VIGO // EL COOPERATIVISMO COMO REFUGIO FRENTE A LA EXPLOTACIÓN
Una salida a la precariedad

Tras años de luchas por
el reconocimiento de sus
derechos, un grupo de
estibadores de la ría de
Vigo se plantea crear una
cooperativa para
estabilizar su situación.

22/04/06 · 22:31
Edición impresa
JPG - 10.7 KB
INSPECCIÓN POCO ESCRUPULOSA. Para la sección sindical de CGT en Frigalsa la
inspección de trabajo ha apoyado más a la empresa que a los trabajadores. / Ronny Stansert

Frigoríficos de Galicia, S.A. (Frigalsa)
es una empresa mediana
en la Ría de Vigo. Aquí se descarga
en muelle propio, se clasifica
y se conserva el pescado congelado
en frigoríficos para su posterior
distribución y salida al
mercado. La plantilla está compuesta
por 80 trabajadores, la
mayoría fijos y el resto, unos 30
estibadores, fijos discontinuos.
Hasta el año 1992, los fijos discontinuos
trabajaban “a la antigua
usanza” y venían a la puerta
de la empresa a diario, donde un
encargado elegía a dedo quién
trabajaba y quién no. Tras dos
meses de dura huelga en 1992, los
estibadores y unas trabajadoras
de la limpieza lograron ser contratados
como fijos discontinuos.
A partir de ese momento, la empresa
tiene la obligación de llamarles
cada vez que llega un barco. El
contrato incluye los trabajos de estiba
y desestiba a bordo de los barcos
y la clasificación del pescado
en tierra. Pero Frigalsa rompe
una y otra vez este acuerdo: sustituye
la llegada del pescado a la
empresa en barcos por el transporte
terrestre, mediante camiones
y contenedores, lo que, nuevamente,
deja sin trabajo a los
estibadores fijos discontinuos.

Pese a reivindicar una y otra vez
el derecho al trabajo en dichos
contenedores, la empresa nunca
lo aceptó, dado que le salía mucho
más barato realizar ese trabajo
a través de contratas y ETT.
Según José Manuel Campelos,
estibador fijo discontinuo y
miembro del comité de empresa
por CGT, “los trabajadores subcontratados
no tienen cotización
a la seguridad social, ni ropa y
equipamiento de trabajo, y no están
organizados sindicalmente”.
La inspección de trabajo ha ignorado
las denuncias sindicales.
“Los estibadores fijos discontinuos,
ahora 16 en total, trabajamos a veces
cinco o seis días al mes a pesar
de que hay mucho más trabajo.
Llevamos desde el mes de agosto
del año pasado con 300 o 400 euros
al mes, y no podemos vivir de esa
manera”, resume Campelos.
Cambio de estrategia
Ante esta situación de precariedad
y de continuo fraude por parte
de la empresa, de sucesivas denuncias
y las lógicas decepciones
por la falta de resultado, se han
visto obligados a pensar en otras
estrategias para poder tener acceso
a su trabajo. “No tenemos la
fuerza para movilizarnos ahora
porque ya sólo quedamos 16 trabajadores
fijos discontinuos y sin
ningún apoyo por parte de la
plantilla de fijos”, asegura Campelos.
La salida que han pensado
es formar una cooperativa.

“Nuestro único interés es acceder
al trabajo de esos contenedores,
lo que nos permitiría tener
más carga de trabajo y mejores
condiciones de vida. Queremos
hacerlo en forma de cooperativa,
así no tendremos jefes ni sometidos,
y todos trabajaríamos en las
mismas condiciones. Nombraremos
entre los trabajadores un
presidente, un tesorero, un administrativo
y estas funciones serán
rotatorias”. No se trata de
una tarea fácil; en el puerto sobreviven
algunas cooperativas
formadas por los trabajadores,
pero la mayoría han fracasado.

“Hay divergencias entre algunos
compañeros porque tienen miedo
a que la cooperativa fracase,
están indecisos, sienten que no
pueden estar a la altura de la responsabilidad.
Pero la mayoría está
a favor, eso dependerá del proyecto
cuando se presente”.
Por si fuera poco, tendrán que
presentar el proyecto a la misma
gente a la que hasta ahora le han
planteado las huelgas. “En estos
momentos estamos negociando
las condiciones. Pero hasta ahora
no tenemos más que buenas palabras
de la empresa y del jefe de
inspectores de Vigo. Hasta que no
tengamos un compromiso serio
por parte de la empresa de contratar
esos trabajos con la futura cooperativa
no podemos actuar”.
Dicho compromiso significaría la
desaparición de las ETT y las contratas
en Frigalsa.

Tags relacionados: Vigo
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto