CON EL CESE DE LA ACTIVIDAD EXTRACTIVA, SE ABANDONAN DESECHOS QUE AFECTAN A LAS COMUNIDADES
Los residuos mineros contaminan más de 5.000 territorios en Perú

Los restos de la minería,
llamados pasivos
ambientales mineros,
dejan amplias zonas
contaminadas; tierras
y ríos, que no son
recuperados e impiden la
vida de las comunidades.

23/11/10 · 9:00
Edición impresa
JPG - 107 KB
Foto: Oñez Ayuso Llorente

Perú es uno de los principales países
mineros del mundo. Esconde
bajo su suelo numerosos minerales
semipreciosos y preciosos,
como el oro. Los ingresos millonarios
que genera la actividad
minera en Perú explican la permisividad
y la corrupción de las
instituciones públicas
.

La contaminación medioambiental
no sólo existe mientras las
empresas realizan la explotación
del mineral, sobre todo cuando éstas
abandonan la extracción.
Entonces surge una nueva amenaza,
los llamados pasivos ambientales
mineros (PAM). Minas,
plantas y residuos mineros abandonados
ocasionan graves impactos
y un riesgo permanente
para
la salud de las comunidades campesinas,
que sufren además la
contaminación de los ríos por el
óxido de los minerales.

Perú cuenta con 5.551 pasivos
ambientales mineros y, aunque las
empresas mineras tienen la obligación
de limpiarlos, no lo hacen
por el elevado coste que supone.
Muchas de esas empresas mineras
son multinacionales que actúan
a través de empresas subsidiarias
.
Y deberían rehabilitar el
suelo tal y como estaba antes de
la actividad minera. Los pasivos
ambientales están compuestos por
minerales y metales pesados muy
peligrosos, como el cobre, zinc,
plomo, cadmio, plata, arsénico o
manganeso, entre otros.

Según el ingeniero medioambiental
peruano, Pedro Camacho, el
mayor número de residuos mineros
se concentra en el Cerro de Pasco,
en Cajamarca, al norte de Perú, y en
el distrito de La Oroya, en la Sierra
Central. Camacho, de la ONG Derechos
Humanos y Medio Ambiente,
señala que es especialmente grave
el impacto de pasivos mineros en la
región de Puno. “En esta región
existen más de 300 zonas contaminadas.
La mayoría concentradas en
las provincias de Ananea y Carabaya”.
La empresa minera peruana
que genera mayor número de pasivos
mineros es Minsur, dedicada a
la explotación de estaño
y, en menor
medida, cobre, y que sondea
nuevos yacimientos.

Uno de los casos de contaminación
más grave lo sufre la comunidad
campesina de Condoraque, en
Puno, a causa de los pasivos mineros
que ha dejado la empresa Sillustani.
Condoraque se encuentra dentro
de los primeros 20 casos más
graves de los más de 5.000 que sufre
Perú por los restos mineros. El
relave [desechos tóxicos y concentración
de minerales] acumula en
esa zona entre 750.000 a 800.000 toneladas
de residuos que contaminan
las aguas de la Laguna Choquene
y los ríos de Toco Toco, Putina,
Huancané y Ramis, residuos que
llegan hasta el lago Titikaka. “Ahora
la laguna de Choquene es de color
rojizo sangre
. Más arriba se encuentran
todos los relaves mineros, culpables
de que la laguna tenga una
importante concentración de óxidos
de hierro”, dice Camacho.

Contaminación del agua

Eso está produciendo la muerte de
animales y enfermedades en las comunidades
campesinas. Se han infectado
manantiales, pastizales, bofedales
(praderas húmedas de altura)
y tierras agrícolas. En la zona de
Condoraque el pH del suelo es muy
alto, entre 2,79 y 3,20 puntos, según
la época. Esto ha afectado a 14 comunidades,
casi 2.000 familias. El
agua no es apta para el consumo, y
los animales al beber, con el tiempo
enferman y se mueren. Los habitantes
de la zona, al andar por los ríos
infectados se abrasan los pies. Las
aguas tienen una temperatura tan
alta que las alpacas y ovejas que se
bañan en ellas, van perdiendo la lana
poco a poco y en sus pezuñas,
quemadas por las aguas contaminadas,
aparece una enfermedad conocida
como pereda. Van entrando los
residuos químicos en las pezuñas,
se produce pus, y las alpacas y ovejas
dejan de caminar y comer
, y posteriormente
se mueren. Ante la pasividad
de las instituciones peruanas,
el caso de Condoraque ha llegado
incluso a la ONU, que ha emitido
un informe contra Sillustani.

Ríos que se mueren

Según la ONG Derechos Humanos
y Medio Ambiente, en el río Tambo,
que discurre por la vertiente oriental
de los Andes, hay gran cantidad
de cal que ha vertido la empresa minera
Aruantani después de neutralizar
con ella el cianuro, que también
se usa en la minería, y es altamente
contaminante. El lodo de cal
impide la filtración del agua al subsuelo
y vuelve el río insalubre.

Igualmente la explotación minera
Kakachara, en la provincia
de El Collao, en Santa Rosa, vierte
residuos tóxicos al río Blanco,
que nace detrás de la minera. Este
río también está amenazado por
el proyecto de extracción de cobre,
en la sierra de Piura, de la
Monterrico Metals, empresa inglesa
en manos de la firma china
Zijin. La zona ha sido militarizada
según denuncian algunos vecinos.

Por otra parte, la laguna de Suches
atrae a cientos de mineros
desde que uno encontrara oro en
2004. Esta actividad contamina la
laguna, que ha cambiado de color
y se ha desnaturalizado, al igual
que la laguna de Pampa Blanca y
de Trapiche. Las poblaciones de
alrededor sufren las consecuencias.
El río Suches desemboca en
el lago Titikaka.

EL DERECHO
A LA CONSULTA

La minería está en el momento
de mayor expansión en Perú,
con casi 20 millones de hectáreas
en concesiones mineras, el
15% del país y el 48,6% de la
Amazonía peruana con proyectos
de gas y petróleo. Esto genera
un grave impacto ambiental y
social. Las comunidades piden
que se respete el artículo 169
de la OIT que habla del derecho
a consulta de los pueblos. Una
campaña internacional, Zonas
libres de minería, pide que en
las provincias del norte no se lleven
a cabo más explotaciones.

Tags relacionados: Número 137 Contaminación
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

2

  • |
    anónima
    |
    28/11/2010 - 1:17pm
    <p class="spip">Tenemos que tener en cuenta una cosa: muchos de estos pasivos ambientales provienen de minas explotadas en la época de la mita colonial donde nuestros antecesores morían en millares allá esclavizados en las minas.</p> <p class="spip">Ahora, se supone que de acuerdo a la ley, si no se encuentra responsable de los pasivos ambientales, es el estado quien asume esa responsabilildad. Sin embargo, nuestras respectivas autoridades no hacen nada al respecto poruq dejan esa área contaminada y nada más. Creo que deberían hacer un convenio con la empresa privada para que recupere esas áreas degradadas a cambio de beneficios ciertos. Esa es la manera como se mueve el mundo. por conveniencia.</p>
  • |
    anónima
    |
    27/11/2010 - 2:38pm
    Existe una legislación en el Perú que obliga al Estado que através de la Contraloria se realice Auditorias Ambientales en los lugares donde hay actividad minera. estas auditorias debe realiarlas de oficio. En vista e que no se hacen hemos presentado solicitudes acompañadas de miles de firmas para que se realice en Huaraz, y lo único que hemos cnseguido es amenazas de muerte y atentados contra nuestras familias yahora el silenco es eterno. Atentamente Marco Villafuerte Médico y Cirujano
  • Foto: Oñez Ayuso Llorente
    Foto: Oñez Ayuso Llorente
    separador

    Tienda El Salto