UNA NUEVA CLASE: EL PRECARIADO
JPG - 9.8 KB
UNIÓN. Trabajadores en lucha de Barcelona han sumados sus fuerzas./Martín Vega

Mucho ha pasado desde que el
1 de mayo de 1886, las protestas
de más 340.000 obreros
estadounidenses y las muertes

26/04/07 · 0:00
Edición impresa
JPG - 9.8 KB
UNIÓN. Trabajadores en lucha de Barcelona han sumados sus fuerzas./Martín Vega

Mucho ha pasado desde que el
1 de mayo de 1886, las protestas
de más 340.000 obreros
estadounidenses y las muertes
causadas por la represión policial
dieran origen a la celebración del
Día Internacional del Trabajo. Se
han obtenido importantes logros.
Pero otras conquistas empiezan
a perderse. La jornada de ocho
horas, que figuraba como principal
reivindicación que dio origen
a las protestas estadounidenses,
se incumple hoy reiteradamente.
Y nuevas realidades sociales y
económicas hacen aumentar la
precariedad en los puestos de
trabajo y la calidad de vida. Conflictos
ante los que los sindicatos
tradicionales no parecen encontrar
respuesta. Cada vez más,
colectivos como jóvenes precarios,
inmigrantes sin papeles o
víctimas de la especulación apenas
se sienten representados por
los discursos del primero de
mayo. De ahí, con ánimos de
recuperar la combatividad perdida
y denunciar las nuevas lógicas
de explotación, surge el May
Day o primero de mayo alternativo.
La primera convocatoria fue
en Milán en 2001. En 2006 se
celebró en 12 ciudades. En Barcelona,
una de las ciudades
donde más impulso ha tomado
esta iniciativa, se pretende este
año superar las dificultades de
visibilidad social. Para 2007 la
convocatoria ha sido impulsada
por trabajadores en lucha de
diferentes empresas cuyas
demandas se ven constreñidas
por las grandes centrales sindicales.
Desde estas “empresas en
lucha” se llama a todo tipo de
colectivos a sumarse a las peticiones
del May Day, como la
aplicación completa e inmediata
de la directiva europea sobre trabajo
temporal, la libertad de
movimiento y derechos sociales
o el cierre de los centros de
detención de inmigrantes. Participan
en ellas también colectivos
como Papeles para Todos o
V de Vivienda, impulsores también
del May Day barcelonés. Se
trata, explican, de sumar fuerzas.
Para V de Vivienda, el May
Day supone una ocasión excepcional
para expresar su indignación
contra la subida de precios
de los pisos en contraposición a
los salarios laborales.

En Andalucía, tras el éxito de
participación de anteriores ediciones
en Sevilla, el May Day de
2007 se traslada a Málaga,
donde se realizarán acciones de
calle y manifestaciones, así
como proyecciones y un concierto
reivindicativo. El objetivo,
lograr “cinco días de lucha y ‘creacción’
colectiva contra la precariedad,
la especulación, por la
vivienda y nuevos derechos laborales
y sociales” en los que se
espera reunir a los “precarios
rebeldes de toda Andalucía” del
28 de abril al 1 de mayo.

Para esa fecha, también el
colectivo MayDay Madrid ha llamado
a salir a las calles “por un
primero de mayo diferente”. “Necesitamos
dotarnos de un 1 de
mayo no para los empleos de
ayer, sino para las precariedades
de hoy”, señalan.

+A Agrandar texto
+A Disminuir texto
Licencia

comentarios

0

separador

Tienda El Salto