CÓRDOBA//
Ocupación simbólica de una finca de los Alba

El Sindicato de Obreros del Campo
(SOC) movilizó a unas 1.000
personas durante los días 30 de
abril y 1 de mayo para realizar
una ocupación simbólica de la
finca Buenavista, propiedad de la
duquesa de Alba, situada en la localidad
de El Carpio (Córdoba).

31/05/06 · 18:51
Edición impresa

El Sindicato de Obreros del Campo
(SOC) movilizó a unas 1.000
personas durante los días 30 de
abril y 1 de mayo para realizar
una ocupación simbólica de la
finca Buenavista, propiedad de la
duquesa de Alba, situada en la localidad
de El Carpio (Córdoba).

El objetivo era denunciar que la
mayor parte de las subvenciones
europeas al campo andaluz van a
parar a manos de los grandes
propietarios, como la duquesa,
fomentando el enriquecimiento
de los terratenientes y la precaria
situación de los pequeños propietarios
y cooperativas.

La convocatoria fue especial, en
estos momentos en los que se discute
sobre la reforma del estatuto
de autonomía de Andalucía, dado
que el SOC reivindica que el texto
incluya la reforma agraria y una
agricultura libre de transgénicos.
En la jornada del 30 de abril jornaleros
llegados de todas las provincias
de Andalucía se fueron
agrupando frente a la tapia para
proceder a la ocupación. Como si
de una cumbre se tratase, el fuerte
dispositivo que la Guardia Civil
había preparado para defender la
finca de la duquesa, constaba, no
solo de números del instituto armado,
sino también de fuerzas especiales
y un cercado de alambre
de espino en las zonas más bajas
de la tapia del cortijo. La tensa situación
ante el impedimento de
acercarse o traspasar la valla provocó
que los jornaleros determinasen
mediante asambleas por
pueblos dejar pendiente la ocupación
del cortijo para la simbólica
fecha del 1º de mayo.

Los jornaleros pasaron la noche
en la finca acompañados de fogatas
y buen humor que contrastaban
con unas fuerzas especiales
de la Guardia Civil bastante mal
encaradas. La mañana saludó a
los ocupantes desde las tapias de
la duquesa que esta vez lucían
unas hermosas pintadas que reclamaban
“la tierra para el que la
trabaja”. A media mañana y con
bastante tensión provocada por la
desmedida fuerza policial, la ocupación
del cortijo se logró tras la
entrada de un centenar de jornaleros
en el recinto principal. Se alcanzó
así el objetivo de la ocupación
y el símbolo de los jornaleros
andaluces cantando orgullosos su
himno desde el mismo centro del
poderío terrateniente.

Por otra parte, al cierre de esta
edición el SOC tenía previsto
presentar el 9 de mayo una querella
contra la duquesa de Alba
por “injurias” a los jornaleros tras
una concentración organizada
por éstos en su contra. El SOC
exige que la terrateniente se
retracte de sus palabras.

Tags relacionados: Ecología Transgénicos
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto