NEGOCIOS // INTERESES COMERCIALES COMUNES
Las relaciones entre las familias Bush y Bin Laden

Más allá de teorías conspirativas, las familias
de George W. Bush y de Bin Laden han estado
estrechamente vinculadas en negocios millonarios.

04/09/08 · 0:00
Edición impresa
JPG - 6.4 KB
BUSH PADRE. El ex presidente coincidió con la familia Bin Laden en el Grupo Carlyle.

Osama Bin Laden nació en Arabia
Saudí en 1957, en el seno de una familia
multimillonaria vinculada a la
casa real saudita. Su padre, el jeque
Mohammed Bin Laden, era el propietario
y fundador de una empresa
constructora llamada Saudi Binladin
Group, que pasó a ser conocida
como la “constructora real”.
Entre otras obras, se le encargó la
reconstrucción de la mezquita de
al-Aqsa, en Jerusalén.

Las relaciones de la familia Bin
Laden se extienden más allá de Arabia:
cuando en 1977 George W.
Bush fundó su primera compañía
petrolífera, llamada Arbusto, recibió
dinero de un inversor llamado
James Bath. Bath, según informó la
revista Time el 21 de octubre de
1991, estaba vinculado a la CIA y al
corrupto Bank of Credit and Commerce
International. Según publicó
el periódico Houston Chronicle,
Bath también fue contratado por
Salem Bin Laden, hermano mayor
de Osama, para que dirigiera las inversiones
familiares en Texas.

Los lazos llegan aún más atrás: el
padre del actual presidente, George
Bush, al abandonar la Casa Blanca
se convirtió en asesor del Grupo
Carlyle, un importante contratista
del Departamento de Defensa de
Estados Unidos. Según informó The
New York Times el 26 de octubre de
2001, el Grupo Saudi Binladin era
uno de los principales inversores del
Grupo Carlyle, y tanto el ex presidente
Bush como su ministro de
Asuntos Exteriores James Baker, visitaron
la sede de Saudi Binladin en
Jeddah, Arabia Saudí.

Entrenado por la CIA

Las conexiones entre George Bush
padre y la familia Bin Laden empiezan
a comienzos de la década de
1980. Bush, antiguo director de la
CIA entre 1976 y 1977, se convirtió
en vicepresidente de Estados Unidos
en 1981, bajo la presidencia de Reagan.
Poco más de un año antes, la
Unión Soviética había invadido
Afganistán, y tanto Estados Unidos
como Pakistán y Arabia Saudí estaban
reclutando, armando y financiando
voluntarios yihadistas para
que se enfrentaran a los soviéticos
en Afganistán. Uno de aquellos yihadistas
era Osama Bin Laden, que
fue personalmente entrenado por la
CIA. Las armas y el dinero entregados
por Estados Unidos, Pakistán y
Arabia serían la base sobre la que
Bin Laden construiría su red al-
Qaeda, y también la llave que permitió
a los talibanes hacerse con el
control de Afganistán.

El mismo 11 de septiembre, tras
los ataques, el espacio aéreo de
Estados Unidos se mantuvo cerrado,
cancelándose todas las autorizaciones
de despegue y aterrizaje. Sin embargo,
según informó The New York
Times en su edición de 30 de septiembre
de 2001, una serie de aviones
privados recorrieron los cielos
de Norteamérica para recoger y evacuar
a varios miembros de la familia
Bin Laden, así como a otros saudíes,
para evitar represalias contra ellos.
A pesar de ser familiares directos del
principal sospechoso, el FBI no les
interrogó en relación con el ataque.

Tags relacionados: George W. Bush Casa Real
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador