PRESUPUESTO
Los recortes en el gasto militar no aumentan la partida social

Barack Obama presentó el presupuesto
para el año fiscal 2012. En el
ámbito militar, el presupuesto del
Pentágono aumenta ligeramente,
pasando de 549.000 millones de dólares
en 2011 a 553.000 millones en
2012. Pero esta cifra no contempla
las misiones militares en Afganistán
e Irak, donde se prevé una disminución
y se pasa de 159.000 millones
este año a 117 mil millones en 2012.

21/04/11 · 8:00
Edición impresa

Barack Obama presentó el presupuesto
para el año fiscal 2012. En el
ámbito militar, el presupuesto del
Pentágono aumenta ligeramente,
pasando de 549.000 millones de dólares
en 2011 a 553.000 millones en
2012. Pero esta cifra no contempla
las misiones militares en Afganistán
e Irak, donde se prevé una disminución
y se pasa de 159.000 millones
este año a 117 mil millones en 2012.

Descenso que obedece a la retirada
de tropas de combate en Irak.
Este ahorro permitió a Obama
presentarse ante la opinión pública,
por primera vez desde el 11-S de
2001, con un presupuesto militar inferior
al ejercicio anterior. Además,
su Gobierno anunció un recorte de
78.000 millones de dólares en gastos
del Pentágono para los próximos
cinco años. Pero hay más gastos militares,
hay múltiples partidas militares
repartidas por otros departamentos.

Recordemos que en la campaña
electoral que llevó a Obama a la Casa
Blanca éste prometió aflorar las partidas
militares que se encuentran repartidas
por otros Departamentos y
contabilizarlas en el presupuesto de
Defensa. Esto no se ha llevado a cabo,
y así, la realidad esconde otros
innumerables gastos, como las pensiones
de militares en la reserva, la
I+D+i militar, el mantenimiento y
desarrollo de las armas nucleares, y
otros, todo lo cual asciende a 162 millones
dólares que se deben añadir a
la factura de Defensa.

Pese a ello, se
prevé una disminución del gasto militar
respecto al año anterior.
Pero hay otras variables del presupuesto
que se deben contrastar
con el gasto militar. Por ejemplo, para
hacer frente al déficit está prevista
congelar el gasto público en los
próximos cinco años, y para ello se
van a recortar hasta 200 programas
de ayudas sociales dedicados a subsanar
deficiencias en sanidad y educación.

Por tanto, hay que preguntarse
si esto se debe tan solo a una
cuestión coyuntural derivada de la
crisis económica y no a una apuesta
de Obama y el Partido Demócrata
de desviar el enorme e ineficiente
gasto militar que consume el 34%
del presupuesto de EEUU (un 5% de
su PIB) hacia el desarrollo social en
sanidad y educación, y hacia una
economía real y sostenible de producción
en el sector civil.

OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS EN ESTE NÚMERO:

- [«Queremos que resurja el sindicalismo combativo »->14501]
- [El presidente global, en el siglo XXI->14502]

Tags relacionados: Barack Obama Número 148
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto