PERSONAJES HORRIBLES
Sabino Fernández Campo

El 26 de octubre murió Sabino Fernández Campo, ‘jefe’ de la Casa Real hasta el 1993 y militar en la reserva. Tras su muerte los medios le calificaron como “gran demócrata”, “un valiente”, “un ejemplo”, “una de las figuras más relevantes de la democracia española”… Para José Bono fue “un gran patriota”; la ministra Carme Chacón dijo que era
“uno de nuestros mejores militares” y Santiago Carrillo lo definió como “sabio, bueno y valiente”.

11/11/09 · 13:08

El 26 de octubre murió Sabino Fernández Campo, ‘jefe’ de la Casa Real hasta el 1993 y militar en la reserva. Tras su muerte los medios le calificaron como “gran demócrata”, “un valiente”, “un ejemplo”, “una de las figuras más relevantes de la democracia española”… Para José Bono fue “un gran patriota”; la ministra Carme Chacón dijo que era
“uno de nuestros mejores militares” y Santiago Carrillo lo definió como “sabio, bueno y valiente”.

El papel de Sabino Fernández Campo en el intento de Golpe de Estado del 23-F en 1981 aún no está claro. Existen muchas lagunas en torno a los hechos. Él repitió: “En mi caso, el silencio es la mejor lealtad”. Pero varios medios lo califican ahora como “el hombre que frenó el 23-F”. Sabino Fernández Campo fue un militar que defendió el golpe de Estado de Franco, y según declaró hace unos años tuvo que “asumir importantes misiones militares”. En democracia justificó la dictadura y dijo que la República no ofrecía garantías: “Es evidente que no podemos considerar como ejemplar el limitado sistema de libertades entonces vigente [en la República]. Lo que se entendieron como valores republicanos puede decirse que están vigentes en España desde la Transición”.

Como militar fue General de la Casa Militar de Franco.
Por su lealtad, el Régimen le concedió el rango de Teniente General. Cuando murió el dictador fue nombrado subsecretario de la Presidencia del Gobierno y del Ministerio de Información y Turismo un año más tarde. También fue patrono de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES). Desde 1977 a 1993 fue Secretario General del rey y jefe de la Casa real.

Por real-decreto, en 1992 pasa a ser ‘Grande de España’, el rey
le regala el título de Conde de Latores, por su “larga y brillante trayectoria de servicios destacados, militares y civiles al Estado”. Católico convencido, dijo que había servido a la Corona, pero que “el único rey es Dios”. Fue uno de los firmantes el pasado mes de marzo contra la Ley del Aborto. Y estaba en contra de la Ley de Memoria Histórica: “Hay que recordar, pero no desenterrar a los muertos”.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto