CENSURA // EL RECTOR GIMENO DEFIENDE A ALIERTA
Posible despido en la UNED por “ofender” a Telefónica

Una periodista de la UNED ve en riesgo su trabajo por realizar preguntas incómodas a un representante de la multinacional, patrocinadora de la universidad.

, Redacción
22/11/11 · 7:00
JPG - 78.6 KB
 
REUNIÓN. Juan A. Gimeno, rector de la UNED, Petra Mateos, presidenta de Hispasat y César Alierta, presidente de Telefónica. Foto: UNED

Además de su presencia en el terreno
educativo, el acuerdo de
Telefónica con la Universidad
Nacional de Educación a Distancia
(UNED) garantiza a la multinacional
la absoluta sumisión por parte
de los medios de comunicación
con los que cuenta la universidad.
Es lo que se desprende del expediente
disciplinario abierto a Tania
Gálvez, periodista del Centro de
Medios Audiovisuales de la UNED
(CEMAV).

El 24 de junio de 2011, el CEMAV
colgó en internet y emitió en el programa
de la UNED en La 2 el reportaje
que Gálvez había realizado
acerca de unas jornadas sobre responsabilidad
social corporativa organizadas
por la cátedra UNED Telefónica.
Un mes más tarde, el reportaje
fue eliminado de la web de
RTVE, del canal de Youtube y del
buscador de la web de la UNED.

Sin
obtener respuesta a su petición de
explicaciones, el 13 de septiembre,
justo un día después de que Gálvez
informara a la universidad de su estado
de embarazo, era informada de
que se le había abierto un expediente
disciplinario mediante un documento
firmado por el rector, Juan
Gimeno Ullastres. En el pliego de
cargos del expediente, fechado el 11
de octubre, la Universidad abre la
posibilidad de sancionar a la periodista
de diferentes formas, incluyendo
el despido disciplinario. El motivo
es “la desconsideración” que, a
juicio de la universidad pública, sufrió
una persona entrevistada en el
reportaje
: Luis Abril, secretario general
técnico de la Presidencia de
Telefónica.

Reportaje no complaciente

La pieza informativa cuyo guión y
locución estaba a cargo de Gálvez
hace mención de la multimillonaria
remuneración del presidente de
Telefónica, César Alierta, los despidos
masivos emprendidos por dicha
compañía y a un piquete del
sindicato CNT que se concentró a
las puertas de las jornadas sobre
Responsabilidad Social Corporativa
en el que varios sindicalistas criticaron
los acuerdos entre empresas privadas
y universidades públicas.

Luis Abril, secretario general técnico
de la Presidencia de Telefónica,
se refería a varios de estos temas al
ser entrevistado. Al respecto de los
altos salarios de los directivos de la
compañía, admitía que “es verdad
que hay cantidades que se nos antojan
a todos altas”, excusándolas en
el nivel salarial del sector de las comunicaciones,
la responsabilidad
que según él asumen sus directivos
y el derecho de los consejos de administración
a gestionar estos aspectos.

También se refería a los
despidos. “Estas cosas, para hacerlas
bien, hay que hacerlas cuando
se tiene dinero, cuando no se pueden
hacer bien es cuando no se tiene.
Precisamente la sostenibilidad,
a plazo medio y largo de la compañía,
pasa por que elmodelo productivo
se ajuste, y que lo haga con la
compensación debida para todo el
mundo. Eso es realmente responsabilidad.
El problema no es que
ahora se gane dinero y por ganar
dinero no se pueda despedir. El
problema es que no hay despidos,
hay acuerdos con quien quiera
aceptarlos”, afirmaba Abril.

En referencia al vídeo, la UNED
precisa en el pliego de cargos que
“la realización de las preguntas es
una acción consciente e intencionada
dado el carácter del invitado,
éste conoce que quien le interroga
es una persona de la Universidad y
así el cuestionario y trabajo que realiza
lo identifica con la propia institución
universitaria, sintiendo que
la desconsideración proviene de un
representante de la UNED respecto
a la que ha tenido la deferencia
de participar y patrocinar”. Así,
prosigue el pliego, “el hecho de que
la desconsideración se realice mediante
una entrevista del canal de
comunicación pública de la
Universidad agrava la infracción,
pues no sólo se produce desconsideración,
sino que el ofendido identifique
el agravio, no con la interesada,
sino con la UNED, provocando
el daño de interés de esta institución”.

¿Responsabilidad social?

Según la web de la propia UNED,
“por responsabilidad social corporativa
se entiende, además del cumplimiento
estricto de las obligaciones
legales vigentes, la integración
voluntaria en el gobierno y gestión
de las organizaciones, en su estrategia,
políticas y procedimientos, de
las preocupaciones sociales, laborales,
medioambientales y de respeto
a los derechos humanos que surgen
de la relación y el diálogo transparentes
con sus grupos de interés,
responsabilizándose así de las consecuencias
y los impactos que se derivan
de sus acciones”. Sin embargo,
esta visión teórica no parece
acorde con amenazar a una trabajadora
por plantear preguntas a una
multinacional relativas precisamente
a las dudas existentes respecto a
su responsabilidad social.

Más allá de declaraciones de
principios, el expediente disciplinario
a la periodista y la censura
de su trabajo es coherente con la
política de alianzas de la universidad
regida por Gimeno. La multinacional
reparte un dividendo de
6.755 millones de euros entre sus
accionistas, cantidad que duplica
el coste total del ERE, cifrado en
2.700 millones de euros, que destruirá
6.500 puestos de trabajo.
Ésta es la empresa a cargo de la
cátedra sobre responsabilidad social
corporativa. César Alierta,
presidente de Telefónica, lo es
también del Consejo Social de la
UNED. No extraña, por lo tanto,
que el rector confunda el interés
periodístico con la “desconsideración”,
el “agravio” y la “ofensa”.

La trabajadora vive conflictos laborales desde hace tres años

La trayectoria de Gálvez, de 30 años de edad, como trabajadora de la UNED no ha estado exenta de problemas. En 2008, la periodista realizaba el mismo trabajo pero estaba en nómina de Laya Producciones. Tras denunciar a esta empresa por cesión ilegal de trabajadores y ser elegida como delegada de la sección sindical de CNT, Gálvez fue despedida en junio de 2008.

Tras un conflicto laboral que terminó con su readmisión como trabajadora de la UNED en junio de 2009, la redactora volvió a constituir la sección, que se vio constantemente boicoteada por la empresa en cuanto a derechos sindicales: sin un local donde reunirse y constantemente marginada de las reuniones entre sindicatos y UNED. Con el expediente disciplinario, la UNED parece decidida a castigar de nuevo a la joven periodista. Tanto la UNED como Telefónica han declinado responder a las preguntas de DIAGONAL.

Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar por e-mail Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

8

  • |
    salud
    |
    12/05/2012 - 9:00am
    Relacionado con Telefónica y la UNED, sobre una noticia que publicasteis por el expediente abierto a una periodista de la UNED, os adjunto el enlace de la sección sindical de CNT en la que se publica la sentencia favorable a Tania y contraria a la UNED, con los contundentes argumentos del juez en favor de la trabajadora y en contra de la gerencia y el rector de la uned: http://cntuned.blogspot.com.es/2012/12/sentencia-favorable-en-el-juicio-de.html "Sentencia favorable en el juicio de Tania Como anunciábamos en el último comunicado enviado por esta sección, queremos informar a los trabajadores de que ya hay sentencia en el juicio de Tania, trabajadora del CEMAV, contra la UNED por las sanciones impuestas a nuestra compañera en el marco del acto de la cátedra de RSC de Telefónica-UNED. Y el sentido de la sentencia es absolutamente favorable a Tania. El juez declara la nulidad de la primera sanción, la de 18 meses de suspensión de empleo y sueldo, que se imponía por el cargo de deslealtad institucional. Y revoca completamente la segunda, de 3 años de suspensión de empleo y sueldo, por imputársele utilización indebida de datos que conocía por razón del cargo. A quien le interese puede echar un vistazo al contenido de los fundamentos de derecho (los fundamentos de hecho ya los dimos a conocer sobradamente en numerosas entradas de nuestro blog) de la sentencia, de la que hemos publicado algunos extractos más abajo, en que queda patente la actitud inconstitucional de la UNED hacia los derechos fundamentales y la absoluta falsedad de sus acusaciones contra Tania. No es en la vía judicial donde nos gusta ganar los conflictos, porque supone una delegación de responsabilidad y fuerza que está en disonancia con nuestros principios, pero tras sucesivos piquetes en distintas localidades, recogida de firmas y un más que irregular procedimiento disciplinario en que no se tuvo en cuenta, en ningún momento, las alegaciones y pruebas de Tania, la UNED no le dejó a ésta otra opción. Aprovechamos para dar las gracias a todos los compañeros anarcosindicalistas y simpatizantes que apoyaron con su presencia los piquetes y a los que le han dado su ánimo durante todo el proceso. También queremos dar las gracias a todos los que con su firma apoyaron la retirada de las sanciones y a los que se manifestaron a favor de Tania y de la libertad sindical y de expresión en las entradas de nuestro blog y en otros ámbitos. Y queremos también dar las gracias, como no, al Rector, al instructor del procedimiento y a todos los jefes y jefecillos que han participado activamente en este intento de linchamiento, porque con su actitud se han desenmascarado y revelado como lo que realmente son: una panda de serviles sicarios de la censura que no tienen ningún respeto por las libertades fundamentales y que anteponen la imagen y privilegios de una gran corporación como Telefónica a los derechos de un trabajador (derecho a ejercer de forma honorable su profesión y derecho a su subsistencia). Sí, les llamamos sicarios al servicio del PODER porque asesinan la libertad con cada uno de sus pasos y porque están dispuestos a vender la universidad al mejor postor. No deja de ser tragicómico contemplar cómo el Rector Ullastres no duda en ensalzar a los padres de la Constitución mediante fastuosos actos, haciendo dispendios con ese dinero público que ahora dice escasear, y después no tiene ningún reparo en pasarse el Artículo 20 por algún fleco del birrete. Así son los tiempos que vivimos. Tiempos de cinismo e hipocresía. Tiempos de canapés y brutales recortes. También queremos mostrar nuestro desprecio más absoluto a los trabajadores que prefirieron creer las mentiras del patrón cuando no colaborar directamente con los instructores del proceso antes que solidarizarse con ella. ¿Qué tienen ahora qué decir ahora que la propia justicia institucional no ha podido hacer otra cosa que darnos la razón? ¡Vergüenza debería darle a más de uno! Por otro lado, a pesar de que el embarazo de Tania no ha sido la causa de este proceso sancionador sí que puede considerarse como un factor agravante de las viles intenciones que anidan en este expediente, ya que en él se mantiene una acusación a base de mentiras deliberadas a sabiendas de que se encontraba en un estado que merecía especial protección. Tanto es así, que nuestra compañera sufrió de ansiedad al verse en la situación, día tras día, de tener que firmar documentos en los que se le amenazaba con años sin empleo ni sueldo sabiéndose inocente. Por este motivo, tuvo que estar de baja los últimos meses de embarazo, una baja que jamás se hubiese producido de no haberse dado el insistente acoso institucional. Menos mal que el tiempo pone a todo el mundo en su sitio, y el embarazo y su hijo, lejos de debilitarla, le han dado más fuerza para luchar. Está más que comprobado que con la cobardía no vamos a ningún sitio y con la valentía vamos a todas partes (recordemos que esta es la segunda vez que la verdad de Tania tiene que ser avalada por los tribunales frente a la mentira de la UNED). Esta sentencia no sólo anula los acosos ejercidos por la UNED hacia una de sus trabajadoras sino que PROTEGE el ejercicio de la libertad de expresión y prensa dentro de la empresa, legitimando que en la noticia que le encargaron cubrir se mencionara la existencia de una protesta a las puertas del acto sobre "responsabilidad social" de la Cátedra UNED-Telefónica, porque ese piquete se produjo. Los gestores de la Universidad no son quién para borrar el pasado, ni inventarse realidades paralelas más acordes con la fantasía orwelliana en la que les gustaría vivir. Mención aparte merece la intromisión en la vida extra-laboral de nuestra compañera con los vanos intentos de censurar su blog PERSONAL. ¿No tienen nada mejor que hacer? Por todo lo dicho: ¡Seguimos con más fuerza en el camino del apoyo mutuo, la solidaridad y la autogestión! Por una universidad sin jerarquías de sicarios, libre del patrocinio de las corporaciones parasitarias, pues unos y otros, como queda puesto de manifiesto con el caso de Tania, sólo persiguen fines espóreos y no tiemblan a la hora de destruir a quienes se les oponen. Por una universidad gestionada por y para los trabajadores y estudiantes.
  • |
    anónima
    |
    29/11/2011 - 1:01pm
    PERIODISTA con mayusculas
  • |
    anónima
    |
    28/11/2011 - 5:28pm
    <p class="spip">Estos son los tres cargos de los que se la acusa. ¡Y el video se puede encontrar en google, descargar e incrustar a día de hoy!</p> <p class="spip">http://cntuned.blogspot.com/2011/10/no-somos-mercancia-en-manos-de.html</p>
  • |
    anónima
    |
    28/11/2011 - 5:23pm
    <p class="spip">http://www.internautas.org/html/6860.html</p> <p class="spip">(Id a la noticia original para ver el código fuente que aquí no sale)</p> <p class="spip">La Uned expedienta a una trabajadora por supuesta desconsideración a un directivo de Telefónica</p> <p class="spip">Hasta nuestro buzón, ha llegado un comunicado sobre un expediente abierto por la UNED a una trabajadora delegada sindical de la CNT , “por, entre otras cosas, "desconsideración" en las preguntas formuladas a un directivo de Telefónica durante el desempeño de su trabajo como redactora y la "publicación" del video que contiene la entrevista en su blog personal” antes de que lo autorizara la institución que organizaba el evento.</p> <p class="spip">26-10-2011 - Nos hemos detenido en la lectura de los hechos, por cuanto parece que el expediente basa sus argumentos en una cuestión técnica, el alojamiento y la publicación de un video, de un acto celebrado en la UNED el 6 de Junio de 2011 sobre “Responsabilidad social corporativa”, en el blog de la representante sindical expedientada. Según parece, ésta lo habría obtenido sin permiso de la UNED, y además lo habría publicado manipulado, añadiendo contenidos no autorizados. Y por ello, le recriminan que “la UNED, es a quien corresponde consecuentemente el derecho exclusivo de autorizar la reproducción de sus copias y la comunicación y publicación de éstas, sin perjuicio de la libre disposición que pudiera hacerse del material ya publicado por decisión de la propia UNED, es decir, a partir del 24 de junio, fecha de emisión del reportaje.”</p> <p class="spip">Otros argumentos del expediente abierto, menos consistentes, son que el contenido del video era “desconsiderado”, refiriéndose a una entrevista que la sindicalista hizo “in situ” a un responsable de Telefónica.</p> <p class="spip">Si tenemos en cuenta que la UNED es una institución pública, que conocía perfectamente el cargo que ocupaba la entrevistadora (es la responsable de la Sección Sindical de CNT en la UNED, función que desempeña sin horas sindicales retribuidas) y que el entrevistado no parece sudar mucho con las preguntas de la entrevistadora, nos sorprende mucho que la UNED se escude en Telefónica para castigar a la entrevistadora y calificar algunas de sus preguntas cómo más o menos “desconsideradas”, precisamente, en un debate sobre Valoración económica de la Responsabilidad Social Corporativa, RSC, en ningún caso es un motivo presentable para abanderar un límite a la libertad de expresión e información…. Y nos parece impropio de la Institución Académica que se utilice al patrocinador como excusa, para ejercer esta clara restricción de derechos.</p> <p class="spip">Pero, centrándonos en el verdadero problema, el alojamiento de contenidos, el enlace a los contenidos de otros, y la responsabilidad administrativa, civil o penal que ello pueda suponer.</p> <p class="spip">Vemos que el blog personal de la sindicalista expedientada efectivamente muestra un video del acto de la UNED, en un post fechado el 7 de Julio de 2011.</p> <p class="spip">Pero el pliego de cargos dice que la expedientada lo publicó en Junio, sólo lo afirma, no dice cómo lo detectó. Ni siquiera consta que en ese momento requiriese a la expedientada para que lo retirara.</p> <p class="spip">El pliego dice además que el video está manipulado según los intereses de la responsable del blog, y es curioso, porque el video parece ser que es idéntico al que se emitió en RTVE el 24 de Junio de 2011, en cuyo “hueco” curiosamente ahora aparece este aviso: Lo sentimos el contenido solicitado ya no está disponible debido a restricciones de derechos.</p> <p class="spip">Y decimos que es “idéntico” y “curiosamente”, porque en la web de la UNED sigue apareciendo el mismo video: .</p> <p class="spip">Y lo mejor de todo, revisando el blog de la sindicalista expedientada, buscamos pistas para ver de dónde puede haber sacado el vídeo que muestra a sus lectores, y si lo tiene alojado o no.</p> <p class="spip">Para ello, repasamos el código fuente y…. Nos encontramos con esto:</p> <p class="spip"><i></i></p> javascript:void(0) <div style="clear: both;"></div> <div class="post-footer"> <div class="post-footer-line post-footer-line-1"><span class="post-author vcard"> <p class="spip">Es un enlace!!! En realidad la bloggera “enlazó” al video de la web oficial de la UNED!!! Y nos preguntamos ¿Entonces, cómo pudo poner un enlace a un contenido, antes de que lo hubieran publicado en la web de la UNED? ¿Cómo pudo el redactor del pliego de cargos, deducir que ese contenido concreto estaba en el blog antes de que la UNED publicase el video oficial en su web, al que en realidad está enlazando (“embed”)?</p> <p class="spip">Desde luego, los argumentos sobre la “desconsideración” de la sindicalista expedientada, y la gravedad de su conducta, son flojos flojos, pero los argumentos técnicos… estos ya son de traca.</p> <p class="spip">Seguiremos el asunto, para ver si una vez más, la tecnología se interpreta a gusto de quien es juez y parte en este caso, o la resolución logra evitar las garras de la prevaricación. Por cierto, un dato interesante, parece que la sindicalista había informado de que estaba embarazada, dos días antes de iniciarse su expediente sancionador.</p> <p class="spip">Defensor del Internauta - Asociación de Internautas</p></span></div></div>
  • |
    anónima
    |
    28/11/2011 - 5:12pm
    <p class="spip">Si pones en google: uned valorando responsabilidad te sale en segundo puesto (el primero es el de RTVE que no se puede ver):</p> <p class="spip">http://www.canaluned.com/index.html#frontaleID=F_RC&sectionID=S_TELUNE&videoID=7548</p> <p class="spip">Lo más surrealista de todo es que se puede hasta descargar pero si lo buscas en el propio buscador de la UNED no sale. Otro video que es imposible ver es el de Armas bajo control:</p> <p class="spip">http://www.rtve.es/alacarta/videos/uned/uned-15-07-11/1154175/</p>
  • |
    anónima
    |
    28/11/2011 - 10:54am
    Estaría bien poder verlo y difundirlo
  • |
    anónima
    |
    27/11/2011 - 1:55pm
    Adelante compañera Tania, no te dejes amilanar. Qué pena me da la UNED como Universidad que estudié en ella, haberse liado con una compañía mafiosa como Telefónica. Esto es lo que pasará si las universidades dejan meter sus zarpas a multinacionales desaprensivas en sus consejos de administración (menudo es el tal César Alierta), perderán su espíritu libre, crítico y combativo. ¿Con qué ejemplo van a enseñar a sus alumnos? Será como si ponen al zorro a cuidar del gallinero. Así caminará España de ahora en adelante.
  • |
    anónima
    |
    27/11/2011 - 4:27am
    Periodistas como esta, me dan esperanzas de que no todos los periodistas son unos vendidos... Viva Tania Gálvez!!!
  • |
    anónima
    |
    24/11/2011 - 9:10pm
    ole tu coño.
  • REUNIÓN. Juan A. Gimeno, rector de la UNED, Petra Mateos, presidenta de Hispasat y César Alierta, presidente de Telefónica. Foto: UNED
    separador