negativa de CC OO y UGT a convocarla, la huelga fue respaldada
Seguimiento masivo a la huelga en Cádiz

El Sindicato de Obreros del Campo y el Sindicato Andaluz de Trabajadores convocaron la Huelga en protesta por la alta tasa de desempleo registrada
en la Sierra de Cádiz.

16/02/10 · 0:12
Edición impresa
JPG - 59.1 KB
 
Imagen de la manifestación el día de la huelga. / SAT

La Unión Comarcal de la sierra de
Cádiz del Sindicato de Obreros del
Campo (SOC)
y el Sindicato Andaluz
de Trabajadores (SAT)
fueron
los impulsores de la Huelga General
en la sierra de Cádiz que se llevó a
cabo el martes 9 de febrero. En el
manifiesto que se presentó, elaborado
en las reuniones previas de
preparación de la huelga, el sindicato
afirmaba que “la crisis está golpeando
a esta comarca como a ninguna
otra. En los 19 municipios de
la Sierra contamos con 32.266 demandantes
de empleo, es decir, el
39% de la población activa está en
paro”. Estos datos, obtenidos a partir
del Servicio Andaluz de Empleo
de la Junta de Andalucía, evidencian
la situación que se vive en la
Sierra de Cádiz, expresado en el lema
citado en la huelga: “Todas y todos
a la lucha contra la crisis”.

También se presentaron datos de
los pueblos que conforman la Sierra.
“Por municipios los más afectados
son Puerto Serrano (con un 47% de
desempleo), Espera (46%), Bornos
(45%), Villamartín (43%), Alcalá del
Valle (41%), Torre Alháquime (40%),
Prado del Rey (40%), Arcos (39%),
Algodonales (38%) y Ubrique
(39%)”, explicaron los firmantes del
manifiesto.

En este texto se expresaban también
las reivindicaciones formuladas
por parte de los convocantes a
la huelga. Un total de ocho reivindicaciones
entre las que destacan
la necesidad de un Plan de Empleo
Rural (PER) especial que proporcione
trabajo durante cuatro meses
a todas las personas (paradas agrarias
y del Régimen General); la eliminación
del requisito de las 35
peonadas para poder cobrar el Subsidio
Agrario y la Renta Agraria y
la condonación de la cuota de la
Seguridad Social Agraria mientras
se esté en paro.

“Huelga de necesidad”

Durante la preparación de la huelga
se celebraron diversas asambleas en
cada uno de los pueblos participantes
de la huelga, en las que se explicaban
los motivos de la misma y la
difícil situación económica y de empleo
que vive la Sierra de Cádiz en
la actualidad. En una de estas reuniones,
moderada por Diego Cañamero,
secretario general del SAT,
se constituyó el comité de huelga,
formado por cuatro representantes
de cada uno de los pueblos. En declaraciones
a DIAGONAL, Cañamero
valoró como “masiva” la participación
de los pueblos serranos,
“a pesar de que las unidades provinciales
de los sindicatos de Comisiones
Obreras y UGT no hayan
apoyado la iniciativa”.

Efectivamente, desde las uniones
provinciales de CC OO y UGT
de Cádiz, se emitió un manifiesto
que planteaba que estos sindicatos
“ni participan, ni apoyan, ni comparten
la convocatoria de Huelga
General , al considerar que un instrumento
tan valioso e importante
para el movimiento obrero como
es una huelga general no puede ni
debe utilizarse de manera irresponsable”.

Según ambos sindicatos,
la convocatoria de esta huelga
se olvidó de “los verdaderos y reales
problemas de los y las trabajadoras
de la Sierra, y sólo pide medidas
puntuales por parte de
Administración, cuando lo realmente
necesario es demandar políticas
comprometidas con el desarrollo
integral de la Sierra”.

No obstante, la jornada del 9 de
febrero tuvo una acogida masiva
por parte de los diferentes pueblos
de la Sierra. En palabras de Javier
Cabeza, edil de Ubrique, “estamos
muy satisfechos con la participación
en la huelga de la población de
Ubrique”. En este pueblo, la huelga
se llevó a cabo con una participación
mayoritaria de los comercios,
“salvo por las grandes superficies
como Mercadona o Dia, parecía que
era domingo”, añade Cabeza, quien
apunta que algunos delegados de
CC OO también mostraron finalmente
su apoyo a la huelga.

Desde Puerto Serrano, Pedro
Ruiz Peralta, alcalde de este pueblo
por IU, valoró la huelga como un
“auténtico éxito. Hoy el pueblo estaba
sordo, como decimos aquí”. Esto
evidencia, según Ruiz Peralta, “que
no era un huelga inventada, como
han hecho creer algunos, sino una
huelga de necesidad y de justicia”.


SUSPENDIDO JUICIO A SINDICALISTA

DAVID ORDÓÑEZ

En la vista suspendida
el 11 de febrero, se
iba a sentar en el banquillo
Andrés Bódalo,
actual responsable
provincial del SAT en
Jaén, acusado de un
supuesto delito de
atentado, lesiones y
desobediencia a la
autoridad. Los hechos
por los que la Fiscalía
pide cuatro años de
cárcel se remontan a
agosto de 2005,
cuando el SOC ocupó
pacíficamente la Consejería
de Agricultura
de la Junta de Andalucía
en Sevilla, para
exigir el cumplimiento
de un acuerdo por el
cual se cedían parte
de las tierras de la
nobleza al pueblo de
Jódar (Jaén). En el
transcurso de la protesta
se produjo la
intervención de la
policía que cargó brutalmente
contra los
jornaleros allí concentrados.

Bódalo tuvo
que ser hospitalizado
dos días. Los agentes
implicados en la paliza
y posterior detención
acusaron a Bódalo
de causar lesiones
a cinco de estos antidisturbios.
El sindicalista
defiende su inocencia:
“Nuestra
postura fue siempre
pacífica, los únicos
violentos fueron ellos,
que utilizaron la fuerza.
Me denuncian
cinco policías por
lesiones, pero ¿cómo
iba yo a enfrentarme
a tantos y ocasionarles
daño? Es ridículo”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto