Un partido sin programa
Partido X: Regreso al Futuro

El autor analiza la eclosión del llamado “Partido del futuro” como un dispositivo de la guerrilla de la comunicación.

, Activista
20/02/13 · 13:45
Edición impresa
Congreso de los diputados: El perímetro de la Cámara Alta lleva vallado desde el pasado 11 de julio. / Diego González

En la secuencia final de Regreso al Futuro Marty McFly interpreta Johnny B. Good y, a fuerza de paradoja “inventa el Rock and Roll” para la generación de sus padres. Cuando está a punto de terminar la canción, McFly se lanza a un enloquecido solo de guitarra al estilo Angus Young. Los bailarines de los años ‘50 se encuentran con una partitura y una performance absolutamente marciana que no tienen claves para interpretar. Marty se da cuenta y, pidiendo disculpas, dice “A vuestros hijos les encantará”.

La aparición del Partido X en las redes durante la primera semana de enero he generado una sensación similar: un dispositivo de comunicación y hackeo que se nombra partido, que aboga por la transparencia pero no es transparente, que lanza vídeos que rozan la autoparodia y que viene del lugar al que toda la clase política promete llevarnos: El Futuro.

Es solo Rock and Roll

Hay muchas maneras de entender el partido X y eso se debe, entre otras cosas, a su naturaleza de premeditada incógnita. Voy a centrarme tan solo en una de ellas, que es la que considero más interesante. Aquella que nombra el Partido X como un dispositivo de guerrilla de la comunicación.

Desde ese punto de vista, el Partido X no necesita ser transparente, ni participativo, ni nada. Necesita más bien ser rápido, contundente, ambiguo e irreverente. La guerrilla de la comunicación produce un desorden en el sentido de las cosas. De tal forma que lo falso puede parecer verdadero y, sobre todo, lo verdadero se revela como falso. Ese desorden, a veces, funciona como “el clic” que resignifica todo lo que tienes a tu alrededor. Como un cuadro de Las Meninas en el que las meninas llevan metralleta. El Partido X irrumpe en el territorio simbólico de los partidos políticos enarbolando un par de premisas que funcionan como el clic, como la metralleta de la menina.

1. Es un partido sin programa: El partido propone un método y, en ese sentido, podría no presentarse siquiera. Como Terminator, viene del Futuro buscando al líder de la resistencia, pero no es el líder de la resistencia. En ese sentido propone más bien unas reglas de juego apropiables por cualquiera que una identidad definida a partir de un programa.

2. Es un Partido que no quiere representarte: En las primeras semanas el “Partido del Futuro” se ha planteado principalmente el desarrollo de herramientas de participación. Es más, “ser del Partido X” no es un ejercicio enunciativo, es un hacer. Si participas, eres. Si no, no eres. El objetivo tiene más que ver con que cada quién tenga mecanismos para representarse a uno mismo que con cualquier otra cosa.

El clic y la pregunta

Lo interesante de la propuesta del Partido X es el clic. El desplazamiento simbólico que deja una pregunta en el aire, la X. Esa X nos dice que igual que una lucha sindical puede tomar la forma de una marea, que una estructura social puede organizarse a partir de la sincronización y no de la unidad y formar redes, igual que una plaza puede ser mucho más que una plaza, un partido puede ser cualquier cosa, puede ser otra cosa.

Nos permite deconstruir las formas de organización que mejor representan las formas de organización de la representación en el siglo XX y nos orienta sobre las pistas que podrían venir de cara al siglo XXI. Nos dice que además del eje izquierda-derecha, además del eje arriba-abajo, podría haber un eje memoria-imaginación. Eso son, en mi opinión, buenas noticias para cualquiera. Le guste el dispositivo concreto del Partido del Futuro o no. Le interese la forma concreta que tiene el Partido del Futuro de empezar a resolver sus incógnitas o no.

Partido X: próximos movimientos

Desde finales de enero y hasta el 10 de febrero se lleva a cabo el tercer movimiento del Partido X, que consiste en abrir el debate en su web para que la ciudadanía aporte mejoras y críticas al texto con que el Partido del Futuro se dio a conocer en enero, “Democracia y Punto”. La “jugada” de este partido, que mantiene aún la incógnita en torno a los nombres de las personas que lo están dinamizando, terminará el 5 de abril, cuando se presentará en el orden del día del Consejo de Ministros el resultado de la elaboración de ese texto, que será publicado en su versión definitiva en una fecha indeterminada de marzo.

Tags relacionados: Número 191 Partido X
Imprimir Imprimir
Versión PDF PDF
Enviar
Corregir
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

4

  • |
    bartleby
    |
    28/02/2013 - 7:03pm
    Temo que, queriendo sintetizar por no alargarme, no me expliqué del todo bien en muchos aspectos... veamos:<br />En primer lugar, pregunto: Antes de responder, &iquest;os habéis informado sobre lo que verdaderamente proponen desde el Partido del Futuro? <strong>Es importante, antes de emitir un juicio, entender qué está planteando la otra persona.</strong> Los cuatro pilares en que se asienta la propuesta de estas personas plantean una <strong>democracia participativa a nivel nacional</strong>, porque...<br />...Segundo, puntualización sobre la realidad.<ul><li><em>Premisa 1:</em> el Estado existe, nos guste más, nos guste menos o nada; una inmensa parte de la población necesita al Estado, no puede imaginarse su vida organizada de forma diferente y (aquí viene lo perverso), por muy jodida que se encuentre, defenderá este sistema por puro miedo a lo desconocido. Deducimos, pues, que no nos vamos a librar tan fácilmente del Estado: la población no se volverá anarquista de un día para otro y si así fuera... recemos porque no sean <a href="http://es.wikipedia.org/wiki/Anarcocapitalismo"><u>anarquistas de mercado</u></a>.</li><li><em>Premisa 2:</em> el Estado no es un ente con voluntad propia. Está formado por personas y esas personas actúan según sus principios. <u>El Estado no está al servicio del Capital, son sus gobernantes, delegados por un pueblo ignorante y complaciente.</u> Islandia no va a pagar su deuda, ha encarcelado a los responsables de su ruina... y sigue siendo un Estado. Ahora de hecho es un Estado Ejemplo.</li><li><em>Premisa 3: </em>existimos también personas que trabajamos desde la base haciendo red, creando y difundiendo alternativas de vida que no siguen las &quot;lógicas de mercado&quot; y funcionando de otra forma. Actualmente nuestra lucha es jodida porque tenemos en contra al Capital y al Estado (diferentes conceptos, véase premisa 2): el Capital adoctrina; el Estado legisla y ajusticia por él. Es la ya mencionada por vosotras Dictadura de Mercado.</li></ul>Así pues, <strong>urge hacernos con el control del Estado</strong> para que, por lo menos, las alternativas tengan espacio y tiempo para desarrollarse y potenciar el empoderamiento de la población en sus propios lugares de acción (sean barrios, ciudades, pueblos...). A eso me refería a jugar las cartas inteligentemente. Porque si no, van a seguir lloviendo hostias y nadie se va a poder dar cuenta de lo bien que podemos organizarnos nosotras mismas.<br /><br /><strong>El cambio de mentalidad</strong> <strong>hacia la no-necesidad</strong> de leyes, la no-necesidad de educación reglada, la no-necesidad de dinero, del mismo Estado... <strong>es muy largo</strong>. Todo cambio social necesita ser gradual. Si es brusco, es cuando hablamos de guerras y desastres.<br />Todo lo demás, es no querer bajarse del burro. No os he llamado ni perroflautas ni digo que no apoyar una opción sea apoyar la contraria. <u>Leed atentamente porque pienso mucho todo lo que escribo.</u> Leed una, dos, tres veces. Y abrid vuestra mente... que estamos en el mismo barco.<br /><br />Gracias de nuevo.
  • |
    GLAD
    |
    23/02/2013 - 1:09am
    Bueno, me alegra ver que tenemos puntos en común, por lo menos estamos de acuerdo en la efectividad de la acción directa y en su conveniencia.<br />Lo que no compartimos es la creencia de que ambos modos de participación política, directa o delegada, sean compatibles.<br />Pero vayamos por partes. Nos dices que hay que ser realistas.&nbsp;Desde luego. Por eso es hora de&nbsp;reconocer que ciento cincuenta&nbsp;años de&nbsp;organización partidista y participación en elecciones no nos han llevado muy lejos. Desde la fundación de los primeros partidos socialdemócratas, sobre todo el alemán, que alcanzó a ser el modelo de todos los socialistas europeos en el siglo XIX, se ha intentado alcanzar el poder por vía electoral o parlamentaria. Cualquiera que conozca un poco la historia sabe que lo único que se hizo fue cosechar derrotas. No porque no se consiguiese acceder al poder, que en ocasiones se logró, sino porque cuando se hizo, el &ldquo;realismo&rdquo; de estos partidos les llevó a traicionar al resto de la izquierda y a la clase obrera en general.&nbsp; Hay ejemplos de sobra. Lo cierto es que siempre que alguno de estos partidos ha conseguido algo electoralmente lo ha hecho impulsado por la movilización popular, y no al revés. Pero creer que apoyar a tal o cual partido puede suponer una diferencia radical y llegar a transformar el sistema es utópico (en el sentido en que Engels usaba el término), porque ignora las bases objetivas sobre las que está organizado el sistema. Además, es contrafáctico, porque decide no tener en cuenta la experiencia acumulada de muchas décadas en muchas partes del mundo. &nbsp;&nbsp;&nbsp;<br />En otro orden de cosas, la dicotomía que presentas entre las opciones posibles es falaz. Estamos de acuerdo en que la única manera de construir una alternativa al sistema actual es incorporando la participación de la gente, que haga suyo un proyecto colectivo. Pero al presentarlo como una opción entre apoyar un determinado partido o caer en la guerra civil y la dictadura estás tergiversando interesadamente los términos. Ese proyecto colectivo ya se está construyendo en las plazas, en las movilizaciones, en los centros sociales, en las asambleas, etc. Esto es parte también de la acción directa y querer reducirla a apoyar a tal o cual propuesta o apostar por la dictadura es demagógico, porque lo único que hace es representar de manera falaz la propuesta con la que no se está de acuerdo. Según eso, &iquest;todo el que no haya participado en la elaboración del programa del partido X está pidiendo una guerra civil?<br />Una vez descartado el &ldquo;realismo&rdquo; que propones como utópico e irreal y lo falso de las opciones que planteas, podemos pasar a las cuestiones de fondo del tema. Como&nbsp;ya hemos dicho,&nbsp;no creemos que las formas de participación política directa y delegada sean compatibles. La primera se dirige directamente (valga la redundancia) a los procesos instituyentes de la sociedad, mientras que la segunda sólo puede aspirar, como mucho, a gestionar los mecanismos ya existentes en el sistema, dentro de los márgenes que permiten el resto de áreas de poder, como el económico, por supuesto. Los cuales, curiosamente, no funcionan de modo democrático, como ya se encargaba de recordar Castoriadis (te puede interesar nuestro texto sobre la dictadura del mercado http://grupolibertarioacciondirecta.wordpress.com/2012/09/25/que_se_vayan_tods/). En este sentido, la participación en la política delegada arrebata a la política directa la capacidad instituyente y la confina y redirige hacia cauces dentro de los cuales su efectividad se diluye y permite que sea reapropiada por el sistema. Esto se traduce en una serie de dinámicas que son bien conocidas, porque en este país hay un gran ejemplo de cómo funciona todo esto, que ha sido la transición.<br />Volviendo al tema del artículo inicial, que se refiere al partido de la x como un ejercicio de guerrilla de la comunicación que desplaza el contenido simbólico del concepto de partido, lo cierto es que no creemos que se pueda entender así por una serie de motivos. En primer lugar, porque haciendo gala del realismo que en otra parte se nos ha negado, somos muy conscientes de que en torno al movimiento indignado hay más de una y más de dos que verían con muy buenos ojos la participación en las elecciones. Afortunadamente son muchas más las que no lo ven. En todo caso no nos sorprende que surjan iniciativas así, que a pesar de su ropaje más o menos alternativo y asambleario, tendrían en última instancia el efecto de incorporar el movimiento al engranaje de lo aceptable por el sistema. En segundo lugar, no entendemos que se haya desplazado ningún elemento simbólico, porque lo que se consigue es la reabsorción del emergente imaginario transformador en la justificación ideológica de lo ya constituido (es decir, de nuevo, la política parlamentaria). Más que un ejercicio de guerrilla de la comunicación, lo que hay es una buena campaña de marketing que utiliza el misterio y la especulación para llamar la atención.<br />Y ya para terminar, os recordamos a los que queráis participar en partidos, que ya hay muchos, de todo pelo y color, y que desde la caída del muro de Berlín todos dicen que son asamblearios, horizontales y participativos. Desde Equo, también surgido al calorcillo de la indignación, hasta Izquierda Anticapitalista o el PCPE, para los que les guste más el tema nostálgico, por citar sólo unos pocos. Chicas, de verdad, &iquest;para qué queréis otro más?<br />&nbsp;G.P.<br />P.S: Gracias por llamarnos perroflautas. &iquest;Análisis de sofá y birra?<br />P.P.S: Por si queda alguna duda y para que no se ofenda nadie, no creemos de verdad que tras el partido de la X se oculte el hijo bastardo de Batman. Sabemos que milita activamente en la asamblea de su barrio ;-)<br />
  • |
    bartleby
    |
    20/02/2013 - 12:23pm
    #1 A la luz de lo que escribís, me parece que <strong>no os habéis molestado en leer lo que desde el Partido X proponen</strong>, ni cómo lo proponen. No me toméis a mal, es muy fácil pensar a priori que se trata de un ejemplo más de oportunismo y reconducción del descontento para perpetuar el sistema; pero si algo debiera caracterizarnos como &quot;de izquierdas, altermundistas, revolucionarias&quot;... o simplemente <em>personas inteligentes</em>, es la capacidad de <strong>escucha, análisis y crítica</strong> ante pensamientos o propuestas que no son los propios. &iquest;Me seguís? Bien.<br />Coincido con vosotras en que el corazón del activismo reside en la acción directa y sobre el terreno, más que en debates teorizantes, y es fundamental continuar esa línea de trabajo que, como bien decís, da sus frutos. Ahora bien, <strong>hay que ser realistas y admitir</strong>, por mucho que no queramos, <strong>dónde nos encontramos</strong>. Me permito ilustraros: nos encontramos en una sociedad en muchísimos aspectos globalizada, con estructuras organizativas piramidales y gobiernos centralizados; hay establecidas unas <em>reglas del juego</em> que, demasiado a menudo, son a todas luces injustas. Padecemos toda suerte de miserias que no enumeraré por ser de sobra conocidas...<br />Esa es nuestra realidad. <strong>Si queremos cambiarla por completo, tenemos que aceptarla por completo.</strong> Y aceptarla por completo significa jugar nuestras cartas con inteligencia, no romper la baraja, &iquest;me explico? La primera opción (jugar con lo que tenemos), sería el Partido del Futuro; la segunda, un proceso violento de ruptura (véase golpe de Estado, guerra civil, dictadura, etc).<br />Personalmente, sólo contemplo una forma para cambiar esta situación: la mejor para todas las personas. La mejor solución es poliédrica: <strong>todas las personas la apoyan </strong>en mayor o menor grado <strong>porque participan de ella</strong>, porque tiene un poquito de cada quien (como cualquier Centro Social Okupado, Autogestionado, etc.). No es una solución cerrada, sino cambiante. Y eso precisamente plantean desde el Partido X. No os quedeis en el análisis facilón de sofá y birra, mirad qué es lo que de verdad están proponiendo, porque no es la panacea, será lo que queramos que sea. Y tendremos que querer todas: las más revolucionarias y las más conservadoras. Tendremos que ponernos de acuerdo en un punto intermedio para avanzar desde ahí o vendrán los de siempre (Troika&amp;Friends) y... bueno, ya lo sabemos (véase Grecia).<br />Y si me preguntais a mí, pienso que una vez alcanzada la Democracia y Punto habrá que avanzar en una mayor soberanía para las CC.AA., más aún para las provincias, más aún para las comarcas... y así hasta invertir la pirámide de poder que tenemos actualmente: el poder sobre el terreno para quienes lo viven, y de ahí hacia arriba (con excepciones, claro). Pero esto ya es otro tema.<br />&iexcl;Gracias por animar el debate!
  • | |
    19/02/2013 - 3:27pm
    A propósito de este tipo de estratagema, hemos publicado este artículo con nuestra opinión, que esperamos ayude al debate.<br />Salud<br /><br /><a href="http://grupolibertarioacciondirecta.wordpress.com/2013/01/24/partido-z/">&iexcl;PARTIDO Z!</a><br /><blockquote style="color: rgb(128, 128, 128); margin: 0px; padding: 0px 30px; font-family: Palatino, Georgia, Baskerville, serif; font-size: 13.63636302947998px; line-height: 18.196969985961914px; background-color: rgb(243, 244, 238);"><p><a href="http://grupolibertarioacciondirecta.wordpress.com/2013/01/24/partido-z/"><em>&iexcl;Mucho más chungo que el de la X y el de la Y juntos&iexcl;</em><br /><em>&iexcl;Z de Zorro! &iexcl;Justicieros enmascarados se lanzan a la calle&hellip;a pedir tu voto dentro de cuatro años! &iexcl;Votar es la caña!</em></a></p></blockquote><p style="color: rgb(102, 102, 102); font-family: Palatino, Georgia, Baskerville, serif; font-size: 13.63636302947998px; line-height: 18.196969985961914px; background-color: rgb(243, 244, 238);">Un rumor recorre los barrios y los centros de trabajo. Un nuevo partido ha entrado en escena. Lo han dicho en la tele. Lo pone en el periódico. Me lo han dicho en un tweet.&nbsp;Se oye comentar que son más poderosos que el poder (así, tal cual). Tal vez más incluso que el hijo bastardo de Batman y Hulk. Lo mejor es que van a arreglar todos nuestros problemas cómodamente, sin tener que salir de casa. &iexcl;La pera limonera!<br /><br />Seguir leyendo...&nbsp;<a href="http://grupolibertarioacciondirecta.wordpress.com/2013/01/24/partido-z/">http://grupolibertarioacciondirecta.wordpress.com/2013/01/24/partido-z/</a></p>