Miles de personas siguen tomando las calles en Brasil
Nuevas protestas en Rio de Janeiro tras el final de la Copa Confederaciones

Los manifestantes han elegido los alrededores de los estadios de futbol para la protesta. Durante la final de la Copa Confederaciones, miles de brasileños se manifestaban a las puertas del Maracaná. Además, se ha convocado una huelga general para el 11 de julio.

, Rio de Janeiro
02/07/13 · 12:16
Manifestaciones en el centro de Río de Janeiro.

El domingo se jugó en el Estadio del Maracaná, en Rio de Janeiro, la final de la Copa de las Confederaciones –un ensayo general para el Mundial de fútbol–, que enfrentó a las selecciones de Brasil y España. Pero era en el entorno del Maracaná donde muchos cariocas tenían puestos sus ojos y sus energías en una masiva manifestación, con cerca de 10.000 personas que cerraba la cuarta semana de movilizaciones en todo Brasil. A diferencia de lo que ocurrió en los primeros días, ahora las movilizaciones se multiplican por barrios, periferias de las ciudades, medias y pequeñas. Además, empiezan a surgir análisis y contenidos políticos, que abogan por  radicalizar el movimiento. Esta es la tendencia  tras las manifestaciones del 20J, que se sucedieron en todo el país.

La presencia de grupos de derechas compartiendo protestas con movimientos políticos como el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST), o las demandas de las personas que viven en las favelas han puesto de manifiesto la realidad social brasileña, una de las más desiguales del mundo, según Naciones Unidas.

En Rio de Janeiro, el 24J uno de los barrios más pobres de la ciudad, la favela de Maré, convocó una manifestación que terminó con diez muertos por la represión policial. El Gobierno ha sacado estos días a las calles a miles de policías que utilizan principalmente pelotas de goma, pero que en ocasiones han utilizado munición real. Ese fue el caso en la favela de Maré pero también en el entorno de la Asamblea Legislativa (ALERJ) y del Maracaná.

En las distintas regiones de Brasil han surgido numerosas protestas. La mayoría se han desarrollado para protestar en los estadios de fútbol de Belo Horizonte, Recife y Rio de Janeiro, donde se han producido fuertes enfrentamientos con la policía. Las fuerzas de seguridad emplearon munición real contra los manifestantes en Rio de Janeiro y dispararon contra quiénes intentaban ayudar a un herido en Belo Horizonte. También se han multiplicado las ocupaciones de edificios públicos. En Santa María, esa acción logró que se atendieran las demandas de los encerrados.

Huelga general para le 11 de julio

Mientras, empiezan a organizarse asambleas populares en ciudades y barrios de periferia. En Rio, un grupo de manifestantes ha montado una acampada delante de la residencia del gobernador del Estado. También se ha convocado una huelga general para el 11 de julio, producto de la presión popular hacia los sindicatos 'oficiales' desde las redes sociales.

También se multiplican las iniciativas para formar políticamente a los manifestantes tras los ataques de los partidos tradicionales y los medios de comunicación.Estos últimos días las manifestaciones cuentan con menos personas en la calle que al inicio de la rebelión pero se se han multiplicado a más localidades.
 

Tags relacionados: Brasil Río de Janeiro
+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

Tienda El Salto