CASTILLA Y LEÓN // UNA TÉRMICA DE IBERDROLA AHORRA COSTES EN DEPURACIÓN
Permiso para contaminar veinte veces más

La central térmica de
Iberdrola que abastece
a la empresa Michelín, en Valladolid,
supera los límites de
contaminación
establecidos por no
invertir en filtros.

, Valladolid
17/06/09 · 0:00

Iberdrola S.A., a través de su filial
Energyworks Vit-Vall S.L., explota
desde 2002 una central térmica de
cogeneración dentro de la factoría
de Michelín en Valladolid que está
emitiendo a la atmósfera anualmente
cientos de toneladas de óxidos de
nitrógeno (NOx). Una proporción 20
veces superior a lo que sería técnicamente
posible por no aplicar los sistemas
de depuración adecuados. Y
ello contando con la autorización de
la Junta de Castilla y León.

De aplicar una depuración adecuada,
las emisiones no pasarían de
20 mg/m3, el límite legal para las centrales
de combustión que se instalen
nuevas de 50 mg/m3. Pese a ello, la
Consejería de Medio Ambiente leonesa
ha autorizado a esta planta a
emitir 450 mg/m3, ahorrándose el
coste de los sistemas de depuración.
Se trata de una central de cogeneración
 de gas natural de 77 megavatios
de potencia que abastece de calor a
Michelín y, al tiempo, produce electricidad
para la red general. Entre
2003 y 2007 las dos estaciones de esta
central térmica han rebasado casi
siempre el valor objetivo para la protección
de la salud establecido para
el ozono en una zona en la que residen
miles de personas, como son los
barrios de la zona norte de Valladolid
(San Pedro Regalado, Barrio
España, Rondilla, La Victoria, Fuente
Berrocal, Campus Universitario,
Belén…). En esta zona confluyen
 otros focos de emisión de NOx de
otras empresas, así como la emisión
de otros cientos de toneladas de
compuestos orgánicos volátiles
(COV) originadas por la propia factoría
de Michelín.

Todo ello está generando un problema
de contaminación atmosférica
ligada a ambos grupos de compuestos
(NOx y COV), como es la
generación de ozono en verano, que
provoca que se superen frecuentemente
los límites admisibles para la
protección de la salud humana que
marca el Real Decreto 1796/2003, y
mucho más aún los límites que recomienda
la Organización Mundial de
la Salud para este contaminante.
Una situación que obliga a que la
Consejería de Medio Ambiente de la
Junta de Castilla y León haya aprobado
un Plan de Mejora de la Calidad
del Aire para reducir las emisiones
de los precursores del ozono,
que está aún pendiente.

Argumentos economicistas

La Comisión de Prevención Ambiental de Valladolid, con el voto en contra del representante de las organizaciones ambientales, propuso conceder la autorización. La Consejería la concedió asumiendo la argumentación de Iberdrola que indicaba que “la instalación de un quemador de bajo NOx implica la reforma de prácticamente todo el paquete o la sustitución de la turbina actual por una de baja emisión cuyo coste ronda el 50% del valor de la planta actual, haciéndola inviable económicamente” (según se recoge en el Anexo II de la autorización ambiental).

Por otro lado, la autorización concedida
omite la periodicidad de los
controles externos, que debe ser trimestral
según la condición 2.C de la
declaración de impacto ambiental
de la planta de cogeneración, lo que
se viene incumpliendo por su titular.

Esta autorización podría ser nula
de pleno derecho por vulnerar diversas
normativas medioambientales.
 Ecologistas en Acción ha interpuesto
un recurso ante la propia
Consejería, indicando que de esta
forma “se sacrifica el derecho constitucional
a la salud al interés económico
de una gran empresa privada
como Iberdrola, con capacidad
económica sobrada para hacerse
cargo del coste de la instalación de
unos filtros que debieron haber sido
incorporados ya en el año 2000,
cuando el Ayuntamiento de Valladolid
otorgó la licencia de actividad
de la central”.

Esta organización recuerda que
“el ozono es un contaminante que
provoca por inhalación un incremento
de los riesgos de enfermedades
respiratorias agudas y reducción de
la función pulmonar, especialmente
en niños, ancianos y personas con
problemas respiratorios crónicos
(asma, bronquitis crónica), así como
el agravamiento de patologías cardiovasculares.
Según la Comisión
Europea, la contaminación por ozono
causa en España 2.000 fallecimientos
prematuros al año”.

 

Tags relacionados: Iberdrola Valladolid Fascismos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto