PARAÍSOS FISCALES
Pleito contra el BBVA por una paga de 11 millones

La dirección del BBVA y el sindicato
CGT volvieron a encontrarse
en la Audiencia Nacional el pasado
27 de septiembre. La parte sindical
reclama un pago para los trabajadores
y trabajadoras de la
entidad correspondiente al año
2000. La cuantía de la reclamación
asciende a 11,10 millones de euros,
mientras que el beneficio atribuido
a BBVA para el año 2005 es
de 3.806 millones de euros. CC
OO, UGT, Confederación de Cuadros,
ELA-STV y CIG se han sumado
a la reclamación.

16/10/06 · 18:43
Edición impresa

La dirección del BBVA y el sindicato
CGT volvieron a encontrarse
en la Audiencia Nacional el pasado
27 de septiembre. La parte sindical
reclama un pago para los trabajadores
y trabajadoras de la
entidad correspondiente al año
2000. La cuantía de la reclamación
asciende a 11,10 millones de euros,
mientras que el beneficio atribuido
a BBVA para el año 2005 es
de 3.806 millones de euros. CC
OO, UGT, Confederación de Cuadros,
ELA-STV y CIG se han sumado
a la reclamación.

Las pagas a los trabajadores y trabajadoras
de las empresas en función
de los beneficios obtenidos por
éstas es un punto habitual en la negociación
colectiva. Pero en este caso
surgen diferencias entre las
cuentas del banco y las del sindicato.
Al calcular la cuantía de la paga
con una fórmula que relaciona inversamente
el reparto de dividendos
a los accionistas y la paga de beneficios,
se han puesto de manifiesto
algunas incoherencias que hicieron
saltar la alarma para la CGT.

El banco tiene que efectuar una
retención fiscal u otra al repartir
dividendos entre los accionistas
según el país en el que éstos residan.
Esa retención es cero para los
residentes en paraísos fiscales (las
retenciones fiscales no se cuentan
como beneficios). El porcentaje de
dividendos que el banco dice entregar
a los no residentes, fundamental
para el cálculo, no convence
a los sindicatos, tampoco la
evolución de estas cifras en el
tiempo, ni la comparación con la
cifra que se ofrece para el último
ejercicio, un dato que ya no es,
hoy día, relevante para calcular
las pagas de beneficios. Contrasta
además con la política de transparencia
y de liquidación de oficinas
en paraísos fiscales que emprendió
la entidad hace unos años.
Ante tales interrogantes CGT solicitó
una prueba previa al acto del
juicio en la que ambas partes debían
presentar sus números. El
banco acudió a la cita con menos
documentación de la que se esperaba,
hecho que retrasó la presentación
de los documentos hasta el
mismo día de la vista.

Dicho día, los representantes de
BBVA se personaron en la sala “con
dos cajas llenas de papeles como
en las películas”, según ha contado
a DIAGONAL un portavoz de CGT
en el BBVA. La Audiencia Nacional
ha concedido un plazo que finaliza
el próximo 20 de noviembre para
que ambas partes puedan examinar
la documentación aportada.
Tras una primera toma de contacto
en la que se han encontrado contradicciones
entre documentos de
la entidad y de la empresa auditora
de la propia entidad, CGT se ha dirigido
mediante carta al presidente,
Francisco González, para intentar
una solución extrajudicial.

Tags relacionados: Audiencia Nacional BBVA
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto