ALTERMUNDISMO: EL GOBIERNO DE SÓCRATES EXPULSA A 350 ACTIVISTAS
Portugal blinda la cumbre de la OTAN

La cumbre de la Alianza Atlántica, que se llevó a cabo los días 19 y 20 de
noviembre en Lisboa, ha estado marcada por la decisión unilateral del Gobierno
luso de no permitir la entrada a personas críticas con esta alianza militarista.

- Análisis: La OTAN se reinventa en Lisboa

- Las acciones de desobediencia civil dejan 45 detenidos en Lisboa

- Activistas europeos bloquean la Otan en Lisboa

25/11/10 · 8:05
Edición impresa
JPG - 95.8 KB
La policía lusa detiene a un activista anti OTAN tras una acción no violenta. / José Alfonso

La cumbre de la OTAN en Portugal,
que tuvo lugar los días 19 y 20 de
noviembre en Lisboa, se vivió en un
clima de recortes de libertad sin precedentes.
Al menos 350 personas
fueron repatriadas y 16 detenidas

en la frontera portuguesa. En
Lisboa, más de 50 jefes de Estado
discutieron entre otros asuntos la
apertura de este organismo a otros
países para convertirlo en una alianza
militar mundial. También trataron
sobre la inclusión de la seguridad
energética como uno de los objetivos
de la alianza, así como la posibilidad
de utilizar sus recursos militares
para sofocar levantamientos
populares o para impedir la entrada
de refugiados
, principalmente en territorio
europeo.

El Gobierno del Partido Socialista
deportó e impidió el acceso al país a
todas aquellas personas que portasen
cualquier documento relacionado
con la OTAN, la guerra de Afganistán
o sobre la misma contra cumbre.
En total se produjeron 44 detenidos
y abundantes irregularidades
en la gestión policial. La actuación
fue promovida por el Ejecutivo de
Jose Sócrates mediante una supresión
temporal del espacio Schengen
que comenzó el miércoles 16, impidiendo
así la libre entrada de personas
de la Unión Europea en el país.
La policía utilizó archivos ilegales para
detectar potenciales activistas basándose
en identificaciones producidas
en protestas fuera de Portugal.

“Peligros para la seguridad”

El parlamentario del Partido Laborista
británico Jeremy Corbin, fue repatriado
el día 19 cuando trataba de
entrar en Lisboa para participar en
las ponencias de la contra cumbre.
Un autobús de la Unión Finlandesa
de Objetores de Conciencia en el que
viajaban 31 activistas fue rechazado
el día 18 en la frontera con Portugal
.

Ese mismo día también se le impidió
la entrada a Lucas Wirl, catedrático
alemán de Derecho que iba a ejercer
como moderador de las conferencias
organizadas para la contra cumbre.

En total 350 personas han sido repatriadas
y 16 detenidas como consecuencia
de la suspensión temporal
del espacio Schengen. Como resultado
de estas acciones, cinco estudiantes
madrileños fueron repatriados el
jueves 18 cuando llegaban al aeropuerto
de Lisboa después de ser retenidos
durante tres horas. Antes de
embarcarles en el avión de vuelta a
Madrid las autoridades portuguesas
les sugirieron firmar un documento
en el que se les consideraba “un peligro
para la seguridad nacional” y se
les preguntó sobre su ideología y sus
conocimientos sobre anarquismo.

No obstante, las previsiones del
Gobierno portugués no se cumplieron
y solamente se llevaron a cabo
acciones pacíficas organizadas por
los activistas internacionales que
consiguieron acceder a la ciudad.
Según comenta Xeca, miembro del
colectivo organizador de las conferencias
de la contra cumbre, “la expectativa
alimentada en torno a la
violencia por los medios de comunicación
durante las semanas previas
a la contra cumbre se ha visto anulada
en tanto que la ciudadanía ha percibido
la naturaleza pacífica de las
acciones que se han ido desarrollando”.

Los organizadores de la contracumbre
buscaban, según afirma este
activista, “plantear unas dinámicas
de trabajo opuestas” a las que se desarrollaron
en el Parque de las Naciones,
donde transcurrió la cumbre oficial.
“Mientras que los presidentes
diseñan la guerra del siglo XXI, nosotros
intentamos proyectar estrategias
para que los pueblos puedan vivir
en paz”, enfatizó Xeca. En el
Liceo Luis Camões, lugar donde se
celebraban las conferencias, también
tuvo lugar una rueda de prensa
ante medios de todo el mundo en la
que se denunciaron públicamente
las medidas excesivas e inusitadas
que está llevando a cabo el Gobierno
portugués.

Desobediencia civil

El sábado 20 tuvo lugar la acción
central de desobediencia civil organizada
por activistas internacionales,
ésta consistió en el bloqueo de
una avenida próxima al Parque de
las Naciones, en el que resultaron
detenidas 42 personas. Entre los detenidos
se encontraban varios activistas
de Alternativa Antimilitarista -
MOC
, procedentes del Estado español,
que fueron liberados en la madrugada
del domingo al lunes.
Según el abogado de los participantes
en la acción, “los detenidos no
pudieron comunicarse con el abogado
una vez detenidos, lo que constituye
un procedimiento ilegal”.

La semana de movilización concluyó
con la manifestación que el
mismo sábado por la tarde aglutinó,
según los organizadores, a cerca de
30.000 personas. La marcha fue convocada
por el movimiento Paz Sim
Nato Não
, en el que se integran los
principales partidos y sindicatos de
la izquierda portuguesa, así como
cientos de organizaciones sociales,
culturales, juveniles y estudiantiles.
La manifestación contó también con
la presencia de miembros de sindicatos
y organizaciones de otros países,
incluyendo un numeroso grupo de
activistas del Estado español.

Poco antes de finalizar la marcha
se vivieron momentos de tensión entre
las policía y los manifestantes debido
a las medidas que tomaron los
agentes para aislar al cortejo de activistas
internacionales del resto de la
marcha. El resultado fue que tres
personas fueron detenidas por intentar
salir del cordón policial.

Material
antidisturbios


Durante las semanas previas a la
cumbre los medios portugueses
insistieron en la posibilidad de que
se produjeran disturbios a causa de
la presencia de activistas internacionales,
señalando siempre al bloque
negro (black block) como la
principal amenaza para la seguridad
durante esos días. Las medidas
se traducen en más de cinco
millones de euros gastados sólo en
material antidisturbios, sin tener en
cuenta el gasto realizado durante
los días de la cumbre. Desde diversos
colectivos también se ha criticado
la inversión en material antidisturbios
con la excusa de la cumbre
de la ONU desde la perspectiva de
los barrios deprimidos. Según rezaba
la pancarta del colectivo de
inmigrantes Gueto, “los tanques se
han comprado para controlar nuestros
barrios”.Esta medida tomada
por el Gobierno portugués coincide
con la huelga general convocada
para el 24 de noviembre, contra la
política de austeridad puesta en
marcha por el PS.

Tags relacionados: Número 137
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

1

  • |
    anónima
    |
    26/11/2010 - 12:49am
    un error en el ultimo caracter. donde esta PSD deberia estar PS
  • La policía lusa detiene a un activista anti OTAN tras una acción no violenta. / José Alfonso
    La policía lusa detiene a un activista anti OTAN tras una acción no violenta. / José Alfonso
    separador

    Tienda El Salto